CuKz3DIWcAAYXrf.jpg

5 finales que nunca podremos olvidar de la Champions League

© UEFA

Estos son algunos de los partidos que han marcado la historia de esta competición y nos han demostrado que el fútbol no sabe de imposibles.

A días del encuentro entre Real Madrid y Liverpool que definirá al nuevo campeón de la Champions League, recordamos algunas de las finales más emocionantes de los últimos años. Esos partidos que, por la épica, la calidad de juego y las inolvidables postales que dejan, quedarán para siempre marcados en la memoria de los fanáticos del futbol.

Hasta el último minuto: la victoria de los que luchan

La final de 1999 enfrentó a Bayern Múnich y Manchester United. Fue un partido muy disputado que es recordado por una de las definiciones más emocionantes en esta competición y demostrando que en el futbol cualquier cosa puede pasar.

El equipo alemán ganaba por 1-0 y llegado el minuto 90 comenzaba a festejar el título. Pero los Diablos Rojos dirigidos por Alex Ferguson tenían algo más que decir. Con goles de Teddy Sherinham en el (90+1) y Ole Gunnar Solskjær (90+3), dieron vuelta un partido que ya terminaba y pudieron festejar frente a la desazón del cuadro alemán.

Nada es imposible: El milagro de Estambul

Liverpool y Milan disputaron la final de la temporada 2004- 2005. Más allá de la calidad de ambos equipos y historia detrás de sus camisetas, este partido es recordado por hacer lo imposible realidad. En Estambul, Liverpool consiguió lo que nadie esperaba.

Tras irse al descanso perdiendo por tres goles a cero, el cuadro ingles volvió a la cancha y logró una hazaña memorable. Con anotaciones de Gerrard, Smicer y Alonso, lograron empatar un encuentro que parecía perdido. En partido llegó a definirse por penales, donde Liverpool le torció la mano al destino y se quedó con un campeonato histórico.

La clase de Zidane inmortalizada

El enfrentamiento que definió la Champions del 2002, es recordado por uno de los goles más impresionantes de estas instancias. Uno de los mejores jugadores de la historia y actual técnico del Real Madrid, le dio a la casa blanca el título, tras vencer al Bayer Leverkusen.

La inolvidable volea del francés, tras centro de otro histórico del Madrid, Roberto Carlos, sentenció un partido que le permitiría al cuadro español alcanzar su novena Copa de Campeones. Allí comenzó un periodo de esquivos campeonatos para los merengues. Tendrían que pasar 12 años para que los madridistas pudieran disfrutar de la “decima”.

Ronaldinho devuelve la alegría a Barcelona

Desde la llegada de Ronaldinho al cuadro Catalán, la afición del Barcelona volvió a sonreír. Volvieron los triunfos, los trofeos de Liga y el juego del brasileño parecía de fantasía. Pero faltaba la gloria internacional.

En 2006 los dirigidos por Frank Rijkaard se enfrentaron a Arsenal. Allí, tras vencer a los ingleses por 2-1, con goles de Samuel Eto’o y Juliano Belletti, marcaron el inicio de una generación que años después sería invencible. Tras 14 años de sequía, Barcelona volvió a alcanzar la Liga de Campeones.

La gloria completa de la mano de Pep

El partido final de la Champions 2011 no es recordado por una disputa reñida o una remontada épica, sino por la exhibición de fútbol que realizó el Barcelona de Pep Guardiola. Con uno de los planteles más exitosos de la historia del club, el conjunto catalán derroto a Manchester United por un claro 3-1.

El partido se jugó en Wembley ante casi 90 mil personas, quienes pudieron ver las anotaciones de Wayne Rooney para los ingleses y de Pedro, Messi y David Villa para los españoles. Ese día los dirigidos de Pep, demostraron estar un escalón más arriba que cualquier equipo del fútbol mundial en ese momento.