El último título de Sucker Punch requiere que entiendas el flujo del combate para poder dominar el juego.
© Sony Interactive Entertainment
Games

Cómo dominar el combate en Ghost of Tsushima

El combate en Ghost of Tsushima logra el equilibrio perfecto entre ser fácil de aprender, pero difícil de dominar: esta guía te ayudará a moverte como un auténtico samurái.
Por Stacey Henley
9 minutos leídosPublicado el
El combate free-flowing (fluye libremente) es probablemente una de las características más entrañables de Ghost of Tsushima, pero es fácil perder el control si no sabes lo que haces, y eso solo terminará mal para ti. Para superar las hordas enemigas, tendrás que saber cómo abordar las batallas, cómo vencer a todo tipo de oponentes, qué hechizos usar, cómo encadenar muertes, de qué enemigos desconfiar y, finalmente, cómo ser el samurái definitivo.
Algunas misiones del juego te obligan a una lucha más directa, mientras que otras te obligan a usar el sigilo. Sin embargo, en gran medida, tienes que elegir cómo abordar cada encuentro. Esta guía va enfocada en la experiencia del samurái de acción total, pero si quieres ir por otro camino, consulta nuestra guía de sigilo sobre cómo convertirte en el Fantasma definitivo.

Ganar los enfrentamientos

Captura de pantalla de Ghost of Tsushima.

Ganar los enfrentamientos en Ghost of Tsushima te hará cada vez más letal

© Sony Interactive Entertainment

Los enfrentamientos son la forma más probable en la que serás arrastrado al combate dejando de lado el sigilo, pero también pueden ayudarte a acabar con muchos enemigos, aumentar tu medidor de la Postura del Fantasma y hacer crecer tu leyenda. Merece la pena aprovecharlos al máximo.
Cuando te acerques a un grupo de enemigos, aparecerá un botón que te pedirá que pulses hasta el enfrentamiento. Esto hace que Jin grite por entablar un combate con espada de uno contra uno. Debes pulsar Triángulo y mantenerlo presionado hasta que el enemigo esté a punto de atacar; si tu sincronización es correcta, lo abrirás en canal de un solo golpe. Las primeras batallas son relativamente fáciles, pero los enemigos posteriores serán lo suficientemente hábiles para esquivar tu primer ataque: los Straw Hats son particularmente malos para esto. Lo mejor es esperar a que el enemigo esté casi encima de ti antes de soltar el golpe; físicamente no darán un paso adelante a menos que sea un ataque real, así que estate atento.
A través de Técnicas (que se explican más adelante), puedes encadenar tres ataques a la vez, con los enemigos corriendo hacia ti después de ganar el primer enfrentamiento. El uso de la armadura del clan Sakai te permite un desafío adicional a tu racha, lo que significa que puedes matar hasta 5 enemigos en lugar de 3. Cuando desbloqueas la Postura del Fantasma, obtener tantos aumentos es una gran ventaja.

Cómo usar las posturas

Una de las Posturas en Ghost of Tsushima.

Usa eficazmente las posturas para contrarrestar los ataques del enemigo

© Sony Interactive Entertainment

Aparte de los enfrentamientos, todas las demás batallas del juego se juegan en Posturas. Hay cuatro en total: Piedra, Agua, Viento y Luna. Cada una de estas posturas corresponde a diferentes disciplinas del enemigo; espadas, escudos, lanzas y salvajes, respectivamente. Usarlas es bastante sencillo (mantén pulsado R2, y luego un botón de cara, dependiendo de con quién estés luchando). Pero cuando te enfrentas a un buen puñado de rivales, puede ser difícil mantener el ritmo y cambiar la postura para cada oponente. Sin embargo, si no te adaptas, morirás; las posturas son así de importantes.
Las posturas cambian la forma del cuerpo de Jin, y una postura incorrecta significa que tus ataques serán en gran medida ineficaces. El juego se ralentiza cuando sostienes R2, así que cambiar es bastante simple una vez que te acostumbras. Probablemente notarás que las lanzas y los salvajes te dan muchos más problemas en el primer acto, ya que aún no tendrás desbloqueadas las posturas correctas para contrarrestarlos.
Las posturas se desbloquean eliminando a los líderes, y aunque encontrarás suficientes en la historia principal para conseguirlas todas, eso también significa pasar mucho tiempo luchando con salvajes innecesariamente. Libera las granjas y pueblos desde el principio para derrotar a los líderes más débiles y conseguir que las posturas que te faltan hagan más fácil el enfrentamiento con los enemigos anteriores.

Postura del Fantasma

Entender cómo usar la Postura del Fantasma hará que algunas batallas difíciles sean pan comido.

La Postura del Fantasma en Ghost of Tsushima

© Sony Interactive Entertainment

Hay técnicamente una quinta postura, que se desbloquea matando a Temuge en el acto II. Esta es la Postura Fantasma, y hace que Jin sea invulnerable además de permitirle realizar matanzas de un solo golpe por un tiempo limitado. También tiene la habilidad de aterrorizar, lo que significa que los enemigos huirán al verlo.
Una vez que esta postura ha sido desbloqueada, hay dos maneras de activarla. Una es matar a un Líder, desbloqueándola al instante, mientras que la otra es matar a suficientes enemigos seguidos sin recibir ningún daño para llenar la barra de la esquina inferior de la pantalla. El daño por caída no cuenta, pero el retroceso de tus propias bombas sí.
Una vez que el medidor se haya llenado lo suficiente, una máscara Fantasma parpadeará en la esquina inferior de la pantalla. Al hacer clic en L3 y R3, la pantalla se volverá blanca y negra, y te permitirá cortar a rodajas a tus enemigos a voluntad.

Desplazamientos y ataques

Mezclar patrones de ataque y utilizar todas las herramientas a tu disposición hará que el juego sea mucho más fácil

Encadena varios ataques en Ghost of Tsushima

© Sony Interactive Entertainment

Si bien es necesario entender las posturas para enfrentarte a todos los que vienen, ayudaría si también supieras cómo luchar realmente. El combate cuerpo a cuerpo de Ghost of Tsushima consiste básicamente en hacer tambalear al enemigo para romper su guardia, y luego atacarlo para disminuir su salud, pero hay muchas maneras de hacer que esto funcione más fácilmente.
Cada postura viene con ataques únicos, con más actualizaciones que se desbloquearán a medida que avances en el juego. Las lanzas suelen ser el enemigo más difícil, mientras que las espadas son las más comunes, por lo que vale la pena invertir en las posturas de piedra y viento desde el principio. También querrás desbloquear todas las diferentes técnicas de Parada lo antes posible, ya que estas técnicas hacen que los ataques que puedes parar brillen en azul. Justo antes de que un ataque te alcance, toca L1 y luego Cuadrado para alejar su arma y luego devuelve el golpe con decisión. Si consigues enfrentarte a un enemigo en solitario, espera la oportunidad para una Parada Perfecta pues es mejor que limitarse a golpearle.
En grupos más grandes, querrás seleccionar a los enemigos por turnos. Esto significa tener la postura correcta, y luego usar ataques Triángulo para romper la barra blanca sobre su cabeza. Esto hace que tus enemigos sean más vulnerables a otros ataques y te permite hacer un daño considerable como resultado. Usa el Círculo para alejarte de los ataques rojos y no tengas miedo de cambiar de posición varias veces cuando se acerque cada enemigo. Sin bloqueo, la caza de un solo enemigo a menudo te deja sobreexpuesto.
En general, es mejor seguir con rápidos golpes de Triángulo hasta que la guardia del oponente esté casi baja, y luego mantenerlo o usar los combos de Postura desbloqueados cuando estén a punto de volverse vulnerables. La excepción a esto es la clase salvaje: son muy lentos, por lo que mantener el Triángulo en la posición de la Luna es una tarea más fácil, y a menudo los saca antes de que sepan lo que ha pasado.
Si alguna vez te encuentras con un enemigo cuando tu Postura correspondiente no ha sido desbloqueada, intenta colarte detrás de ellos y consigue algunos golpes fáciles a sus espaldas.
Las armas Fantasma serán de gran ayuda para derrotar incluso a los enemigos más duros; para verlas con más profundidad, consulta nuestra guía Fantasma.

Tiro con arco

Contrarrestar los arqueros y aprender a usar tu propio arco es esencial para tener éxito en el mundo de Ghost of Tsushima

Tiro con Arco en Ghost of Tsushima

© Sony Interactive Entertainment

Los arqueros son, de lejos, los enemigos más molestos del juego. Sin equipar muchos Hechizos, tu tiro con arco es ineficaz, pero el enemigo es mortal. Es posible utilizar bien el tiro con arco, pero teniendo en cuenta que los enemigos se precipitan a menudo hacia ti, el área de impacto en la cabeza parece muy pequeña, el zoom del objetivo es mínimo y, más tarde, los halcones hacen círculos sobre tu cabeza revelando tu posición. Por lo tanto, rara vez vale la pena molestarse con las habilidades del arco.
Los arqueros enemigos no sufren este problema. Gritan para avisarte cuando están a punto de disparar, pero eso es lo más útil que pueden hacer. Los arqueros enemigos son devastadoramente precisos. Empiezan a usar flechas en llamas a mitad del Acto II (debes detenerte, dejarte caer y rodar en círculo para apagar las llamas), y causan estragos en tu racha Fantasma. Asegúrate de eliminarlos tan pronto como puedas.
Si bien es horrible hacerles frente cuando alcanzan nuevos niveles, especialmente cuando hay más de uno lanzándote flechas, puedes abatirlos fácilmente, y si puedes ponerte detrás de ellos, encontrarás que son aún menos astutos que los guerreros.

Terreno elevado

Llegar a un terreno más alto puede ser tanto una bendición como una maldición.

Busca un terreno elevado en Ghost of Tsushima

© Sony Interactive Entertainment

Mientras que los arqueros son una molestia, sus posiciones elevadas ofrecen una oportunidad interesante para los jugadores astutos. Si un enemigo te ve, a veces vale la pena correr hacia la escalera más cercana: tus enemigos te perseguirán uno por uno y normalmente podrás derribarlos sin demasiados problemas al no poder flanquearte.
Asegúrate de que no haya arqueros alrededor si te diriges a un terreno elevado. En estas batallas a gran altura se trata de la velocidad, e incluso una sola flecha puede costarte la ventaja, dejándote en un pequeño rincón mientras tres guerreros te cortan en pedazos.

Hechizos y técnicas

Saber qué encantamientos equipar y qué técnicas aprender marcará una gran diferencia en cómo jugar a Ghost of Tsushima

Técnicas y Hechizos en Ghost of Tsushima

© Sony Interactive Entertainment

A medida que avanzas en el juego, desbloquearás varios hechizos y técnicas. Los Amuletos se ganan con misiones secundarias (desbloqueas más ranuras en los Santuarios del Zorro), mientras que aumentas de Técnica completando misiones o derrotando enemigos, y pueden ser usadas para Desvío, Evasión, Míticas, Postura, Exploración, Evolución y Fantasma. Los hechizos pueden mezclarse y emparejarse a voluntad, mientras que las Técnicas aprendidas son permanentes.
Debido a la gran variedad de enfoques que se ofrecen, querrás cambiar los Hechizos que has equipado para cada misión, y querrás un equilibrio de todas las Técnicas que aprendas (aparte de la Exploración).
Los hechizos se dividen en Ataque, Defensa, Alcance, Fantasma y Especial. Equipar el hechizo que hace que las bombas de humo te curen es siempre una buena idea, pero aparte de eso, una estrategia de juego de acción se apoyará fuertemente en los Hechizos de Ataque. Apalear, Doble Destrucción y Ferocidad son opciones sólidas, junto con Resistencia o Vitalidad para cuando las cosas se pongan difíciles, o Retorno Rápido y Precisión si intentas hacer tiro con arco.
Las armas fantasmas están incluidas en la Guía del sigilo, pero sin duda querrás Paro de Curación perfecta, Golpe Corredor, Paro de Lanza Inquebrantable y, al menos, las dos primeras actualizaciones para cada Postura cubierta.