Sergio Pérez conduciendo el Oracle Red Bull Racing RB19 durante el Gran Premio de F1 de Arabia Saudí en el circuito Jeddah Corniche el 19 de marzo de 2023.
© Getty Images/Red Bull Content Pool
F1

Sergio Pérez: ganador de Grandes Premios de F1, héroe nacional y pionero

Ahora es una de las estrellas consolidadas del deporte con Oracle Red Bull Racing, pero el camino de Sergio Pérez en la F1 es tan tortuoso y forjador de carácter como puede serlo. Esta es su historia.
Por Matt Clayton
15 minutos de lecturaPublicado el
Sergio Pérez no sabía lo que no sabía, lo cual, en retrospectiva, probablemente fue mejor así. Aficionado a los karts y triunfador en su país natal, México, desde que se subió por primera vez a un kart a los seis años, Pérez sabía lo que quería: Llegar a la Fórmula Uno. No importaba que no hubiera habido un piloto mexicano en la cumbre del automovilismo mundial desde mucho antes de que él naciera. No importaba que estuviera a medio mundo de distancia del corazón palpitante de la F1 en Europa. No importaba que no hubiera un camino probado que seguir. Pérez quería estar en la F1 y eso era lo único que importaba.

7 minutos

Los mejores momentos de la carrera de Checo Pérez en la F1 hasta ahora

Los caminos para llegar a la categoría reina del automovilismo mundial son muchos y variados a lo largo y ancho de la parrilla de 20 pilotos, y aunque muchos han recorrido un largo camino, pocos han llegado desde más lejos que Pérez.
No es de extrañar que ahora, después de más de una década en la F1, en la que ha alcanzado el éxito, la fama y recompensas más allá de su imaginación, pueda hacer un alto en el camino y reflexionar sobre dónde empezó todo. "No importa lo loco que suene tu sueño, sin duda puede ser posible", afirma.
La carrera de Pérez es prueba de ello, pero ¿cómo pasó de ser un chico ambicioso a un piloto de F1? Averigüémoslo.
01

Los comienzos

Una imagen de Sergio Pérez sentado en su coche del equipo Sauber F1.

El destino siempre fue la F1

© Getty Images

Todos los pilotos de F1 se inician en el karting. Es un rito de iniciación y Sergio Pérez no fue diferente. Checo, el menor de los tres hijos de Antonio y Marilú, creció en Guadalajara y ya competía en su México natal a los seis años. A menudo era el más joven en cada categoría en la que competía y normalmente uno de los más pequeños, ya que los karts eran cada vez más grandes, rápidos y potentes. Y aunque ganó, pronto y a menudo, algunos de sus mejores recuerdos en el karting fueron los interminables viajes en coche para ir de un sitio a otro junto con la familia.
"Viajaba por todo México con mi papá y mi hermano, cada ciudad una carrera tras otra", recordó en una entrevista a finales de 2021 con Oracle Red Bull Racing. "Después de la carrera teníamos que conducir de vuelta a casa, a veces un viaje de 10 horas. Dormía en el coche con el uniforme para ir al colegio. Es gracioso recordar que los lunes por la mañana mi padre siempre tenía que llevarme de vuelta al colegio".
El éxito en el karting local era una cosa, pero las ambiciones del joven Checo iban mucho más allá de las costas mexicanas.
"Mi hermano mayor corría en la Fórmula Ford en el Reino Unido y vi el nivel de competitividad que tenían en Europa. Sabía que, si quería llegar a la Fórmula Uno, tendría que ir a Europa", dice.
Suena sencillo, en teoría. ¿En la práctica? No tanto. Pero la ingenuidad de Pérez, combinada con su tenacidad, fue más una ayuda que un obstáculo.
02

Dar el paso

Para sus carreras de karts, Checo contaba con el respaldo del magnate mexicano Carlos Slim, pero Europa era una señal de alarma. "No quería dar el salto a Europa porque pensaba que yo era demasiado joven", recuerda Pérez. Así que Checo hizo lo que Checo ha hecho desde entonces y tomó el control. No importó que tuviera 14 años ni que la factura telefónica de sus padres estuviera a punto de dispararse.
"Me metí en la página web de BMW, encontré los datos de contacto de todos los equipos y les envié un correo electrónico a todos para intentar convencerles de que me aceptaran porque era un piloto mexicano muy bueno", recuerda.
"Fue muy divertido porque, debido a la diferencia horaria con México, tenía que levantarme a las tres o cuatro de la mañana para hacer llamadas. Mis padres se enfadaban conmigo porque la factura (del teléfono) era muy cara. Al final, recibí propuestas de todos los equipos, pero todas eran demasiado caras. Entonces, de repente, encontré uno que era muy atractivo, muy barato".
Una imagen de Sergio 'Checo' Pérez conduciendo un F1.

El camino a la F1 no fue sencillo

© Getty Images

Con apenas 15 años, Pérez llegó a Múnich (Alemania) en 2005 con un billete de ida, sin ropa de invierno, poca información sobre dónde alojarse y menos idea de lo que pasaría después. Vivió un tiempo en un hotel de camioneros y luego en un restaurante. Pero tenía una oportunidad con el equipo 4speed Media y eso era todo lo que necesitaba saber.
"Eran dos mecánicos y mi ingeniero", recuerda. "Ellos no hablaban mucho inglés y yo tampoco, así que apenas podíamos comunicarnos entre nosotros. En nuestra primera carrera éramos un equipo muy pequeño y solo teníamos un coche. Todo el mundo nos miraba preguntándose '¿qué hacéis aquí?
Era una pregunta que Checo se hacía a menudo. Sí, estaba cerca del epicentro de la F1, pero seguía estando a un millón de kilómetros".
03

A fondo

Dos temporadas en la Fórmula BMW ADAC le proporcionaron algún que otro podio y la oportunidad de correr en circuitos alemanes tan venerados como Nurburgring y Hockenheim, pero eran distracciones intermitentes del día a día. En 2006, el camino se bifurcó. ¿El viejo dicho de que la adversidad revela el carácter en lugar de forjarlo? Sin saberlo, Pérez había decidido vivirlo.
Una imagen de Sergio 'Checo' Pérez conduciendo un coche del equipo Sauber F1.

Soñar con el gran momento mantuvo a Pérez en el juego

© Getty Images

"Las carreras no iban muy bien y me sentía muy solo. La vida fuera de las carreras era muy difícil", recuerda. "Eso bajó mucho mi rendimiento. Pensaba: 'quizá debería volver a casa y seguir estudiando'. Pero por otro lado pensaba, 'no, no puedo rendirme. Si vuelvo a México no volveré nunca. Quizá merezca la pena darlo todo y luchar por ello e intentar conseguirlo'".
Es un sentimiento que podría aplicarse a cualquiera de las distintas etapas de su carrera en la F1, a las que ya llegaremos. Pero que un chico de 16 años tomara esa decisión y tomara el camino menos transitado fue un rasgo que le vino muy bien... y tuvo su recompensa...
04

El camino a la F1 se presenta

La temporada 2006, en la que Pérez terminó sexto en la general de la Fórmula BMW ADAC, fue decisiva. No por los resultados en sí, como señala Pérez, sino por lo que desbloquearon.
"Sabía que si lo hacía bien en la temporada, podría tener una oportunidad en un equipo más grande", recuerda. "Llamé a Carlos (Slim) y vi que ellos también estaban motivados. Me enviaron a la F3 británica en 2007 y todo cambió. Llegué a un equipo fantástico, tenía un entrenador y me hicieron mucho mejor piloto. Ahora iba en serio, era igual que los demás pilotos".
¿Mejor? Sí. ¿Como los demás? No del todo. En 2007, Checo ganó 14 de las 21 carreras de la categoría nacional de las British Formula 3 International Series y se alzó con el título a lo grande.
Sergio Pérez celebra su 2º puesto en el Gran Premio de Italia 2012

Empiezan a correr los momentos de champán

© Getty Images/Red Bull Content Pool

Las victorias de 2008 y 2009 le valieron el ascenso a las GP2 Series de 2010 (ahora Fórmula 2), en las que participaban 10 pilotos que acabarían llegando a la F1. En una alineación de futuras estrellas, Pérez terminó subcampeón de la serie por detrás de Pastor Maldonado, futuro ganador de la F1.
Seis años después de llegar a Europa como un niño con un gran sueño y poco conocimiento de cómo cumplirlo, Checo estaba listo para la Fórmula Uno.
05

Comienzo, luego un tropiezo

Firmando un contrato para formar parte de la academia de pilotos de Ferrari a finales de 2010, Pérez debutó en la F1 con el equipo Sauber, impulsado por Ferrari, en Australia en 2011. Terminó en los puntos en séptimo lugar después de una clase magistral de ahorro de neumáticos en Melbourne, antes de que su coche fuera descalificado por infringir un reglamento técnico.
Una imagen de Sergio 'Checo' Pérez respondiendo a preguntas en una rueda de prensa de F1.

Checo empieza a ser el centro de atención

© Getty Images

Su temporada de novato fue una sucesión de destellos intercalados con dificultades. Se perdió dos carreras por síntomas de conmoción cerebral después de un fuerte accidente en Mónaco y, aunque su mejor resultado fue un séptimo puesto en Silverstone, podría decirse que su mejor día fue cuando probó un Ferrari de 2009 en septiembre, otro momento de "pellízcame".
En 2012 fue cuando Pérez arrancó de verdad, y estuvo a punto de ganar en Malasia cuando persiguió al bicampeón del mundo Fernando Alonso en las últimas vueltas, antes de conformarse con el segundo puesto y su primer podio en la F1. Otros podios en Montreal y Monza le permitieron terminar entre los 10 primeros del campeonato, antes de que se presentara una oportunidad aún mayor. Lewis Hamilton dejaba McLaren después de seis temporadas y la escudería británica fichó al piloto de 22 años como sustituto de Jenson Button.
Era una oportunidad increíble a primera vista -McLaren había ganado siete Grandes Premios en 2012-, pero 2013 inició un declive que ha visto al equipo ganar solo una carrera desde entonces. A Pérez le fue peor en McLaren que en Sauber y firmó un contrato con el equipo Force India para 2014 como compañero del alemán Nico Hulkenberg, ganador de la Fórmula BMW ADAC en 2005, cuando Checo llegó por primera vez a Europa.
06

El Sr. Fiable

Una imagen de Sergio 'Checo' Pérez celebrando un podio en F1.

Una cara habitual en el podio

© Getty Images

Checo pasó siete temporadas en un equipo que cambió de nombre y de estructura de propiedad varias veces en ese periodo y desde entonces (para los no iniciados, el Force India de entonces es el actual Aston Martin). Pero mientras propietarios, patrocinadores y compañeros de equipo (Hulkenberg, Esteban Ocon y Lance Stroll) iban y venían, Pérez fue una de las historias más fiables del deporte durante todo ese periodo.
En su tercera carrera con el equipo -Baréin 2014-, donde acabó en el podio, la complicidad entre Force India y Pérez ya era evidente. Todos los años terminaba entre los 10 primeros del campeonato. Cada año, se colaba en uno o dos podios contra todo pronóstico. Cada año, sacaba más partido al coche de lo que la lógica y el presupuesto sugerían, con su habilidad para conservar los frágiles neumáticos Pirelli en carrera mejor que sus rivales.
En una época en la que Mercedes sumaba el mayor número de victorias, Pérez siempre estaba en el asiento del box con el objetivo de lograr un resultado por encima de lo esperado gracias a su combinación de mano segura y tacto suave sin sobrecargar la máquina.
En 2020, cuando la temporada finalmente se puso en marcha en julio tras ser pausada por la pandemia, la historia de Pérez en la F1 parecía escrita. Tenía 30 años, un montón de podios en su currículum y su popularidad era tal que el Gran Premio de México -fuera del calendario desde principios de la década de 1990 antes de regresar en 2015- era ahora uno de los eventos más populares en el calendario de F1.
Su legado, si las cosas hubieran salido bien allí, estaba asegurado. Pero entonces, como ha ocurrido tantas veces con Pérez, surgió la adversidad... y la oportunidad llamó a la puerta.
07

El resultado que lo cambió todo

Sergio 'Checo' Pérez gana el Gran Premio de Sakhir 2020.

Esa sensación de ganar

© Getty Images

El hecho de que la F1 siguiera compitiendo a principios de diciembre en la temporada 2020 -y que tuviera una segunda carrera en el circuito de Sakhir, en Baréin, en un plazo de siete días- fue un subproducto del calendario recortado por la pandemia. El circuito de Sakhir, que nunca se había utilizado para la F1 antes ni después, se utilizó solo para que la temporada llegara a los 17 Grandes Premios. Fue un conjunto de circunstancias sin precedentes que sirvieron de telón de fondo a un momento que cambió la carrera de Checo.
Si retrocedemos dos meses, la continuación de esa carrera se ve confusa. Con Racing Point (anteriormente Force India) ahora propiedad del empresario canadiense Lawrence Stroll y rebautizada como Aston Martin en 2021, el tetracampeón del mundo Sebastian Vettel entró a formar parte del equipo y, con el padre de su compañero de equipo Lance Stroll pagando las facturas del equipo, Pérez se quedó sin asiento.
Sergio Pérez en el Gran Premio de Sakhir, Baréin, en 2020.

La primera de las seis victorias de Pérez en Grandes Premios de F1

© BWT Racing Point F1 Team

Sakhir era la penúltima carrera de la temporada y Pérez no tenía trabajo para el año siguiente. “Nada que perder" no es ni por asomo la descripción de su situación.
Charles Leclerc, de Ferrari, le sacó de la pista en la primera vuelta, y Pérez se reincorporó con su maltrecho Racing Point con neumáticos frescos y una férrea concentración. Pasaron 86 vueltas y Pérez se convirtió en ganador de un Gran Premio, logrando la primera victoria para su equipo y convirtiéndose en el piloto con más salidas en la historia de la F1 (190) antes de lograr su primer éxito.
Su rostro en el escalón más alto del podio aquella noche mezclaba euforia e incredulidad a partes iguales.
"Casi me da miedo emocionarme demasiado por si estoy soñando", sonrió tras convertirse en el primer mexicano en ganar en F1 desde Pedro Rodríguez en 1970. "Nunca olvidaré el momento de ver la bandera mexicana en el podio, fue un momento increíble para mí y para mi familia. Estuve llorando al volante y sin palabras por un rato".
Dos semanas después llegó una llamada que parecía otro sueño, pero que era igual de real. El director del equipo Oracle Red Bull Racing, Christian Horner, estaba al teléfono y lanzó a Checo un salvavidas en su carrera en un equipo que ya había ganado cuatro títulos mundiales. Los regalos de Navidad no pueden ser mejores.
08

Un colaborador clave

El mexicano Sergio Pérez pilota el Red Bull Racing RB16B Honda durante los entrenamientos previos al Gran Premio de F1 de Baréin, en el Circuito Internacional de Baréin, el 26 de marzo de 2021.

Sergio Pérez impresionó en su debut con Red Bull Racing Honda en Baréin

© Getty Images/Red Bull Content Pool

La temporada 2021 fue una en la que el antiguo reglamento de la F1 estaba en su última vuelta y, como suele ocurrir con un reglamento de F1 maduro, las diferencias empezaron a dejar de existir. El dominio de Mercedes en la era de los V6 turbo híbridos estaba siendo puesto a prueba por un renaciente Red Bull Racing.
Con Max Verstappen luchando mano a mano con Hamilton por un título mundial que se resolvería a favor del holandés tras un dramático final en Abu Dhabi, Pérez demostró que pertenecía al grupo de cabeza.
Consiguió su primera victoria con el equipo en Azerbaiyán, al tiempo que establecía récords de una sola temporada en podios (cinco), vueltas rápidas (dos), puntos (190) y posición en el campeonato (cuarto, igualado con 2020) a sus 31 años y en su undécima campaña.
Sergio Pérez cruza la línea de meta para ganar en el Gran Premio de Azerbaiyán de F1 en el Circuito de la Ciudad de Bakú el 06 de junio de 2021 en Bakú, Azerbaiyán.

Devuelve la confianza que Red Bull Racing depositó en él

© Getty Images/Red Bull Content Pool

El ganador de la carrera, Sergio Pérez, se abraza con el director del equipo Red Bull Racing, Christian Horner, después del Gran Premio de Azerbaiyán de F1, el 06 de junio de 2021 en Bakú, Azerbaiyán.

Celebrándolo con el Director de Equipo Christain Horner

© Getty Images/Red Bull Content Pool

Aunque Verstappen se impuso en un enfrentamiento en la última vuelta por la corona en Yas Marina, Pérez demostró ser el perfecto jugador de equipo cuando corrió duro contra Hamilton en un periodo crucial de la primera mitad de esa carrera, permitiendo a su compañero mantenerse en la lucha. "¡Checo es una leyenda!" exclamó Verstappen por la radio del equipo, y Pérez dio una nueva vuelta de tuerca al apodo de "Ministro de Defensa" que se le otorgó cuando este autor le preguntó sobre Abu Dabi 2021 al año siguiente.
"Preferirías el de Ministro de Ataque", dijo entre risas. "Pero desde luego siento que soy justo: soy muy agresivo, pero normalmente siempre dejo un buen espacio. Creo que soy alguien con quien se puede competir y eso es muy agradable. No hay muchos pilotos con los que puedas ir rueda a rueda".
09

Mejorando su juego

El RB18 de Oracle Red Bull Racing impulsó a Verstappen a un segundo título mundial en 2022, pero el propio Pérez alcanzó los mejores niveles de su carrera. Las victorias aseguradas en los circuitos urbanos más emblemáticos de la vieja y la nueva escuela de la F1 -Mónaco y Singapur- fueron testimonio de su calidad y una prueba más de que su reputación de ‘ultimate street fighter’ era totalmente apropiada.
En Arabia Saudí logró su primera pole position en F1 (en su 215ª salida, estableciendo otro récord), mientras que 305 puntos y 11 podios empequeñecieron lo mejor que había conseguido en un año, al terminar tercero en el Campeonato de Pilotos.
Sergio Pérez de México y Oracle Red Bull Racing camina hacia la parrilla antes del Gran Premio de F1 de Japón en el Suzuka International Racing Course el 24 de septiembre de 2023 en Suzuka, Japón.

Nada y nadie distrae a Checo

© Getty Images / Red Bull Content Pool

Luego vino el gran momento, para un piloto tan grande en el "equipo": la combinación con Verstappen para asegurar el primer triunfo de Red Bull Racing en el Campeonato de Constructores tras nueve años en el Circuito de las Américas en Texas fue dulce para ambos pilotos, así como para Horner, el único director de equipo en la historia de Red Bull Racing en la F1.
"Ha sido todo un viaje", dijo Horner. "Hemos tenido años difíciles, hemos tenido que levantarnos y sacudirnos el polvo. El trabajo duro, la sangre, el sudor y las lágrimas que han ido en esto - esto significa el mundo para nosotros".
10

Continúa un viaje "loco”

Con un contrato de Oracle Red Bull Racing en el bolsillo hasta el final de la temporada 2024, momento en el que estará bien afianzado dentro del top 10 de salidas en carreras de Fórmula Uno de todos los tiempos, el futuro inmediato de Pérez está asegurado.
Un niño que duerme con el uniforme del colegio después de que su padre le lleve en coche toda la noche para llegar a clase parece una historia que le ocurrió a otra persona, pero Checo nunca ha olvidado de dónde viene, a los que han estado ahí desde el primer día y la gravedad de lo que ha conseguido.

8 minutos

¡Vamos, Vegas!

Revive una noche épica con Sergio Pérez mientras lleva el RB7 desde el Strip de Las Vegas hasta el desierto de Nevada.

Español +4

Es un viaje que no está ni cerca de la bandera a cuadros, pero que, sin embargo, exige reflexión.
"Nadie me dijo cómo hacer las cosas, lo hice todo yo solo", declaró a The Players' Tribune en 2023, recordando su trayectoria. "Es increíble que un niño de 14 años piense todo esto. Creo que fue una gran ventaja, porque pese a tener 14 años pensaba como una persona de 30".
"Miras atrás y te tomas un momento para reflexionar sobre lo que has hecho, lo lejos que has llegado. He tenido mucha suerte de tener una carrera tan buena en la Fórmula Uno. Todo empezó con un proyecto loco de un niño loco, llamando a la gente a las cuatro de la mañana, sin hablar inglés”.
"Estoy extremadamente orgulloso de ese chico".

Esta historia es parte de

Sergio Pérez

El piloto mexicano más exitoso de la historia de la Fórmula 1.

MéxicoMéxico

Red Bull Racing Road Trips

Súbete y explora las ciudades de los Grandes Premios con los pilotos de F1 Max Verstappen, David Coulthard y más.

3 Temporadas · 10 episodios