Música

Así evolucionó la cultura DJ en Polonia

© Lukas Wagneter / Red Bull Content Pool
Por Chris Parkin
La final mundial del Red Bull 3Style se celebrará en Cracovia del 7 al 11 de febrero. Así que pensamos que es un buen momento para echarle un vistazo a la evolución del mundo DJ en Polonia.
En Cracovia (Polonia) se celebrará la final mundial del Red Bull 3style. Nada menos que 24 artistas competirán delante de un panel formado por seis jueces entre los que se incluyen DJ Jazzy Jeff, DJ Nu-Mark y Skratch Bastid.
La gran final podrá ser seguida en directo el 11 de febrero a las 8:30 pm a través de facebook.com/RedBull3style. Pero antes repasemos la evolución de la cultura DJ en Polonia.

Antes de la caída

Antes de que se derrumbase el comunismo, en Polonia no existían clubes y DJ tal y como los conocemos, pero así todo se estaban poniendo los cimientos de lo que iba a venir. Durante el Octubre Polaco de 1956 (un corto periodo de apertura en el país) un grupo de músicos innovadores montó el Polish Radio Experimental Studio en Varsovia, un lugar para la música eléctrica y acústica que tuvo mucha influencia. En los años 70 y 80 llegó el-muzyka, un género de música electrónica con influencias de Tangerine Dream y grupos similares. Un sonido que abrazaron músicos como Marek Biliński que empleaban el sintetizador.

El comienzo de la cultura DJ

El mundillo de la cultura DJ en Polonia comenzó en los años 90. La caída del comunismo coincidió con la explosión del house y del tecno por todo el mundo. Demostró ser la música hedonista perfecta para una juventud que quería divertirse. Los músicos y los DJ pusieron manos a la obra para crear su propia cultura, incluso con equipos muy rudimentarios. Los DJ comenzaron a actuar en los bares en 1991 usando cintas de casete. “Es difícil decir cuándo llegaron los primeros platos Technics y el equipo de DJ, pero el primer club que se abrió en Varsovia fue el Fltry. Allí los DJ hacían mezclas con los discos. Estamos hablando de 1992”, nos explicaron Last Robots, un dúo de house.
DJ Lowa en acción en septiembre de 2017 durante la final nacional de la República Checa del Red Bull 3Style.
Trabajando con el plato

Los clubes despegan

Para aquellos que lo recuerdan, el club Filtry de Stanisław Trzciński, sigue siendo un lugar excelente en el que actuaban legendarios DJ nativos como Maceo Wyro, Bogusz Jr y Sesiz con una música que iba de house a rave y metal. “En los años 90 el mundillo de los clubes estaba basado en DJ nativos, fue una gran época para todos nosotros”, dice Last Robots. Blue Velvet, en el sótano de la Academia de Arte de Varsovia, es otro club muy recordado de la década de los 90. Allí muchos de los DJ polacos conocieron la música electrónica por primera vez. “Daba igual que fuese trance o jungle, se trataba de algo nuevo que no se podía oír en la radio”, dice Rawski de Beats Friendly y Czwórka Polish Radio. También queda en la memoria Nowa Jerozolima, un club que se montó en lo que había sido un hospital infantil.
El house y el tecno no sólo invadieron Varsovia. Sopot es una ciudad costera del norte de Polonia donde se encuentra Sfinks, uno de los clubes más longevos y queridos que abrió sus puertas por primera vez en 1991. En lugares de Cracovia como Krzysztofory Gallery, Miasto Krakoff y Prozak se celebraron grandes fiestas. Además, se dejó sentir la influencia de los clubes berlineses. Entre 1996 y 2002 Łódź se convertía por un día en la capital del tecno durante La Freedom Parade.

Los DJ más importantes

Hacia finales de los años 90 comenzaron a llegar al país grandes DJ, algunos todavía recuerdan la visita de Gilles Peterson en 2002. Este artista influyó mucho en DJ que no practicaban el house o el tecno. Kasia Nowicka, que produce pop electrónico bajo el nombre de Nokika, dice que: “En el house reinaba Import! Se celebraron varias fiestas con DJ como Lottie y Nic Fanciulli. Mientras que otros grupos pensaban que LTJ Bukem era dios”. En el club Piekarnia de Varsovia también se soltaron muchos DJ.
Gilles Peterson actúa en 2016 en Dubái durante el Red Bull Music Academy Bass Camp.
Gilles Peterson
Hip-hop y beats
En los años 90 comenzó el hip-hop en Polonia. Siguiendo los pasos de Liroy (el pionero) llegaron OSTR (de Łódź) y Kaliber 44 (de Katowice). En el sur un dúo llamado Skalpel estaba destacando al mezclar el hip-hop y la música electrónica.

Los clubes actuales

Desde los años 90, el DJ holandés Gerhard ha sido muy importante en Polonia y junto con Iwona Korzybska se encarga de los Instytut parties, que se celebran en el local que antes era un centro de investigación científica. La edición número 14 de esta fiesta tuvo lugar a principios de año y en ella actuó Mathew Jonson junto con DJ nativos. Otros nombres importantes son Smolna, Luzztro, Niebo y Jasna 1. Las reuniones Brutaz de Jacek Plewicki se celebran por toda Polonia y disfrutan de un gran éxito.

Vinilos

“Hace 20 años, en los tiempos del vinilo, Polonia estaba dividida musicalmente. En Varsovia gustaba el house, pero en Łódź y en Cracovia lo que triunfaba era el drum ‘n’ bass y el jungle”, dice Last Robots. Pese a que muchos DJ ahora sólo trabajan con formatos digitales, todavía los puedes encontrar buscando material en tiendas de discos como Side One de Wojtek Żdanuk y también Asfalt. Aquellos que deseen sonidos polacos de los años 70 y 80 acuden a Vinyl Tamka.

No te pierdas a estos artistas

En estos momentos la música electrónica polaca está en ebullición. Hay muchos artistas en Varsovia, Cracovia, Breslavia y Poznan. Transatlantyk Records, The Very Polish Cut Outs y S1 Warsaw son algunos de los mejores sellos de Europa. Otros nombres que hay que retener son Deas, Seb Skalski, Sonar Soul, Marcin Czubala, y Jacek Sienkiewicz, junto con Apostle Pete y Lewskhi.
La música polaca es muy diversa. Puedes encontrar electro-polka, hip-hop y trap, además de reggae. El rapero Na Szcycie y la estrella del reggae GrubSon cuentan con más de 76 millones de visualizaciones en YouTube. Mientras que IZA ha colaborado con Snoop Dogg.
Brodka actua en 2016 durante el Red Bull Music Academy Weekender en Varsovia.
Brodka

Joyas por descubrir

Michał Urbaniak es un jazzista polaco muy afamado y que ha sido ampliamente “sampleado” por artistas como The Beastie Boys. Budka Suflera, Kram, Zdzisława Sośnicka, y Czesław Niemen son también unos artistas de gran calado.