Surf en el río Eisbach, en Múnich (Alemania)
© Michi Lehmann
Surf

Cómo el Eisbach descubrió al mundo el surf de río

Olvídate de las piscinas de olas: Múnich es el Hawái de los surfistas de río.
Por Nozal de las Alas
10 minutos de lecturaPublicado el
En la actualidad, puede encontrarse surfing en los lugares más inverosímiles del Planeta. No importa si es en zona de costa o en el interior, continuamente encontramos gente que se las ingenia para subirse a una tabla de surf en cualquier rincón del mundo. Múnich, en Alemania, es uno de ellos. Allí existe una comunidad de surf muy arraigada. ¿El culpable? El río Eisbach.
Nos sentamos a charlar con el pionero local Quirin Rohleder con quien revisaremos la historia de este curioso lugar que ha colocado a Múnich en el mapa del surf fluvial mundial.
el surfer Quirin Rohleder surfea en el río Eisbach en Múnich, Alemania.

Quirin Rohleder saca estela en el Eisbach.

© Markus Mühlbauer

Una tabla, una cuerda y un rápido: Arthur Pauli no necesitó nada más para surfear la primera ola de río en Múnich en 1971 en Floßlände, Thalkirchen. Al año siguiente, volvió a probar, pero esta vez ya sin la ayuda de una cuerda. Un acto de autorrealización que fue insignificante en aquel momento pero que, sin embargo, tendría consecuencias de gran alcance. Porque el surf en el río es parte de Múnich hoy, como lo es también el Oktoberfest o Bavaria, además de una parte integral de la cultura moderna del surf.
El campeón mundial de surf Mick Fanning proporcionó la mejor evidencia de esta afirmación con su visita en 2017.

2 minutos

Mick Fanning se divierte en el río

Mick Fanning, Mitch Crews, Jack Freestone y Quirin Rohleder en el río Eisbach de Alemania.

Pioneros y jóvenes salvajes

Pasaron años antes de que el “surfing fluvial” en Floßlände y, más tarde en el Eisbach, se hicieran populares, a pesar del espíritu pionero de Arthur Pauli. El salto de Múnich a centro internacional del mundo del surf de río comenzó en 1975 con el primer campeonato de surf fluvial, en el que Arthur Pauli se coronó como el primer campeón bávaro. El evento fue la consecuencia de que cada vez más surfistas americanos y australianos se animaran a probar las olas de río en Múnich y exportar al mundo el nombre del "Eisbach". La escena local también creció de manera importante durante los años setenta y ochenta y, aunque de forma lenta, progresivamente iba convirtiéndose en una subcultura urbana para tomar en serio, ¡y en pleno centro de la ciudad!
Quirin Rohleder, pionero del surf en el río Eisbach, Múnich.

Quirin Rohleder en el Eisbach (1996)

© Oliver Markowitz

Quirin Rohleder es uno de los primeros surfistas de alto nivel que han salido del Eisbach desde su descubrimiento. El cofundador de 'Rapid Surf League' ha sido un filón en el mundo del surf desde los años noventa. "Surfeé mis primeras olas en el Eisbach con planchas de poliestireno extruido de las que se usan como aislante térmico cortadas a medida que robaba de las obras", cuenta Rohleder.
Quirin Rohleder surfea el río Eisbach en Múnich.

La primera tabla de Quirin Rohleder se parecía a esto

© Quirin Rohleder

Un amigo de la escuela había llamado la atención de Rohleder sobre la ola del río en la que "veteranos" como Dieter Deventer o Steffen Dietrich ya estaban surfeando. "Utilicé planchas de poliestireno hasta que un amigo volvió de vacaciones con una tabla de bodyboard debajo del brazo", explica Rohleder. Ese amigo era Steffen Dietrich, quien finalmente vende al joven Quirin su primera tabla de surf por 50 marcos. El resto, como dice el refrán, es historia.
Tuvimos que huir de la policía muchas veces y escondernos en el bosque hasta que los agentes se iban.
Quirin Rohleder
"Por aquel entonces apenas había gente que surfeaba en el Eisbach", cuenta Rohleder que rápidamente tomó la estela del aventajado Dieter Deventer. Juntos transfieren gradualmente las clásicas maniobras de surf desde el mar hasta el Eisbach, siempre vigilando a los agentes del orden. Porque hasta 2010 estuvo prohibido surfear en el Eisbach. “Tuvimos que huir de la policía muchas veces y escondernos en el bosque hasta que los agentes se iban. Se pasaban el día persiguiéndonos. La verdad es que era bastante absurdo que la policía no tuviera nada mejor que hacer en aquel momento".
Quirin Rohleder surfea en el río Eisbach, Múnich (Alemania)

¡Han pasado muchas cosas desde los primeros días en el Eisbach!

© Dieter Verstl

Pero los años de prueba y error jugando al gato y el ratón terminaron dando sus frutos: "Me tomó mucho tiempo lograr mi primer 360", dice Rohleder. “Los primeros aéreos también tardaron en llegar. ¡Pero lo logramos! ”Los niños de hoy muestran lo rápido que avanza el deporte cuando la escena está viva. Para ellos, los trucos por los que Rohleder y compañía tuvieron que trabajar duro y que luego fueron desarrollados por la siguiente generación de surfistas de alto rendimiento como Gerry Schlegl y Tao Schirrmacher, son estándar. "Con Gerry, Tao y también Flori Kummer, los Shove-Its y trucos similares llegaron al Eisbach", dijo Rohleder. La vieja escuela se ha convertido en una nueva escuela. También en el Eisbach.
Janina Zeitler surfea el río Eisbach en Múnich, Alemania.

Girl power con Janina Zeitler: la New School del Eisbach

© Simon Fitz

La ola de Eisbach: un estado de ánimo de la naturaleza optimizado para los humanos

Entre el Ángel de la Paz y la Casa de Arte, el Eisbach comienza inmediatamente después de Prinzregentenstrasse. Un escalón de piedra en el punto de salida del arroyo bajo el puente Eisbach, que fluye muy rápido crea rápidos naturales, un capricho de la naturaleza que ha sido optimizado gradualmente por los surfistas: primero reduciendo deliberadamente el agua de remolino que fluye hacia atrás, y finalmente colocando un tabla de madera debajo del agua.
Surf en el río Eisbach, en Múnich (Alemania).

El Eisbach produce olas muy entretenidas

© Anne-Lise Heinrichs/Flickr/Creative Commons

"Al principio, la ola en el Eisbach sólo funcionaba durante los meses de verano", explica Rohleder. Rara vez funcionaba en primavera. "Hasta que alguien con los conocimientos técnicos necesarios comprobó que la clave estaba en el remolino que se forma junto a la ola que es el culpable de que la ola no se acumule correctamente cuando hay mucha agua", explica Rohleder. “Ahí fue cuando se instalaron las barras y, un poco más tarde, una tabla de madera bajo el agua para hacer que la ola sea más pronunciada y estable”. Desde entonces, la ola del Eisbach ha podido surfearse durante todo el año.
Pero también hay un segundo spot: el Floßlände, a unos 8 km río arriba, al final del Canal Länd, otro ramal del Canal Isar.

El Floßlände: caldo de cultivo para la próxima generación de surfistas

El Floßlände es la hermana pequeña del Eisbachwelle. Fue el primer spot que Arthur Pauli surfeó en los años setenta y será el lugar en donde crecerá la próxima generación de surfistas del Eisbach. Porque surfear allí es mucho más libre de riesgos y los principiantes no sólo son tolerados, sino también bienvenidos.
Desde el IGSMan, la comunidad de intereses del surf en Munich, se han hecho muchos avances para desarrollar el surf en el río, especialmente en el Floßlände. En julio de 2020, el IGSM, con la ayuda del alcalde de Múnich, aseguró que es posible surfear en el spot todos los días de 6 de la mañana a 21:30 horas hasta finales de 2021. Anteriormente, la ola sólo funcionaba cinco horas al día y sólo cuando estaba activo el tráfico fluvial, porque los servicios municipales de Múnich tradicionalmente sólo llenaban el Ländkanal con el agua necesaria en ese momento. Pero eso terminó a mediados de 2020.
En realidad, el surf siempre tiene una buena influencia en las personas.
Quirin Rohleder
"En los encuentros juveniles que organizamos todos los años con el IGSMan de Floßlände se puede ver cuánto se divierten los niños compitiendo entre sí en un entorno seguro en una ola estacionaria", cuenta Rohleder, que confirma el creciente interés de los jóvenes por surfear el río en Múnich. La conclusión es que, gracias al acondicionamiento de la ola y a la liberación de obstáculos, el deporte del surf se hizo accesible a más y más personas, cuenta Rohleder: "Es imposible que no quieras probar. Está claro que el surf en realidad siempre tiene un efecto positivo en las personas".

Múnich: el Hawái de los surfistas fluviales

Stand Up Paddling en el río Eisbach, en Múnich, Alemania.

El umbral "E2" o Dianabad es la tercera ola de Munich

© Starboard/Andy Klotz

El año 2010 es probablemente el más importante de la historia del Eisbach. Es el año en el que el surf en el Eisbach se vuelve oficialmente legal. Y es el año en el que el documental "Keep Surfing" finalmente convierte a Múnich en el Hawái de los surfistas fluviales, incluidos los temidos lugareños.
"El desarrollo en el Eisbach es muy natural", dice Rohleder, refiriéndose al desarrollo de la ola y la escena que la rodea. “Cuando comencé, teníamos un equipo básico y no había nadie más en el Eisbach. Cuando alguien venía y preguntaba si podía probarlo, estaba claro que le habían prestado una tabla”. Pero, al igual que en el mar, la cultura de la bienvenida también llega a su fin en el río cuando las olas se "sobreutilizan" a ojos de los lugareños. "Cuanto más concurrido estaba el Eisbach, más presente se volvía el tema del localismo", confirma Rohleder.
No importa cómo lo veas, el surf se está volviendo cada vez más popular: el surf en el río Eisbach no es una excepción. "La escena en el Eisbach, similar a la del mar, se ha diversificado cada vez más y ciertamente se ha vuelto un poco más profesional", dice Rohleder. "Ahora tienes a los lugareños, los soul surfers, los surfers de competición, los surfers de nivel medio y las jóvenes promesas del Eisbach". ¡Y eso es bueno! La duradera sensación embriagadora de surfear debe y no debe ocultarse a nadie. Incluso si eso significa que tienes que esperar más para poder surfear, ya sea en el Eisbach o en el pico. El estilo de vida "Hang Loose" manda, o al menos debería hacerlo.

Entre la Madre Naturaleza, los rápidos artificiales y las piscinas de olas

Gabriel Medina surfea en el río Eisbach, en Múnich (Alemania)

Gabriel Medina prueba el surfing de río en el Eisbach

© Lorenz Holder/Red Bull Content Pool

La relación del Eisbach con la historia del surf se demuestra por la cantidad de estrellas internacionales del surf que ya han probado suerte en el Eisbach: Kelly Slater, Mick Fanning, Gabriel Medina, Jamie O'Brien, Adriano De Souza... La lista es larga. ¿Quizás el Eisbach pertenece a la lista de olas que debes surfear al menos una vez en tu vida? El hecho es que el surf de río es sólo una de las muchas formas de hacer surf en la actualidad. Porque con la llegada de las tecnologías para generar olas artificiales, el espectro del surf ya se ha ampliado para incluir otro capítulo apasionante durante los próximos años.
"La primera ola artificial que se pudo colocar en cualquier lugar fue la Citywave, ya que estuvo un tiempo en el aeropuerto de Múnich y ahora está instalada, por ejemplo, en el Jochen Schweizer Arena de Múnich o en el Wellenwerk de Berlín", dice Rohleder. Con la Rapid Surf League, Rohleder y compañía también se han centrado en surfear olas estáticas desde 2018 en una serie de competiciones que se llevan a cabo en piscinas de surf en ríos y en ubicaciones de Citywave en toda Europa.
El mundo de las olas estáticas se está diversificando cada vez más y, sobre todo, alivia lugares como el Eisbach, porque existen alternativas, a las que ahora se añaden cada vez más piscinas de olas. ¡A partir de 2023 incluso habrá una piscina de olas en Hallbergmoos, cerca de Múnich!
Quirin Rohleder surfea en Citywave

Quirin Rohleder, en Citywave

© [unknown]

“Gracias a la enorme oferta y los avances de material, el surf se está convirtiendo cada vez más en una actividad de ocio que puedes hacer o probar un fin de semana, sin tener que comprometerte por completo con él, como era el caso de cuando había olas sólo en el mar”, analiza Rohleder.
El surf está cambiando de un estilo de vida confinado al mar a un deporte con actividades en el interior y al aire libre, también más allá de la costa. Hay muchas razones para estar feliz por los surfistas y también por el Eisbach. Porque en el futuro, incluso como local de Eisbach, tendrá muchas opciones: ¿voy al Eisbach, al Citywave o al Wavepool?

Esta historia es parte de

Mick Fanning

Mick Fanning, el legendario surfer australiano, tres veces campeón del mundo, que ahora se aleja del World Tour y se prepara para afrontar nuevos desafíos fuera de la competición.

AustraliaAustralia
Ver perfil