Ducati's Jack Miller ended up fastest in MotoGP™ testing
© Gold & Goose/Red Bull Content Pool
MotoGP

MotoGP: 6 curiosidades que debes conocer ya mismo

El MotoGP es el lugar donde se reúne la élite del motociclismo de velocidad. Pero también es un campeonato lleno de datos curiosos. Las motos, los trajes, los pilotos… ¡No hemos dejado nada afuera!
Por RedBull
Publicado el
Las listas nos resultan irresistibles, sobre todo las relacionadas con la categoría reina del motociclismo. Si estás aquí es porque a ti te pasa lo mismo, así que no perdamos más tiempo y vamos a conocer 6 datos muy curiosos sobre MotoGP.
1. El campeonato de MotoGP es joven
La historia de MotoGP se remonta a 1949, cuando la Federación Internacional de Motociclismo (FIM) organizó el primer Campeonato Mundial.
Desde entonces, cada edición contó con distintas categorías definidas según la cilindrada del motor. En estos más de 70 años de historia hubo de todo, incluso categorías de cilindradas tan bajas como 50cc.
Entonces, ¿por qué decimos que MotoGP es joven? Pese a ser un campeonato tradicional, el nombre MotoGP es mucho más nuevo de lo que cualquiera podría sospechar.
Antes de su denominación actual, la categoría tenía un nombre más descriptivo (y mucho menos atractivo): Se llamaba 500cc.
Ahora bien, en el año 2002 se aumentó la cilindrada a 990cc. Fue la excusa perfecta para buscar un nombre algo más sexy.
La FIM se decantó por MotoGP, nombre con el que se conoce desde entonces a la categoría reina.
2. Anatomía de los trajes
Si vas a conducir una motocicleta a más de 300 kilómetros por hora, sin duda querrás estar lo más protegido posible.
Los pilotos de MotoGP cuentan con varios elementos de protección como guantes, coderas, protector de espalda, rodilleras, botas y casco. Pero el elemento de protección más extenso son sus trajes, o monos.
Los trajes son su piel dentro de la pista. Y deben reunir dos características fundamentales y contradictorias: Permitir que el piloto se mueva libremente, a la vez de ser muy resistentes.
Los trajes de MotoGP son una maravilla del diseño. Durante una caída, estos son capaces de mantener todas las protecciones en su lugar, además de asegurar que la abrasión del impacto no lo destruya por completo.
Un traje pesa alrededor de 4,5 kilos. Y, por si te lo preguntas, generalmente está confeccionado con cuero de vaca y, otras veces, de canguro.
Además de la protección, un mono debe ser fresco. Por eso cuentan con un sistema de ventilación integrado. El aire ingresa a través de pequeños agujeros realizados en la parte delantera del traje, atraviesa el interior y luego sale por otros agujeros de la parte posterior.
3. Tienen airbags
Ah, casi lo olvidamos, los trajes tienen un sistema de airbag incorporado. Sí, así como lo oyes.
En caso de que el piloto caiga, este dispositivo se dispara de modo automático y, si bien a simple vista es casi imperceptible, cumple una función vital protegiendo las costillas, el torso y las clavículas del piloto.
Para que te lo imagines, es como un chaleco que se infla, por lo que el traje debe poder expandirse unos 4 o 5 centímetros en las zonas en donde se encuentran las bolsas.
El airbag está conectado a giroscopios y acelerómetros calibrados con una precisión extraordinaria. A través de miles de pruebas, se logró que solo se despliegue en caídas reales y que no lo haga cuando la moto se desplaza a menos de unos 25 km/h.
Por último, su velocidad es imposible de imaginar. La duración de un parpadeo humano es de 350 milisegundos, una eternidad comparado con lo que demora el airbag en desplegarse: ¡Apenas 25 milisegundos!
4. Ser piloto de MotoGP da mucho calor
Es tu primera temporada en MotoGP y acaba de comenzar tu primer Gran Premio. Cierra los ojos e imagínalo, ¡vamos!
Seguro visualizas el asfalto corriendo a toda velocidad, oíste el motor rugiendo entre tus piernas y sentiste tu cuerpo inclinándose de un lado a otro. Lo que seguro no te imaginaste es el calor.
Correr con una temperatura ambiente de 35 grados, dentro de un traje de cuero y controlar una moto de 150 kilogramos a más de 300 km/h es emocionante... y muy caluroso.
Al finalizar una carrera de MotoGP, un piloto habrá perdido entre 2 y 3% de su peso corporal. ¡Es entre 1,5 y 2 kilogramos de puro sudor!
Por eso, la hidratación es un aspecto clave para el buen desempeño. Un piloto deshidratado es un piloto que perderá la concentración más fácilmente.
5. Los japoneses son imbatibles
Como ocurre en Fórmula Uno, cada temporada de MotoGP incluye dos campeonatos distintos: uno de pilotos y otro de equipos.
El Campeonato Mundial de Equipos lo ganará el equipo que más éxitos cosechó durante la temporada, según los puntos que obtuvieron sus pilotos en cada uno de los grandes premios.
Cabe mencionar que puede darse la situación de que el piloto campeón de MotoGP no coincida con el equipo campeón.
Bueno, lo cierto es que desde el año 2002, cuando comenzó la nueva era bajo el nombre MotoGP, hubo 19 campeonatos y 18 de ellos quedaron en manos de equipos japoneses.
Apenas en 2007, Ducati Marlboro Team pudo romper esta racha y llevarse el trofeo a Italia.
Ahora bien, curiosamente, desde el primer campeonato en 1949, jamás un piloto japonés logró alzarse con un campeonato. En cambio, los pilotos italianos fueron los más exitosos (con 20 títulos mundiales), seguido por los del Reino Unido.
Y ya que estamos mencionando curiosidades sobre los campeones, una vez hubo un campeón de Rodesia del Sur.
6. Montan unas máquinas bestiales...
MotoGP se corre con motos de 1000cc, prototipos que no encontrarás en las calles. Demos gracias a Dios por ello, ya que una moto así suelta en una ciudad puede hacer estragos.
Son verdaderas bestias de dos ruedas. La cilindrada ya la mencionamos, pero además pesan cerca de 160 kilos y alcanzan velocidades máximas que superan los 350 kilómetros por hora.
Para ser más precisos, el récord mundial de velocidad lo tiene Andrea Dovizioso. En 2019 y en el Circuito de Mugello, el italiano alcanzó los 356,7 km/h a bordo de una Ducati.
Uno imaginaría que para una tremenda potencia, se necesita abundante combustible. Pues no, sus tanques apenas tienen una capacidad máxima de 22 litros.
7. Pero les falta algo
Las motos de la categoría reina están a la vanguardia tecnológica, no caben dudas. Están repletas de sensores —más de 40— con los que miden presiones, fuerzas, velocidades, temperaturas, vibraciones y muchas otras cosas más.
De hecho, durante un Gran Premio cada moto reúne cerca de 30 GB de datos. Sin embargo, curiosamente, en el MotoGP no existe la telemetría.
En Fórmula Uno y en Red Bull Air Race, los autos y los aviones constantemente envían información a sus equipos, quienes la analizan en tiempo real. Es una fuente de datos fundamental para tomar decisiones durante las carreras.
En cambio, en MotoGP la reglamentación prohíbe hacer uso de esa tecnología. Por lo tanto, la información recolectada durante la carrera se almacena en un disco rígido de la moto y recién es descargada —¡por cable!— al final del día, para su posterior análisis.