Videojuegos

9 sitios que debes sobrevolar con el Flight Simulator de Microsoft

© Microsoft
No hay muchos juegos que te den una visión tan realista del mundo desde el aire. Así que acomódate y empieza explorar.
Por Sam WhitePublicado el
Flight Simulator de Microsoft ha vuelto. Después de una absurda pausa de casi quince años, el desarrollador francés Asobo ha reiniciado la extensa franquicia de aviación (que, si te lo preguntas, lleva más tiempo que el propio Microsoft Windows). Y si te perdiste las grandes titulares, Flight Simulator nos muestra el mundo entero. Sí, cada porción de nuestra hermosa esfera espacial azul.
Usando una maravillosa mezcla de datos de satélite, tecnología cartográfica y herramientas de aprendizaje de la IA, Asobo ha conseguido crear un mundo como ningún otro en los videojuegos: enorme, detallado, atmosférico y al límite del realismo fotográfico. Pero con una gama tan amplia de lugares a los que ir, es probable que contraigas el Síndrome de Netflix y te quedes paralizado a la hora de escoger. Así que aquí tienes algo de inspiración para que empieces a volar.

Cristo Redentor

Una captura de pantalla de Flight Simulator.
No hay subtítulos divertidos aquí, solo disfruta de la majestuosidad
Cuando se vuela sobre Río por primera vez se tiene una idea de lo gigantesca que es la ciudad y cuán increíble es la topografía del paisaje, pero también lo diminuta que se ve la estatua del Cristo Redentor desde el aire. Todas las imágenes de Google de la estatua hacen que parezca enorme. Y sí, es bastante grande. Pero te sorprenderá lo pequeña que es, allá arriba en un pico enorme. Aún así, aprovecha la oportunidad y haz algunas fotos sorprendentes.

El cartel de Hollywood

Una captura de pantalla de Flight Simulator.
Aquí está el cartel de Hollywood
Hay docenas de lugares interesantes para ver en Los Ángeles, pero por supuesto, el letrero de Hollywood es uno de los más singulares. Puedes verlo en la colina, oscurecido ligeramente por el brillante atardecer californiano. Se disfruta al sobrevolar el hogar del entretenimiento cinematográfico y el mundo del espectáculo, especialmente al ver todas las casas increíbles en las colinas de Hollywood. También tienes una idea de lo extensa que es Los Ángeles y de lo distante que parece Hollywood de los imponentes rascacielos del centro de Los Ángeles.

El Monte Fuji

Una captura de pantalla de Flight Simulator.
El Monte Fuji
Para llegar al Fuji tienes que salir del aeropuerto de Shizuoka en la costa este de Japón. No está lejos de Tokio. Una vez en el aire, mira a tu alrededor, pronto verás el monte Fuji en la distancia. Es una montaña absolutamente asombrosa, tanto si la ves por la mañana con nubes dispersas, como en medio de una tormenta de nieve, donde se puede ver el pico de la montaña por encima de su característico manto blanco.

Las Pirámides de Giza

Una captura de pantalla de Flight Simulator.
Las Pirámides de Giza
Ningún viaje turístico por el mundo está completo sin una visita a uno de los monumentos más fascinantes creados por el hombre. Hay varias pirámides repartidas por Egipto, pero son estas tres las más increíbles de sobrevolar. Te das cuenta de lo monolíticas y majestuosas que son, pero también puedes ver lo cerca que están las ciudades y pueblos que se han establecido a su alrededor. Debe ser extraño despertarse cada mañana y ver las pirámides desde tu ventana, ¿no crees?

Manhattan

Una captura de pantalla de Flight Simulator.
La gran expansión de Manhattan
Otro extenso paisaje urbano difícil de pasar por alto. Manhattan y sus alrededores puede que no tengan la gran extensión de Los Ángeles, pero lo que le falta en gran escala lo compensa con su espectacular horizonte. Nueva York se ve particularmente impresionante en Flight Simulator, y se pueden ver puntos de referencia icónicos; desde el edificio MetLife hasta el One World Trade Center, el Empire State, la Estatua de la Libertad, y el vasto espacio abierto de Central Park en la parte norte de la ciudad. Acércate una mañana y verás millones de luces todavía encendidas. Es maravilloso.

Uluru

Una captura de pantalla de Flight Simulator.
A kilómetros de todo, aquí está Uluru
Flight Simulator es muy bueno para hacerte sentir pequeño. Pero pocos paisajes te harán apreciar ese hecho como el interior de Australia, que se extiende por cientos de kilómetros en todas las direcciones. Plano, yermo, apenas habitado por la humanidad. Hay muy pocos lugares como este en el mundo, especialmente aquellos con lugares emblemáticos e inolvidables como Uluru. Es difícil transmitir realmente su extensión (varias horas de vuelo desde cualquier lugar edificado), pero esta foto tomada desde 4.000 pies sobre el suelo podría ayudar.

El Gran Cañón

Una captura de pantalla de Flight Simulator.
El Gran Cañón puede no ser totalmente exacto, pero aun así es impresionante
Otra increíble e icónica parte de la naturaleza: el Gran Cañón causa algunos problemas con la tecnología de escaneo de la IA del juego y se ve un poco raro en algunos lugares, pero en general es impresionante para la vista. Esta gigantesca grieta en la superficie de la Tierra realmente te sobrecoge desde el aire.

Dubái

Una captura de pantalla de Flight Simulator.
La palmera hecha por el hombre es... ridícula
Las Vegas de los Emiratos Árabes Unidos. Es una vista maravillosa para contemplar desde los cielos, especialmente cuando el sol se sumerge en el horizonte y proyecta un cálido tono púrpura y rojizo a través del desierto. Muchos de los lugares más emblemáticos de la ciudad están intactos aquí, incluyendo el enorme Burj Khalifa, que se ve atravesando el cielo desde varios kilómetros de distancia, y el hotel Atlantis, que se encuentra en la bahía, en la palmera hecha por el hombre. Qué lugar tan ridículo.

Londres

Una captura de pantalla de Flight Simulator.
The Shard, después de un poco de lluvia. Un clásico londinense
Ahí está, la hermosa Blighty. Puedes personalizar completamente el tiempo en Flight Sim, en tiempo real, así como usar el tiempo en vivo de los datos de los satélites en todo el mundo. En esta toma me pareció apropiado cubrir toda la ciudad con una neblina nublada post-lluvia, con el sol apenas atravesando las nubes. Es Londres tal y como la recuerdo en enero y febrero, antes de que nos mandaran a casa y la ola de calor se desatara.