Snowboard

¿Camber o Rocker? Elige tu snowboard

© Storeyourboard
Cada rider tiene su propio estilo y disfruta la nieve a su manera, descubre tu tabla ideal.
Por Marcos HerediaPublicado el
La industria del snowboard lleva años rebanándose los sesos buscando la perfección técnica en todo tipo de materiales. Los riders son cada vez más exigentes y el mercado reclama novedades en el material duro, y elegirán el que mejor se adapte a sus características físicas.
En sus inicios las tablas eran uniformes y todas servían "para bajar por pistas", con el paso del tiempo la industria dio paso a nuevos conceptos de entender el snowboard y se centró en mejorar la experiencia de los practicantes de este deporte. Sobre gustos hay colores, así que pronto surgieron dos nuevos conceptos de tabla que darían lugar a dos diseños opuestos: el camber y el rocker.
La estructura tipo Camber se define por la forma arqueada de las tablas, originando que sobre superficies planas el centro de la tabla no toque la superficie, es decir, creando una forma arqueada entre el nose y el tail. El objetivo de su diseño es distribuir la presión a lo largo de la tabla y esto nos proporciona potencia, un tacto estable y cierta sensación de suspensión elástica… Eso sí, para ripar con estas tablas es necesario un mayor esfuerzo, y más aún si el rider es principiante.
Existen diversos tipos de Camber:
Camber Zero: Tienen el arco plano, ofrecen mucho pop, estabilidad y una maniobrabilidad más permisiva. Este tipo de camber es el más nivelado.
Camber Invertido: Tabla con el arco dado la vuelta. Son tablas vivas y maniobrables. Un concepto mucho mas permisivo que el tradicional que ofrece una buena flotabilidad en nieve polvo a la vez que mantiene un buen rendimiento en la pista.
Doble Camber: Son tablas con camber invertido entre las fijaciones, con todas sus ventajas pero con el control y nervio de una tabla de camber tradicional.
Camber versus Rocker, a simple vista
Camber versus Rocker, a simple vista
Cuando hablamos de las Rocker, cuyo diseño procede de la industria del surf, nos referimos al más clásico que se aplica también desde hace años tanto a las tablas de snowboard como a los esquíes anchos de freeride. La denominación "Rocker Scoop Line" tiene su origen en la curva de la tabla observada desde el lateral, que ocasiona la curvatura de la espátula y la cola de la tabla. Esto, trasladado a la estructura del snowboard Rocker actual, comporta una tensión inicial menor o del todo inexistente. El objetivo final es facilitar los saltos y facilitar los giros, todo ello gracias a la reducción del contacto de los cantos.
En condiciones de nieve blanda, profunda y ya transitada ofrece mejores resultados pero también garantiza estabilidad a los fans del carving y a quienes disfrutan poniendo el turbo... cuanto menos canto tiene el rider en contacto con la nieve, mejor responde la tabla y avanza con mayor suavidad.
Disfrutando la nieve polvo
Disfrutando la nieve polvo
Actualmente existen marcas que combinan estas dos formas en un híbrido, ofreciendo a los riders un amplio catálogo de posibilidades para disfrutar la experiencia al máximo… ¿Ya sabes cuál es la tuya?
Recuerda que puedes seguir todas las novedades del canal de Snow de RedBull.com en nuestra página de Facebook.