Nikita Martyanov salpica a la cámara durante la filmación en Groenlandia.

Nikita Martyanov en Groenlandia