El piloto de Cervera no ha perdido un ápice su agresividad
© Repsol
MotoGP
Así de fuerte vuelve Marc Márquez a MotoGP
El ocho veces campeón del mundo ha demostrado su capacidad para superar los obstáculos y, como siempre ha hecho, regresa con la motivación a tope para luchar por la victoria.
Por Ildefonso García
Publicado el
En julio de 2020 se produjo la lesión más importante de la carrera de Marc Márquez. Nueve meses después ha confirmado su vuelta. Como el mismo asegura, se ha retrasado tanto porque quería estar seguro del volver al 100%. Los grandes campeones se diferencian de los buenos pilotos en que, después de una caída o de una lesión, regresan más fuertes, más maduros y con la ambición intacta.
Para tener ocho títulos del mundo, uno en 125 cc, uno en Moto2 y seis en MotoGP hay que ser un piloto excepcional. En Marc Márquez se unen varias virtudes difíciles de encontrar en una misma persona: talento, trabajo, inteligencia, agresividad, experiencia, valor y un punto de picardía.
Cuando vuelva voy a ser y quiero ser el mismo.
Marc Márquez durante una sesión de entrenamiento en Cervera, el 20 de noviembre de 2017.
¡Un toro!

Marc siempre ha vuelto más fuerte después de sus lesiones

Si repasamos la carrera deportiva del piloto del Repsol Honda Team vemos que no ha estado exenta de lesiones: roturas en las extremidades, un serio problema de visión, los dos hombros que se le salían con tanta facilidad que tuvo que pasar por el quirófano para arreglar primero el izquierdo y luego el derecho. Hasta que llegó la madre de todas las lesiones, una rotura de húmero (algo muy poco común en el motociclismo) a lo que siguió un rosario de complicaciones.
A pesar de los percances físicos, siempre ha continuado haciendo gala de una velocidad y agresividad marca de la casa. En la temporada de 2019 su peor resultado fue un segundo puesto con la excepción de la caída sufrida en Texas (su circuito talismán). Las estadísticas del ilerdense lo colocan en el Olimpo motociclista.
He aprendido que carreras hay muchas pero cuerpo solo uno.
Con frecuencia ha buscado el límite hasta caer en los entrenamientos y, con la lección aprendida, ganar la carrera. Otra de las cualidades que lo ha puesto por encima de sus rivales ha sido la capacidad de salvar situaciones que habrían llevado por tierra a cualquier otro piloto de MotoGP. El tren delantero de la Honda es crítico y nadie lo domina mejor que él. Las salvadas de Marc son ya legendarias y demuestran un dominio de la moto que, a veces, contradice las leyes de la física.
Marc Márquez durante los test de Catar, el 23 de febrero de 2020.
Quiere volver a hincar el codo
Como se suele decir, “es muy fácil nadar fuera del agua”. Ahora vemos que fue una decisión errónea volver a intentar participar en un Gran Premio solo cuatro días después de haber sido operado de una rotura de húmero, uno de los huesos más largos del cuerpo. Lo positivo de la lesión es que Marc ha crecido como persona y como piloto. La experiencia le valdrá para ser todavía más fuerte.
¿Qué me ha enseñado la lesión? Que esto puede acabar cuando menos te lo esperas, pero esto tampoco va a cambiar mi estilo.
Repasemos los 9 nueve meses más duros de la carrera deportiva de Marc Márquez, un periodo de tiempo en el que el piloto tuvo que pasar tres veces por el quirófano.

Una remontada cortada en seco

Marc Márquez sufrió una fuerte caída el 19 de julio de 2020, durante el Gran Premio de España celebrado en el circuito de Jerez-Ángel Nieto. Tras liderar la carrera, en un momento se salió de la pista, luego remontó 13 posiciones hasta que una aparatosa caída paró de manera abrupta su remontada. La moto le golpeó el brazo y el piloto se fracturó el húmero derecho y a partir de ahí iba a comenzar un año difícil.

Primera operación

Pasó por el quirófano el 21 de julio de 2020. La fractura se fijó con una placa y se comprobó que el nervio radial no se había visto afectado. En el Hospital Universitari Dexeus se llevó a cabo la intervención a cargo del Dr. Xavier Mir y su equipo, en colaboración con el Dr. Barrera.

Se prueba en el Gran Premio de Andalucía

Tras haberse operado el martes, el piloto del equipo Repsol Honda tomó la decisión de no continuar en el Gran Premio de Andalucía después de completar las dos sesiones de entrenamientos libres del sábado. Marc lo había intentado solo cuatro días después de haber pasado por el quirófano.
Marc Márquez durante el Gran Premio de España de 2020 en el circuito de Jerez-Ángel Nieto.
Marc Márquez vuelve a la acción
“Durante todo este proceso he escuchado a los doctores y a mi cuerpo. Hoy por la mañana me he sentido bien y estábamos satisfechos con nuestro progreso. Sin embargo, cuando ha llegado el momento de rebajar los tiempos –en ese momento hay que ser menos consistente y algo más agresivo-, el brazo no tenía fuerza. No sé si ha sido por la inflamación o por el calor, pero sabía que tenía que escuchar a mi cuerpo”, confesaba Marc.

Segunda operación

El piloto es intervenido por segunda vez en el húmero derecho el 3 de agosto de 2020 porque la placa de titanio estaba dañada debido a la acumulación de estrés. “Marc Márquez fue operado hace 13 días y hoy ha tenido que volver a pasar por el quirófano. Una acumulación de estrés en la zona operada ha provocado que el implante cediera, consecuentemente se ha producido una fractura per-implante, por lo que se ha procedido a retirar la placa de titanio y sustituirla por una fijación nueva”, explicó el Dr. Xavier Mir.

Tercera operación

Marc pasa por el quirófano en el Hospital Ruber Internacional de Madrid a principios de diciembre de 2020, donde se le atiende de una pseudoartrosis del húmero derecho (infección en el hueso). En la operación se le retiró la placa previa para colocarle una nueva con aporte de injerto de cresta ilíaca, asociado a un colgajo libre córtico-perióstico. La operación duró ocho horas.

Mejor, pero mejor no correr

El 22 de marzo de 2021, a las 15 semanas de la cirugía en el húmero derecho, se comprobaba una buena respuesta clínica tras la intensificación del entrenamiento. Sin embargo, considerando el tiempo de evolución y el estado actual del proceso de consolidación ósea, los médicos estiman prudente y necesario no acelerar el regreso a los circuitos después de tanto tiempo inactivo, para evitar así poner en riesgo el húmero de Marc Márquez en la alta competición.

¡Marc Márquez recibe el “OK” de los médicos!

El viernes 9 de marzo los médicos por fin soltaban las riendas al purasangre y daban el visto bueno para que tome parte en el Gran Premio de Portugal del 18 de abril.
Las lesiones son inevitables en el motociclismo de competición y el piloto de Repsol Honda tampoco ha sido una excepción. Lo que sí ha quedado claro es que, pese a las dificultades, siempre ha regresado más fuerte y veloz, además de con la lección aprendida.

Marc no lo ve claro: la lesión de Malasia

La fractura del húmero derecho ha sido el problema físico más grave que Marc ha tenido en su carrera deportiva, aunque en 2011 sufrió otro percance que le tuvo varios meses en manos de los médicos y fuera de los circuitos. El problema comenzó el viernes 21 de octubre de 2011 cuando el de Cervera peleaba contra Stefan Bradl por el título de Moto2, que hasta ese momento parecía tener en el bolsillo.
Un error por parte de los comisarios de pista de Sepang, que no avisaron al arrancar el entrenamiento matinal de la presencia de agua por una breve lluvia en una zona del trazado, provocó la caída de varios pilotos (que rodaban con neumáticos slicks), entre ellos el 93. Tras el duro percance empezó a sentir mareos y los médicos aconsejaron que fuera al hotel a descansar. El domingo no mejoraban las condiciones físicas y el piloto decidía no tomar parte en la carrera. Marc veía doble (diplopía) a causa de duro impacto que había recibido en el ojo : "Tienes que tener la vista al 100% porque vas a más de 200 km/h y ya no solo es tu físico, sino también el de los otros pilotos con los que compites”, explicaba.
Los comisarios no avisaron que la pista estaba mojada, lo que provocó la caída de Marc y de otros tres pilotos durante los entrenamientos del GP de Malasia de 2011.
Marc explica sus problemas de visión
El 5 de noviembre de 2011 continuaban los problemas de visión por lo que no pudo tomar parte en el GP de la Comunitat Valenciana (el último del año), lo que daba el título de Moto2 definitivamente a Stefan Bradl. “Aunque hayamos quedado segundos, hemos hecho una gran temporada”, declaraba el piloto que además acababa como el mejor debutante del año, pero los problemas de visión persistían…

Operación en el ojo derecho

El 16 de enero de 2012 fue intervenido para corregirle los problemas de visión en el Hospital Clínico de Barcelona. Marc llevaba ya tres meses con esta dolencia que le provocaba ver doble, aunque había ido recuperándose de forma gradual.

La primera en la frente

El Mundial 2012 comenzaba el 8 de abril en Catar y el de Cervera se hacía con la victoria en la categoría de Moto2 en su regreso a la competición. “No me esperaba esta victoria, después del invierno que hemos pasado, se agradece mucho”. La temporada iba a ser más que brillante, no solo se proclamaba Campeón del Mundo, sino que sumaba 9 victorias y ganaba con una diferencia de 59 puntos sobre el segundo clasificado, Pol Espargaró, que ahora es su compañero de equipo en el Repsol Honda…
Marc Márquez durante el Gran Premio de Qatar de Moto2, el 8 de abril de 2012.
Tras los serios problemas de visión, ganó la primera carrera y el título
El campeonísimo de Cervera ha sufrido varias lesiones serias a lo largo de su carrera deportiva y siempre ha vuelto con más fuerza y determinación que nunca. El 93 regresa para seguir siendo el mejor. Como dijo un periodista inglés tirando de humor británico: “Cuando vuelve el gato, dejan de bailar los ratones”.