BaileBreaking

Conoce a la B-Girl Aruna

© Nika Kramer
Por Tracy Kawalik
Estamos entrevistando a algunas de las pioneras de la escena del baile. Ahora ha llegado el momento de conocer a la B-Girl neerlandesa Aruna.
¿Qué consejos le darías a las B-Girls que están empezando?
Yo empezaría por desarrollarme como una artista integral, para ello trabajaría en mis habilidades y llevaría a la práctica los valores del hip-hop. Gran parte del trabajo de una artista es reflejar su época. Hay que conocer la historia y la política y cómo todo eso afecta a tu comunidad. La mayoría de la gente se siente atraída en primer lugar por las habilidades pero es importante recordar que somos modelos a seguir. Debes tener una opinión clara sobre la justicia social, la salud, el poder… No puedes ser una líder en la comunidad si no tienes una visión. Si yo fuese a empezar como B-Girl me centraría en todo esto que acabo de decir.
Cuando dejé de batallar en las competiciones mi mente se abrió a todo lo que estaba a mi alrededor.B-Girl Aruna
¿Por qué es tan importante conocer la historia de la cultura del hip-hop?
Para mí el hip-hop es más que un arte, no solo se trata de ritmos y movimientos, en esencia es un fenómeno de resistencia. ¿Cuáles son los valores del hip-hop para ti? ¿Cómo afectan a tu situación? No es lo mismo alguien que haya crecido haciendo breaking en el Bronx, que alguien en Róterdam, Ucrania, Tailandia o Sudáfrica. Pero es importante encontrar lo que sea importante para ti y al mismo tiempo conocer la historia de la cultura que nos ha traído hasta donde estamos hoy.
¿Por qué decidiste convertirte en una B-Girl?
Bueno, en realidad fue algo que se decidió por mí. Siempre fui una B-Girl, incluso antes de empezar a interesarme por el breaking. Los ingredientes ya estaban allí: la mentalidad, mi imagen, la manera de vestir, cómo me comportaba, etc. Solo que donde vivía el breaking apareció cuando yo ya tenía 21 años. Al descubrir el breaking tuve la oportunidad de canalizar en esa forma artística todo lo que tenía dentro.
Imagen de la B-Girl Aruna girando sobre su cabeza.
La B-Girl Aruna haciendo headspin
¿Qué te impulsó a integrar una conciencia política en tu arte como B-Girl?
Empezó cuando dejé de bailar de forma competitiva. Cuando dejé de batallar en las competiciones mi mente se abrió a todo lo que estaba a mi alrededor. Esto ocurrió 15 años más tarde pero hace falta tiempo no solo para desarrollarte como artista sino para entender lo que ocurre. Para ello es necesario leer y hablar con la gente.
¿Siempre tuviste un punto de vista político en tu baile?
En realidad no. Al principio estaba concentrada en los movimientos y en la relación con la música, así es como hemos empezado la mayoría. Pensaba mucho en la música y en el baile, además de en mi equipo. El objetivo era desarrollarnos como artistas y como atletas.
¿Cómo evolucionó el estilo de tu breaking con tus opiniones?
Cuando cambió mi objetivo, los movimientos siguieron siendo los mismos pero la intención era diferente. Lo que cambió fue cuándo elijo bailar, dónde elijo bailar y con quién elijo bailar.
No debemos olvidar que las competiciones son solo una parte de la escena.B-Girl Aruna
¿Cuál crees que ha sido el cambio más positivo en la escena de las B-Girls?
Las habilidades están evolucionando, la cantidad de B-Girls está evolucionando y los roles están evolucionando. Por ejemplo, cuando yo empecé estaban Rokafella, Asia One, Honey Rockwell, y unas cuantas chicas más del otro lado del mundo que había visto en cintas de vídeo. No había muchos roles femeninos. En mi comunidad la historia del hip-hop y la justicia social no eran asuntos importantes. Hoy es diferente y poco a poco las mujeres están llegando a posiciones de poder. Por ejemplo, Rokafella hace documentales y tiene una compañía de hip-hop con su marido, Kwikstep. Honey Rockwell tiene una escuela. J-Skillz cuenta con una plataforma que es muy fuerte, al igual que B-Girl Hurricane, una europea que es para mí un modelo a seguir. Así todo pienso que ahora hay ejemplos más fuertes, todavía hay mucha presión en nuestro sistema de valores.
¿Cuál es el mayor cambio que necesita la escena de las B-Girls en 2019?
Tenemos que estar más presentes, nos podemos ayudar mucho más unas a otras. El hip-hop está siendo saqueado por motivos comerciales. Nuestros valores están en juego. No sé quién lo ve como un problema. Creo que depende de cómo hayas sido educada. Quiero vivir siguiendo los valores de esta cultura. En la escena actual parece que tienes que elegir entre comer o ser comido. No debemos olvidar que las competiciones son solo una parte de la escena, pero hay algunos B-Boys y B-Girls que solo se preocupan por las clasificaciones y las batallas famosas.
¿Cuál es la clave para mantenerte como B-Girl?
Depende, como ya dije yo misma era una B-Girl antes de empezar a hacer breaking y seguiré siendo una B-Girl cuando deje de hacer breaking. Lo llevo dentro, es lo que soy. Tus creencias, tu ética, tus ideales, todo eso no caduca nunca. Si te has metido en el hip-hop porque te encanta girar sobre tu cabeza llegará un momento en el que no lo podrás hacer y todo se habrá acabado para ti. En realidad depende de tu enfoque.