El arte de los adelantamientos en la F1© Clive Mason/Getty Images
F1
El arte de adelantar en la Fórmula 1
Trompos, DRS y colisiones: el legendario piloto de F1 Jean Alesi nos da la receta perfecta para lograr un adelantamiento eficaz.
Por Mathieu Fageot
Publicado el
Fue el 11 de marzo de 1990, en Phoenix, Arizona. La ciudad estadounidense acogía el primer Gran Premio de la temporada. Sus calles, transformadas en un circuito para la ocasión, fueron el escenario de una emocionante carrera que, aún hoy, permanece grabada en la memoria de los aficionados. Ese día, Jean Alesi ocupaba la cuarta posición en la parrilla de salida, por delante de Ayrton Senna (McLaren) y del campeón del mundo, Alain Prost (Ferrari). El piloto de Tyrrell Racing arrancó de manera excelente y se puso en cabeza tras la primera curva, adelantando a Gerhard Berger (McLaren).
Se mantuvo en cabeza durante 34 vueltas. Ayrton Senna, segundo, le perseguía. El genial brasileño aprovechó la curva 1 para pasarle por el interior. El francés, lejos de ceder, volvió a superarlo de la misma manera en el siguiente viraje. El duelo fue épico y este adelantamiento sigue siendo el más bonito de la carrera del piloto francés, según nos confiesa, 31 años después. Hemos aprovechado esta conversación para preguntarle a Jean Alesi cuáles son los ingredientes necesarios para realizar con éxito un adelantamiento en la Fórmula 1.

¡No dudes!

"La primera regla es sencilla y no es ningún secreto", explica. "Cada vez que haces un adelantamiento, tienes que tener confianza. En cuanto dudes, tendrás un 90% de posibilidades de no lograrlo. La decisión tiene que ser clara. Nunca debes decirte a ti mismo en el momento del adelantamiento 'me he pasado, no puedo'. Entonces seguro que te estrellas".
"Esto ya me había ocurrido. Fue en el Gran Premio de Melbourne en mi primera temporada con Benetton en 1996. En la curva 3 intenté adelantar a Eddie Irvine, que iba en un Ferrari, y chocamos porque no estaba seguro de mí mismo. Dudé en la frenada y me quedé atrás".
¿Así que la decisión debe tomarse con rapidez? "En absoluto", replica el ex piloto. "Hay que preparar un adelantamiento en función de la situación. Por ejemplo, será mucho más fácil para un piloto que acaba de salir de los boxes con neumáticos nuevos adelantar a un coche con neumáticos gastados", continúa. "A partir de ahí, hay que prepararse para el adelantamiento y esperar a que la situación lo permita".

Una cuestión mecánica

Una cosa es cierta, “el adelantamiento depende del piloto que tienes delante y no todos son iguales, cada uno lleva un determinada mecánica”.
Max Verstappen pilota el Red Bull Racing RB16B, por delante de Lewis Hamilton, durante el Gran Premio de Baréin de Fórmula Uno, el 28 de marzo de 2021.
Max Verstappen durante el GP de Baréin 2021
"Saber a quién sigues te permite anticipar más o menos lo que va a ocurrir. Un piloto que sigue al Mercedes de Lewis Hamilton durante las primeras vueltas sabe que no podrá adelantarle con facilidad. Por el contrario, si tienes un coche mejor que el corredor al que sigues ya sabes que cuentas con una ventaja técnica, por lo que debes analizar con rapidez dónde será posible adelantar. Pero el hecho de que un piloto tenga un coche inferior no significa que no pueda llegar a una situación en la que sea capaz de adelantar a otro con un coche más potente", asegura Jean Alesi.
Aunque la Fórmula 1 ha sido criticada durante mucho tiempo por la falta de adelantamientos en los Grandes Premios, algunos cambios en el reglamento de la FIA se han hecho para favorecerlos.

El espectáculo es lo principal

En la capacidad de adelantar han influido también los circuitos, que cada vez se diseñan más con la seguridad en mente. "En mi época era imposible adelantar por el exterior de una curva porque, si fallabas, acababas en la grava o en un muro. Hoy en día los circuitos están asfaltados por fuera, así que los pilotos siempre intentan adelantar tomando el exterior lo más tarde posible porque si se han pasado pueden volver a la pista. Así que esa es una oportunidad extra que tienen”.
El piloto de Red Bull Racing, Max Verstappen, durante la salida del Gran Premio de Austria 2017 de Fórmula 1 en Spielberg.
Max Verstappen adelanta por el exterior
Pero eso no es todo. En 2011, la FIA aprobó el uso del DRS (Drag Reduction System - Sistema de Reducción de Rozamiento), un dispositivo montado en el alerón trasero de los coches que reduce su resistencia aerodinámica y, por lo tanto, supone la ganancia de unos cuantos km/h en línea recta si el piloto está lo suficientemente cerca del objetivo.
El sistema dio sus frutos: en los nueve primeros Grandes Premios de 2011 se registraron más adelantamientos que en toda la temporada 2010, nada menos que 623 frente a 547. Mientras que algunos consideran que el DRS es una ayuda excesiva, Jean Alesi no comparte esta opinión. "El DRS a veces parece que es muy fácil, pero hay momentos en los que da la impresión de que no funciona, y otros en los que parece que funciona demasiado bien. En general, creo que es algo bueno porque permite los adelantamientos”.
Sin embargo, la nueva normativa de la FIA -que finalmente entrará en vigor en 2022 por la situación sanitaria- reducirá las posibilidades de uso del DRS en favor de otras mejoras en los monoplazas que deberían favorecer los adelantamientos.
La situación actual no es del agrado del piloto de Red Bull Racing, Max Verstappen. "¿Sabes cuál es el problema? Simplemente no se puede adelantar con estos coches, al menos no en la mayoría de los circuitos. ¡Cuántas veces he estado detrás de Bottas, siendo más rápido pero sin poder hacer nada!", apunta el neerlandés. Sólo un poco más de paciencia, Max…