Música

Así es como Lana Del Rey comenzó la revolución del sad-pop

© Joseph Okpako/Getty Images
Por Al Horner
Ahora que Lana Del Rey ha sacado su sexto álbum titulado Norman Fucking Rockwell, echamos un vistazo a cómo la estrella estadounidense ha traído la tristeza a la música pop.
Lana Del Rey en su canción Freak dice que el pasado puede parecer “más extraño que un extraño”. Estamos seguros de que los aficionados al pop saben muy bien a lo que se refiere. Hace 10 años Black Eyed Peas con su tema I Gotta Feeling reinó en las listas de éxitos de EE.UU. durante 14 semanas. David Guetta produjo este trabajo que no solo se oía en todas las radios sino también en multitud de anuncios. De alguna manera personificaba el estado de ánimo en la música popular en 2009.
En aquella época las listas de éxitos estaban llenas de historias optimistas que hablaban de noches “épicas”, desde Lady Gaga con su Just Dance hasta Ke$ha que triunfaba con el tema TiK ToK. Por supuesto, también había baladas en las que se hablaba de corazones rotos pero, según el mundo pop de finales de la década del 2000, las bebidas abundaban, el amor era fácil de encontrar y, en definitiva, no había mucho de lo que quejarse.
Una década más tarde el buen rollito de I Gotta Feeling ha quedado atrás. En los grandes conciertos pop al aire libre se continúa hablando de felicidad y alegría, pero la tristeza ha logrado infiltrarse en las listas de éxitos como nunca.
Una imagen del rapero Drake durante un concierto en Los Ángeles.
Drake
Puede que hayas oído a Lil Uzi Vert decir en la radio: “I might blow my brain out” o Lorde con Royals. El suicidio se ha convertido en un asunto común, como ejemplos podemos citar a Logic y su 1-800-273-8255 y NF que aborda el problema en Let You Down. En los últimos 12 meses Billie Eilish se ha convertido en un faro para los jóvenes descontentos. Incluso Drake (el artista de más éxito del mundo según los datos de streaming) también comparte estos sentimientos. La música pop en 2019 no es optimista y la tristeza es parte de la vida diaria de los jóvenes.
Nadie personifica mejor esta nueva era que Lana Del Rey. “Ha sido un soplo de aire fresco. La generación de Tumblr e Instagram es una generación muy visual, que creció viendo el atentado del 11 de septiembre en la TV. Una generación que tiene en cuenta sus emociones. Ella personifica esa tristeza seductora. En la música actual la tristeza de verdad solo había sido abordada por el grunge, que era muy masculino. Lana Del Rey ha demostrado que se podía hacer de manera más suave”, dice Michael Cragg, escritor británico especialista en pop.
Quotation
Para la generación de Tumblr e Instagram Lana Del Rey personificaba esa tristeza seductora.
Michael Cragg
“Es una estrella enorme pero su música transmite un sentimiento diferente, distinto de lo que solía ser habitual en artistas de ese calibre. Ha creado un espacio dentro de la música convencional con un sonido más suave e interesante que define la tristeza y va más allá de los límites normales”, dice Emily Underhill, cantante y compositora que actúa bajo el nombre de Tusks.
Dio la impresión de que Lana del Rey había venido de otro planeta cuando en 2011 publicó Video Games y Blue Jeans, dos temas con los que entró en el mundo del pop. Esos temas, junto al álbum de su debut Born To Die de 2012, formaron un nuevo sonido. Desde entonces, la compositora, cuyo nombre real es Elizabeth Grant, ha seguido insistiendo en este mensaje con cuatro álbumes más que continúan sumergiéndose en la tristeza.
El sexto álbum de Lana Del Rey, titulado Norman Fucking Rockwell, está destinado a reforzar su posición como una de las mayores estrellas del planeta. La artista (34 años) ha vendido 3.2 millones de discos, tiene cuatro Grammys y colabora con músicos del calibre de Stevie Nicks, A$AP Rocky y The Weeknd. Todo gracias a un sonido que hace una década parecía imposible desde el punto de vista comercial. Los ejecutivos de la industria musical pensaban que el pop moderno debía animar, hasta que llegó Lana Del Rey con su revolución del sad-pop
El éxito de Lana Del Rey no pasó desapercibido ni por Gucci ni por Hollywood (actúa en el tema de la nueva película de Los Ángeles de Charlie junto con Ariana Grande y Miley Cyrus). Todo esto hizo que las casas discográficas empezasen a apostar por proyectos similares; por ejemplo por artistas como Lorde.
Quotation
Ha habido un gran cambio cultural en el sonido y pienso que yo he tenido bastante que ver con ello.
Lana Del Rey
Taylor Swift en sus últimos álbumes siempre ha tenido una canción que suena como las de Lana. Creo que ha pasado incluso hasta con Rihanna, ANTI es un trabajo mucho más emocional en comparación con lo que había hecho antes. Ese disco pone de manifiesto cómo el pop ha madurado y ha pasado a tener más en cuenta sus emociones. Al mismo tiempo que los fans también se han preocupado de sus sentimientos”, dice Cragg.
No es nada nuevo que los sellos de discos se apunten a caballo ganador y copien lo que tiene éxito, pese a que no es fácil imitar el sad-pop de Lana Del Rey. La realidad es que en 2019 este estilo de música es mucho más que una moda pasajera. Incluso hay evidencias científicas de que el pop está entristeciéndose. Investigadores de la Universidad de California estudiaron más de 500.000 canciones de los últimos 30 años y llegaron a la conclusión de que había disminuido el número de temas “felices”, mientras que las canciones “tristes” ganaban fuerza.
“Ha habido un gran cambio cultural en el sonido y pienso que yo he tenido bastante que ver con ello. Recuerdo que hace siete años, estaba intentando fichar por un sello musical y la gente me decía: ‘¿Estás vacilándome? ¿Estos temas? No hay nada de mercado para esto’. Durante mucho tiempo fue necesario cumplir los estereotipos del pop”, Lana del Rey comentó a Pitchfork en 2017.
Puede que no haya creado un nuevo tipo de pop pero Video Games y las canciones que le siguieron abrieron los parámetros emocionales en el pop convencional. En 2019 hay muchos más temas musicales que hablan de la depresión que hace 10 años. Una tendencia que también ocurre en la sociedad.
En la última década ha habido campañas para quitar el estigma que tenían las enfermedades mentales y se ha empezado a hablar de temas como la ansiedad. Un estudio reciente ha puesto de manifiesto un pronunciado aumento de la depresión entre los adolescentes estadounidenses. Ha aumentado en un 25 por ciento el número de jóvenes que son tratados por problemas mentales en comparación con mediados de la década del 2000. A menudo se culpa a las redes sociales por los problemas de salud mental de los jóvenes, pues estas plataformas aumentan los sentimientos de inseguridad y ansiedad. Aunque también es verdad que las mismas plataformas permiten que la gente hable de sus problemas mentales.
Un gran ejemplo de ello es So Sad Today, una cuenta de Twitter que publica frases pesimistas de sus casi 900.000 seguidores. También se han establecido paralelismos entre la cuenta de “sad girl aesthetic” y el lánguido dolor de la música de Lana Del Rey. En 2014 la escritora Lindsay Zoladz dijo que la tristeza de Ultraviolence, el segundo álbum de la artista, era una manera de mostrarle el dedo anular a la idea patriarcal de que las mujeres tienen que parecer felices TODO EL TIEMPO.
“Ultraviolence parece decir: ‘HI HATERS’, mientras un dedo con una manicura perfecta arroja a cámara lenta un cigarrillo en un charco de gasolina. Demasiada gente espera que las mujeres sean esposas sonrientes que emiten rayos de sol desde cada poro”, escribió Zoladz.
Quotation
Incluso la música dance electrónica tiene ahora un tono un poco más triste.
Michael Cragg
La música de Lana Del Rey se inspira en algo muy viejo. Las mujeres que sufren a manos de hombres que las maltratan pero que a pesar de ello continúan amándolos. No es de extrañar que Lana tenga una foto de la portada del álbum Stand By Your Man de la cantante Tammy Wynette en la pared de su estudio.
La tristeza, por supuesto, ha sido una de las fuerzas del pop desde los años 50, como demuestra la carrera de una artista como Wynette. Del Rey, sin embargo, utiliza este clásico melodrama pop para expresar una tristeza del siglo XXI. Nunca ha habido tanto espacio para la melancolía en la música. Hace una década el mundo indie estaba lleno de bandas de hombres alegres, pero ahora artistas como Mitski están cobrando fuerza. En lo que respecta al hip-hop, Lil Peep y Lil Uzi Vert son los líderes del emo-rap; mientras que Post Malone cabalga a caballo entre la dureza y el sentimentalismo. “Incluso la música dance electrónica tiene ahora un tono un poco más triste. El ritmo ha bajado y hay artistas como The Chainsmokers que tienen temas melancólicos”, dice Cragg.
Una foto de la cantante indie Mitski durante una actuación en Chicago.
Mitski
“No es ninguna coincidencia que tuviese que llegar internet para que una artista como Lana llevase la melancolía hasta las listas de éxitos. Ahora la gente tiene muchas avenidas por las que conseguir el éxito. Hace 15 años eran los responsables de los sellos musicales los que elegían. Ahora el rango de música es mayor, al igual que las emociones”, dice Underhill.
“Los humanos anhelan la conexión. Quieren que en el espectro de emociones que hay en la música se incluya la tristeza. Culturalmente somos francamente pésimos a la hora de tratar la tristeza, la gente se pone incómoda. Pero es una emoción que todo el mundo experimenta. No es de extrañar que la gente se sienta reflejada en una música que habla de la tristeza”, añade Underhill.