Social Innovation4 minutos

Siya Kolisi trabaja por un mundo mejor

La estrella de los Springboks no solo influye en el campo de juego sino también en las comunidades de Sudáfrica.
Por Trish MedalenPublicado el
Siya Kolisi, el capitán de los Springboks, superó todo tipo de obstáculos hasta ganar la Copa del Mundo de Rugby como capitán de la selección de Sudáfrica. Además, ha puesto en marcha la Kolisi Foundation para ayudar a los menos afortunados. En estas líneas la estrella sudafricana nos da algunas claves para luchar por un futuro mejor.

1. Hay que creer que el cambio es posible

Siya Kolisi venía de un entorno muy desfavorecido por lo que tuvo que superar multitud de obstáculos hasta llegar a convertirse en capitán de los Springboks. Para empezar, debió aprender un nuevo idioma y adaptarse a una nueva cultura.
“Pocas cosas me motivan más que mi comunidad. Cada vez que me pongo la camiseta juego por ellos. Juego por todo aquel que haya estado en mis circunstancias o incluso en situaciones peores. No puedes rendirte, a pesar de las circunstancias debes luchar por tus sueños y objetivos”.

2. Encuentra lo que te motive

Kolisi lideró a los Springboks hasta conseguir el título de la Copa del Mundo en 2019, una gesta que le ha convertido en un ejemplo para los niños de Sudáfrica. Si él lo consiguió, ellos también pueden lograrlo. Lo que mueve al atleta es la lucha por la igualdad, no solo en el deporte, sino en todos los aspectos de la vida. Igualdad para todos.
“Lo más importante es saber por qué lo haces. Encuentra algo que te motive de verdad. Entonces tendrás la firmeza y la fuerza necesaria, porque estarás convencido de ello. Te saldrá de dentro”, explica Siya Kolisi.

3. Construye un equipo que esté unido

El lema de la Kolisi Foundation es tener en cuenta “al otro”. Cada persona en la comunidad es importante y todos podemos influir. Esta filosofía empieza con los miembros del personal, de la plantilla.
“Aquí en la oficina todos somos diferentes. Tenemos que conseguir que todo el mundo se sienta apreciado y que tengan la libertad para ser ellos mismos porque esa es la única manera de rendir al máximo. Hay que lograr que todo el mundo sepa que, da igual lo que estén haciendo, su trabajo es importante”, añade Kolisi.
Siya Kolisi durante una sesión de entrenamiento en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, el 7 de septiembre de 2020.
Siya Kolisi está volcado en su fundación

4. Conecta y colabora

“Es importante tener una plataforma en la que puedas expresar tus ideas. Tú solo no puedes cambiar el mundo. A veces hay alguien que es bueno en un aspecto que tú no dominas o quizá a tu idea le falta algo y alguien la complementa. Se trata de ayudarse unos a otros”, dice.

5. Expresa tu mensaje

“Tienes que entender la historia del otro. Lo que le sirve de inspiración, lo que le motiva… Creo que lo más importante en nuestro equipo es que hablamos de cosas, de nuestros sentimientos. Da igual si has jugado 100 partidos o uno, puede que en ese momento digas lo que necesitábamos. Debes sentirte libre para expresarte”, añade Siya Kolisi.
Siya Kolisi durante un entrenamiento de los Stormers en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, el 7 de septiembre de 2020.
Siya Kolisi durante un entrenamiento de pretemporada

6. No esperes al momento perfecto para empezar

El atleta sudafricano empezó a jugar al rugby cuando era niño y desde su adolescencia ha estado trabajando para su comunidad, incluso antes de poner en pie, junto con su esposa Rachel, su fundación.
“Para ayudar a tu comunidad no hace falta que estés en ninguna posición especial. No importa el tamaño de tu contribución, lo fundamental es que tu empeño contribuya al cambio. Estás luchando por algo en lo que crees”.

7. Sé consciente de tu valor

Durante su infancia y juventud, Siya estuvo centrado simplemente en sobrevivir, por lo que cuando alcanzó el éxito en el rugby, le llevó un tiempo el aceptar que otros lo viesen como un líder. ¿Su consejo? Sé humilde pero no subestimes tus habilidades. Y cuando te feliciten, ¡acéptalo!
“Te mereces estar donde estás porque has trabajado para llegar hasta aquí. No te subestimes. Sé firme, sé fuerte y acepta tu posición”.