8 juegos imprescindibles de la Sega Mega Drive

La Génesis de 16 bits de Sega fue la responsable de videojuegos tan emblemáticos como estos.

Los juegos Mega Drive que no debes dejar escapar
Los juegos Mega Drive que no debes dejar escapar© Red Bull

Mientras que NES y SNES de Nintendo sentaron las bases del juego para muchos jugadores veteranos, la Génesis de 16 bits de Sega, o Mega Drive, proporcionó una alternativa más que satisfactoria si Mario y Link no te encajaban.

Repleto de conversiones de los éxitos de arcade de Sega, la consola desafió con éxito el dominio de Nintendo en los EE.UU., gracias, en parte, a la aparición de Sonic the Hedgehog, un digno rival del fontanero de Nintendo.

Dado que el 30 aniversario de la Mega Drive es el próximo año (lanzada en Japón en 1988), muchos de vosotros que leéis estas líneas podríais no haber nacido durante la era de los 16 bits. Con eso en mente, aquí hay 8 clásicos de Sega que realmente necesitas experimentar antes de que tus días en la tierra terminen.

Gunstar Heroes

Este increíble juego de disparos lanzó el debut del estudio japonés Treasure, formado por un grupo de ex integrantes de Konami. La elección del hardware de Treasure era extraño, ya que dada la situación del mercado japonés de videojuegos, la Sega Mega Drive estaba en un distante tercer lugar detrás de la la Super Famicom de Nintendo (AKA SNES) y NEC PC Engine (AKA TurboGrafx-16). Sin embargo, la consola más rápida gracias a su avanzado procesador, le dio al equipo el poder que necesitaba para crear un espectáculo impresionante para los fans de acción-plataformas.

Gunstar Heroes cuenta con explosiones masivas, un montón de sprites y algunos increíbles jefes en múltiples, así como un excelente modo de dos jugadores. Sigue siendo uno de los lanzamientos más queridos de Treasure, y recientemente fue lazando a la Nintendo 3DS como parte de la serie de clásicos 3D de Sega, haciendo más fácil que nunca la experiencia de este título de los 90.

Streets of Rage 2

A principios de los años 90, los juegos de lucha de desplazamiento lateral era uno de los tipos de juego más populares, gracias a la excelente preparación establecida por jugadores como Double Dragon y Final Fight. Sin embargo, sería Sega la que posiblemente creara el cenit del género con Streets of Rage 2.

Una mejora masiva no solo en el original de 1991, sino caso cualquier bando de desplazamiento lateral que había habido antes, este título se jactaba de cuatro personajes únicos, cargas de niveles variados y un importante modo cooperativo de dos jugadores.

Los vistosos gráficos todavía parecen sorprendentes incluso con los estándares actuales, mientras que la banda sonora de Yuzo Koshiro te hará tocar los dedos de los pies en cuestión de minutos. Al igual que Gunstar Heroes, esto fue recientemente remasterizado para la Nintendo 3DS y es una descarga impresionante si tiene la popular consola portátil.

MUSHA Aleste

Desarrollado por el desaparecida compañía Compile, fue famoso por crear muchas serie de juegos clásicos como Puyo Puyo y Zanac, pero su franquicia Aleste es quizás una de las más reconocidas.

Las primeras entregas aparecieron en el ordenador MSX, pero su entrada a los 16 bits empujó al juego a otros términos de acción y presentación. Sorprendentemente para un lanzamiento de 1990, cuenta con visuales altamente detallados y coloridos inspirados en la historia japonesa, mientras que la banda sonora de Docking es el acompañamiento perfecto para la iniciar la carnicería.

La versión japonesa es difícil de encontrar estos días por un precio razonable, pero el esfuerzo, sin duda, vale la pena; Este es uno de los mejores shooter de desplazamiento vertical de los años 90.

Castlevania: The New Generations / Bloodlines

Konami era firme partidario de Nintendo en los años 80 y principios de los noventa, pero relajaron esta postura cuando la consola de 16 bits de Sega comenzó a ganar adeptos en el oeste. Como resultado, vimos series como Tiny Toons, Teenage Mutant Ninja Turtles y Contra aparecer en la Mega Drive, junto con una nueva entrada de Castlevania.

Famosa por su ceñida jugabilidad, su presentación gótica, su increíble música y su duro desafío, la serie no tardó en aparecer en el sistema de Sega, con el ranking The New Generation, fue una de las mejores entregas de 16 bits.

Mientras que el hardware de sonido de la Mega Drive es quizás menos elegante que el de la SNES, la música que se ofrece en esta entrega es una de las mejores jamás escritas para la serie. Sí, cualquier fan te dirá que es uno de sus puntos fuertes.

Thunder Force IV

La serie Thunder Force de Technosoft nació en ordenadores domésticos, pero sin duda encontró su nicho en la potente Sega de 16 bits. La tercera entrega, lanzada en 1990 y recientemente remasterizada para la 3DS en Japón, fue un shooter excelente y logró dar un paso al frente respecto a lo que había del género.

Siguiendo los pasos de la anterior entrega, Thunder Force III, que dejó una huella considerable en el mercado, Thunder Force IV fue todo un virtuosismo técnico. El tamaño de los sprites, la cantidad de los mismos, el detalle de los escenarios y la velocidad a la que se desplazaban, la multitud de efectos y el exagerado tamaño de algunas fases lo convirtieron en uno de los mejores blasters jamás producidos.

Herzog Zwei

Muchos títulos tratan de inventar el concepto “estrategia en tiempo real”, y mientras que el comienzo de este género popular es difícil de definir exactamente, aunque el videojuego de Technosoft de 1989 está en muy bien situado. Herzog Zwei te mete en la cabina de un robot que puede transformarse en un avión, con el objetivo de arrasar la base de tu rival.

Lo que condiciona el juego es que la base enemiga solo puede ser dañada con los disparos de nuestras unidades terrestres. Así que tenemos que construirlas, darles órdenes, llevarlas al lugar deseado y, si queremos, ayudarlas desde tierra con la forma robot. Pero claro, al convertirnos nos hacemos vulnerables a la artillería enemiga. Ser destruido implica reaparecer en la base principal y perder valiosos segundos de ayuda a nuestras tropas. Herzog Zwei no ha sido mejorado desde entonces, aunque el reciente título de PC AirMech le rinde homenaje.

Devil Crash

Los juegos de pinball rara vez son bien recibidos en una consola, pero este lanzamiento de temática demoníaca fue la excepción. Mientras que las reglas del pinball permanecen, Devil Crash aportaron algo nuevo al mundo de la simulación de pinball. Le dieron vida al tablero y lo hicieron más dinámico. Y es que cuando empezamos a jugar nos damos cuenta que el tablero de juego está vivo y tenemos el objetivo de destruir distintos monstruos y bestias que cambian de forma.

Además Devil Crash clava la física del pinball perfectamente, y la música gótica, la estética y la melodía añaden un plus en la experiencia del juego. A día de hoy sigue siendo considerado uno de los grandes pioneros del género.

Sonic the Hedgehog II

No podríamos finalizar la lista sin incluir una de las aventuras de Sonic, y la segunda oferta es ampliamente considerada como su cenit, no sólo en la Mega Drive, sino en general.

La velocidad maníaca del innovador título original se conservó, complementada por la inclusión de un segundo personaje que abre el potencial cooperativo si te apetece jugar con un amigo. Los llamativos gráficos y las melodías pegadizas hacen de este uno de los juegos de 16 bits más atractivos de todos los tiempos; Esperemos que la próxima Sonic Mania imitará este lanzamiento de este clásico en lugar de hacer extraños experimentos.

Si quieres estar a la última en el mundo de los juegos, sigue a @RedBullGames en Twitter y danos un LIKE en Facebook

Por Damien McFerran