Método Google
© Google
Productivity

Empleados felices: el método “a lo Google”

Una importante fuga de trabajadores hizo al departamento de Recursos Humanos del gigante de Silicon Valley replantearse algunas cosas
Por Nicolás Lavín
Publicado el
Una de las mejores empresas para trabajar en el mundo es Google, aunque el trabajo es duro, muchos ven como un sueño el llegar a esta compañía. ¿Por qué? Pues porque su atractiva forma de trabajar con sus empleados es algo que no cualquier empresa podría costear. Sin embargo, hace algunos años el departamento de recursos humanos notó un problema: una gran fuga de mujeres abandonban la empresa.
En silicon valley (California), la mayoria de las compañias estan habitadas por ingenieros y ejecutivos masculinos y uno de los objetivos de Google es potenciar la fuerza femenina en sus oficinas. Ademas de un problema de equidad de género, complica el recutamiento de nuevos integrantes. A diferencia de la mayoría de los sectores de la economía, el mercado de los empleados de tecnología de primer nivel es extremadamente estrecho. Google lucha por los trabajadores potenciales con Apple, Facebook, Amazon, Microsoft y crecientes startups del lugar, por lo que la salida de cada empleado desata un costoso y lento proceso de reclutamiento.
Después estaba el problema de la felicidad. Google monitorea el bienestar de sus empleados constantemente, tanto que llega a parecer absurdo para quienes trabajan fuera de sus oficinas. El resultado de las encuestas entre las mujeres sugería que podría haber algo mal en la máquina de la felicidad de la compañía. Y si existe alguna señal de que la alegría entre los “googlers” (denominacion a empleados de Google), está en decadencia, es obligación del departamento de recursos humanos de Google el averiguar por qué y cómo solucionarlo.
El mejor método
El mejor método
El departamento de recursos humanos del gigante tecnológico investigó el problema de las mujeres y encontró otro problema: las mujeres que acababan de parir dejaban la empresa en un porcentaje que duplicaba la tasa de salida promedio. En ese entonces, Google ofrecía el plan de maternidad estándar de la industria. Después de que una mujer tenía un bebé, se le otorgaban 12 semanas de licencia paga.
Así fue como pusieron manos a la obra y reemplazaron ese plan en el 2007. En adelante las madres pasaron a tener cinco meses de descanso con remuneración completa y todos los beneficios, y se les permitió administrar ese tiempo como quisieran. Esto incluía la posibilidad de irse de licencia un poco antes de la fecha del parto o reintegrarse antes y guardar algo de tiempo para cuando el bebé fuera más grande. Además, Google comenzó a ofrecer siete semanas libres a los empleados que acababan de ser papás.
El plan de maternidad de cinco meses de ausencia, por ejemplo, fue una victoria para la empresa. Después de que comenzara a regir, la tasa de deserción de Google para las nuevas madres pasó a estar dentro del promedio del resto de la empresa. Hubo una reducción del 50%, suficiente para diagnosticar con éxito las nuevas reglas del juego.
Lo que es más, la felicidad (medida por una encuesta anual que realizan a los empleados) aumentó también. Y, lo mejor de todo para la empresa, la nueva política de licencia era rentable.
Los beneficios que te harán volar la cabeza
Empleados felices
Empleados felices
A veces la generosidad de Google puede parecer excesiva, noble pero un desperdicio desde la perspectiva de las ganancias. La revista Forbes por ejemplo, publicó un beneficio de Google que por años era desconocido: cuando un empleado muere, la compañía paga a su cónyuge o pareja estable la mitad del sueldo del difunto durante una década. Inpensado para cualquier empresa verdad?
Bowling, pisicnas, canchas de voley, cortes de pelo, masajes, yoga, gimnasio, pool, ping pong, Xbox 360, Playstation 3, patios de comida con chefs especializados, servicio de lavado de ropa, bicicletas para andar por el sector. Son algunas de las ventajas que poseen los empleados de Google dentro del complejo con más de 8.000 empleados en el que funciona el núcleo de la empresa, en el corazón del Silicon Valley, California.
Sin embargo, sería un error concluir que Google reparte tales gratificaciones solo porque son amables. La compañía supervisa rigurosamente una serie de datos sobre cómo los empleados responden a los beneficios en sentido a los resultados de la producción que generan y rara veces desperdician el dinero.
Para que los empleados puedan ser más productivos, Google busca que sus empleados estén siempre relajados y a gusto, con suficiente tiempo disponible para el libre quehacer y la socialización. Por eso, por ejemplo, es que aplican desde hace años el “20% Time Program”, que permite a los “Googlers” utilizar una parte de su tiempo de trabajo (un día por semana) en proyectos propios que no estén ligados con su función básica en la empresa. Así, se les da la posibilidad de encarar sin apuro proyectos a mediano plazo, enfocados en algo que los apasiona, lo que quieran, pudiendo utilizar la estructura y los recursos de la empresa para avanzar.
Pese a los desmanes que pasaron por la gran falta de mujeres en su equipo de trabajo, hoy en día el 30% de los empleados de la compañía son mujeres, pocentaje que supera cualquier rango en la industria. Google sigue liderando la lista de las compañias tecnologicas más innovadoras y con el mejor ranking de felicidad entre sus trabajadores.
Abre tus #alaas y dejate llevar por un tour en las oficinas del gigante Google Inc.