Un kayakista se tira por una catarata en México.
© Alfredo Martinez/Red Bull Content Pool
Kayak

Los 6 lugares más peligrosos del mundo para la práctica del kayakismo

Desde cataratas gigantes a mortales rápidos, Dane Jackson, el legendario kayakista estadounidense, nos cuenta los lugares donde solo se atreven los más valientes.
Por Joe Ellison
4 minutos de lecturaPublicado el
La inmensa mayoría de los kayakistas nunca se van a enfrentar a una catarata mortal. Aunque hay una élite para la que luchar contra los rápidos más peligrosos del planeta es lo normal. Uno de ellos es el estadounidense Dane Jackson, el mejor kayakista de freestyle del planeta. Alguien que sabe cómo encarar las cataratas más difíciles.
Trucos de kayak freestyle con Dane Jackson.
Dane muestra su encantadora sonrisa ganadora
“Nunca salgas a practicar el kayakismo solo, sobre todo en lugares extremos. Ve con gente en la que confíes y nunca te tires por ningún sitio sin haberlo estudiado antes”, dice Jackson. El atleta habla desde una base de entrenamiento en el este de Canadá, donde su equipo ha estado buscando rápidos y cascadas.
Desde enormes cascadas hasta ríos con los rápidos más traicioneros, de acuerdo con Jackson, estos son los seis lugares más peligrosos del mundo para la práctica del kayakismo.

1. Royal Gorge, EE.UU.

California tiene muchos lugares para la práctica del kayakismo. El más famoso es el Royal Gorge que espero hacer este año. Da igual lo bueno que seas, pues te vas a enfrentar a uno de los mayores retos de tu vida.
Es un desfiladero precioso con unas cascadas grandes y muy limpias. Estás todo el tiempo gestionando agua muy intensa. Es difícil mantener la línea elegida pues allí hay algunos de los rápidos más grandes del mundo.

2. Tlapacoyan, México

El kayakista Dane Jackson en una sección de aguas bravas en un río de México.
Jackson se enfrenta a unos rápidos en México
Con infinitas secciones y cascadas abruptas, el sur de México es uno de los mejores sitios del mundo para la práctica del kayakismo. Tlapacoyan es el pueblo en el que nos alojamos, ya que los ríos no están a más de una hora y algunos se encuentran a sólo 10 minutos. Prepárate para unos desfiladeros muy estrechos y unas grandes caídas de agua, todo ello en medio de la selva.
El kayakista Dane Jackson se tira por una cascada en Tlapacoyan, Veracruz (México) en 2013.
Dane Jackson salta por una cascada en Tlapacoyan
Las cascadas son muy peligrosas porque en pocos segundos pueden suceder muchas cosas. El momento más preocupante es cuando estás justo arriba. Una vez que has decido tirarte te concentras de manera automática en la línea que debes seguir. Es algo surrealista. Sientes el miedo, la adrenalina recorre tu cuerpo. Una vez que lo has conseguido te das cuenta de que no hay nada igual.

3. Rondu Gorge, Pakistán

El río Indo en Pakistán es el lugar adonde está yendo todo el mundo en estos momentos. Un par de equipos han visitado el río en los últimos años. Se ha convertido en un sitio de peregrinaje para los kayakistas. Es muy empinado y los rápidos son gigantescos. Combina una gran cantidad de agua con una enorme velocidad. Lo que significa que en cualquier punto del río puedes acabar fuera de kayak.
Tirarte por una catarata es algo surrealista. Sientes el miedo y la adrenalina recorre tu cuerpo. Una vez que lo has hecho te das cuenta de que no hay nada igual.
Dane Jackson

4. Río Ottawa, Canadá

En estos momentos estoy en el este de Canadá, cerca del río Ottawa en Beachburg, Ontario. No nos quedamos en ningún lugar en particular porque desde el sur hasta llegar a la costa de Quebec hay docenas de ríos con rápidos gigantescos y grandes olas. El aire y el agua están muy fríos en la primavera, así que la indumentaria es muy importante. Hay gente que ha muerto haciendo kayakismo en estos ríos.
El este de Canadá ha influido mucho en el kayak freestyle. Gracias a las grandes olas que hay aquí siempre podemos aprender nuevos trucos.

5. Nilo Blanco, Uganda

Muchos kayakistas visitan el Nilo Blanco en Uganda, ya que es cálido y el agua es variada. Es uno de los lugares más increíbles para remar. Me da pena porque ya no voy a ir más allí, pues la construcción de una presa hará que el río pronto esté cerrado para los kayakistas.
Sadat Kawawa en acción en los rápidos del Nilo Blanco.
El Nilo Blanco tiene uno de los rápidos más difíciles del mundo
Hay algunos lugares peligrosos, entre ellos el “Holandés Muerto”, donde las cosas pueden acabar realmente mal. En otra parte del río hay hipopótamos y cocodrilos. Algo que intento evitar. Conocía a un kayakista al que mató un cocodrilo en Egipto hace unos seis años. Tienes que tener cuidado.
Sadat Kawawa rema en la zona del “Holandés Muerto” en el río Nilo Blanco.
Sadat en el “Holandés Muerto”
Allí hay un tipo llamado Sadat Kawawa que es el maestro del río. No solo es bueno porque nació cerca del Nilo Blanco, sino que es un gran representante del freestyle porque tiene talento y trabaja duro.

6. Cataratas Victoria, río Zambeze

El Zambeze, justo debajo de las Cataratas Victoria, no es tan peligroso. El desfiladero es muy profundo y allí hay algunas de las mejores aguas bravas del planeta. Puedes aprender un montón de movimientos y disfrutar una barbaridad probando líneas cada vez más difíciles. Cada rápido es un puzle y hay 10 maneras diferentes en la que lo puedes atacar. Es una experiencia increíble que solo un kayakista puede vivir.