Freediving casually
© Jonathan Almaguer
Freediving

Freediving: El deporte bajo agua que desarrolla cuerpo, mente y espíritu

Descubre las sensaciones de hacer freediving de la mano de una de las campeonas nacionales de Cuba
Por Camila González
3 minutos de lecturaPublicado el
El freediving, buceo libre, o apnea, parece un deporte extremo solo apto para deportistas, profesionales altamente entrenados, que seguramente comenzaron a muy temprana edad a desarrollar las habilidades necesarias para practicarlo, y cumplen rigurosos requisitos de peso, talla y aptitudes fisiológicas.
Sin embargo, Lorena González, campeona nacional de Cuba desde 2016, asegura que es un deporte que puede practicar cualquier persona, sin importar su forma física o la edad de iniciación.
Lo verdaderamente determinante es la condición mental
Lorena González
Playing hide and seek

Playing hide and seek

© Jonathan Almaguer

Según Lorena, una persona puede iniciarse en la apnea en cualquier momento de su vida y su cuerpo experimentará un desarrollo exponencial de sus capacidades fisiológicas.
Los sistemas respiratorio, cardiovascular, circulatorio e inmunológico, son los principales beneficiados de la práctica de este deporte, pues el mismo provoca en el cuerpo modificaciones encaminadas a la optimización del uso del oxígeno.
“En muchos deportes ese disparo de adrenalina que nos acelera el corazón nos da la fuerza extra que necesitamos para lograr las cosas imposibles. Sin embargo, en la apnea tenemos que aprender a manejar nuestra mente y emociones de forma tal que lejos de acelerar nuestros latidos, logremos disminuirlos para poder relajarnos y ahorrar todo el oxígeno que sea posible. Nuestra mente debe permanecer en blanco por lo que cerramos los ojos antes de sumergirnos para apagar la mayor cantidad de información que llega a nuestro cerebro”, nos explica Lorena.
Resting at the bottom of the sea

Resting at the bottom of the sea

© Jonathan Almaguer

Los beneficios del freediving no se limitan a mejorar la salud física de sus practicantes, su aporte va mucho más allá de eso. El incremento en la capacidad de relajación y manejo del estrés, es otra de sus principales ventajas, al respecto nos cuenta su experiencia:
“Cuando nuestro rostro entra en contacto con el agua comienzan nuevas sensaciones que incluyen una mayor relajación y a medida que seguimos sumergiéndonos disminuyen drásticamente los latidos del corazón y nos llega una sensación de paz infinita. En este momento cualquier preocupación que teníamos en la superficie se disuelve y solo estamos nosotros y el silencio de las profundidades. Mientras descendemos debemos permanecer prácticamente inmóviles y sin realizar movimientos bruscos hasta llegar a nuestro objetivo, que en mi caso es mi momento de éxtasis o el Nirvana y nos preparamos para el ascenso”.
“La gente busca paz en el mar”
Lorena González
Back to the surface

Back to the surface

© Jonathan Almaguer

El ejercicio de este deporte desarrolla además, la concentración, la seguridad y confianza en uno mismo. Estos elementos, fundamentales para cultivar una mente saludable, se irán dominando y fortaleciendo a medida que aumenta la intensidad del entrenamiento
Refiriéndose al regreso a la superficie nos comenta: “En este momento es que realmente comienza el ejercicio de control mental porque ya los niveles de CO2 se encuentran más altos y el estímulo respiratorio aumenta por lo que se intensifican las ganas de respirar. Ahí es cuando realmente se vuelve difícil este deporte, porque cuando nos desesperamos por regresar a la superficie, consumimos más oxígeno, por lo que el retorno debe ser de la forma más ecuánime y relajada posible. Al llegar a la superficie esa primera respiración es como si tragáramos en lugar de aire, vida. Todo se vuelve más claro y te hace sentir que puedes superar cualquier meta en la vida. Te hace sentir más fuerte física y mentalmente”.
Sunlight under water

Sunlight under water

© Jonathan Almaguer

(...) esa primera respiración es como si tragáramos en lugar de aire, vida.
Lorena González
La habilidad de desconectarse de asuntos ajenos a la actividad que se está realizando y enfocarse únicamente en la misma, ayudan a crear mecanismos para afrontar problemas y superar metas.
Ahora que sabes todos los beneficios del freediving y conoces las increíbles sensaciones que desata, ¿te atreves a practicarlo?