FitnessAtletismoExploración

¿Conseguirá Ross Edgley nadar 3.200km alrededor de Gran Bretaña?

© Harvey Gibson/Red Bull Content Pool
Por Joe Ellison
Ross Edgley está a punto de ser el primer ser humano que nada a lo largo de toda Gran Bretaña, una odisea de 3.200 km.
El británico Ross Edgley ha hecho burradas como hacer un triatlón atado a un árbol. Ahora está concluyendo otra aventura aún más increíble, recorrer a nado la costa de Gran Bretaña (3.200km).
Más de 150 días después, ¿la hazaña imposible está a punto de hacerse realidad? ¿Puede Ross Edgley convertirse en la primera persona en nadar alrededor de la costa de Gran Bretaña? Únete a nosotros en directo el 4 de noviembre para averiguarlo mientras seguimos a Ross en los últimos kilómetros de su Great British Swim.

El reto comenzó en junio de 2018…

El 1 de junio de 2018 salió del puerto de Margate para nadar en sentido opuesto a las agujas del reloj durante seis horas cada vez. El objetivo era no volver a tocar tierra hasta que 100 días más tarde llegue al Puente de la Torre de Londres.
“Es como si cruzaras el Canal de la Mancha a nado cada día. Sé que mi cuerpo lo puede aguantar. Sé que puedo ser la primera persona en lograrlo”, dice Ross mientras piensa en la magnitud del reto que tiene por delante.

¿Por qué Ross Edgley está rodeando a nado Gran Bretaña?

Quiero servir de inspiración para que la gente se rete a sí misma. Quizá a nadar por primera vez en mar abierto o participar en un triatlón. Enfrentarte a algo que pensabas que estaba fuera de tu alcance y demostrarte a ti mismo que estabas equivocado.
Ross Edgley nada durante el Great British Swim.
Ross espera que su reto sirva de inspiración a los demás
Después de cinco meses en el mar, Ross Edgley espera acabar el Great British Swim el domingo 4 de noviembre de 2018. Antes de empezar, el atleta nos explicó las razones y las reglas que hay detrás de esta locura…

Tengo una cuenta pendiente con el mar

A principios de año intenté nadar desde La Martinica hasta Santa Lucía atado a un árbol. El objetivo era nadar 40 km pero tenía la corriente completamente en contra. No fui capaz de llegar al puerto pero nadé más de 100 km. Como atleta quedé contento con el resultado pero mi parte de aventurero sabía que había quedado una cuenta pendiente.
Ross Edgley en la playa con un tronco de árbol.
Ross Edgley nadó 100 km atado a un árbol
Cuando regresé al Reino Unido nadé durante 48 horas sin parar, simplemente para saber de lo que era capaz. Fue realmente bien y recorrí 126 km. Un soldado de los Royal Marines mencionó la idea de nadar alrededor de Gran Bretaña, algo que nunca se ha logrado. Me pareció un gran reto. ¡No podría escribir un libro titulado “The World’s Fittest Book” sin tener una experiencia que lo demostrara.

No puedo tocar puerto

Ross Edgley nada junto a un barco.
La patrulla del puerto le abre paso
No puedo tocar puerto, ni siquiera una vez. Esto es parte de la aventura. Necesito que las olas no sean grandes y que las corrientes se puedan predecir. Estamos trabajando con los guardacostas para tener la máxima información posible. La climatología y las mareas nos tienen que ayudar un poco.

Tendré que nadar al menos seis horas diarias

Ross nada durante la aventura Great Bristish Swim.
Ross nada al anochecer
La teoría dice que la marea cambia cada seis horas y cada día tienes dos periodos de seis horas en los que la marea te acompaña. El reto es saber si estás preparado para continuar nadando cada vez que la marea cambia, ya sea a mediodía o a medianoche. ¿Vas a ser capaz de continuar sumando km? Podemos predecir las mareas pero no la climatología, puede llegar un momento en el que las condiciones sean imposibles para nadar.
Estoy haciendo este reto para animar a la gente a que haga lo que le gusta, sin preocuparse por la estética del cuerpo. Se trata de ponerse en forma por una razón determinada.Ross Edgley

Mi cuerpo se romperá en el mar

Los expertos me han dicho que llegará un momento en el que mi piel rechazará el estar tanto tiempo en agua salada. Cuando nadé durante 48 horas sin parar, las manos y los pies se hicieron polvo. Además, al usar durante meses el traje de neopreno me van a salir llagas. Espero que no se conviertan en callos porque entonces el dolor sería insoportable en mis axilas y en las zonas donde roza el neopreno. Mi cuerpo se romperá en el mar, sé que tengo que estar preparado mentalmente para ello.

Es una partida de ajedrez con la madre naturaleza

Ross Edgely se enfrenta a una mala mar en Weymouth.
Ross necesita que la naturaleza esté de su lado
Necesito nadar 50 km, día y noche, además de enfrentarme a olas de más de tres metros. Si la corriente está en mi contra no tengo ninguna posibilidad. Hay una carrera de remo que se celebra por la misma ruta. Cuando los organizadores se enteraron de lo que quería hacer me dijeron que estaba loco: “Si llegas a las Highlands tendrás corrientes de ocho nudos en contra. Nadar a tres nudos ya supone hacerlo a nivel olímpico”. En realidad se trata de una partida de ajedrez con la naturaleza. No solo hay que nadar fuerte sino de manera inteligente.

Tengo diferentes trajes de neopreno debido a la pérdida de peso

Ross se pone el traje de neopreno durante el Great British Swim.
El traje de neopreno es ya una segunda piel
No utilizo chaleco salvavidas y solo me pongo guantes cuando hace mucho frío. Tengo trajes de neopreno de distinto tamaño que me voy poniendo a medida que voy perdiendo peso. Lo primero que me dejará de funcionar probablemente serán las piernas. Aunque estas solo representan el 10 por ciento de la propulsión total, incluso en el caso de los nadadores olímpicos. Cada día me saco una foto para que la gente vea cómo se va transformando mi cuerpo.

Mi mayor reto vendrá justo después de Land’s End

En Weymouth hay olas grandes pero es después de Land’s End cuando tendré que tomar la decisión más importante de toda esta aventura: ¿voy por la costa bordeando Gales (la ruta más corta) o voy hacia Irlanda (donde las olas son más predecibles)? Antes de decidir tendremos que tener en cuenta el estado de las corrientes y la climatología.
Si juzgo mal las corrientes nadaré alrededor de Gran Bretaña en la dirección opuesta.Ross Edgley
En Escocia también habrá muchas olas. Hay grandes corrientes entre las islas y como me equivoque voy a ir para atrás. Si lo consigo será maravilloso, allí la costa es increíble. Podrá ser la mejor o la peor experiencia. Un marinero me dijo que si juzgo mal las corrientes nadaré alrededor de Gran Bretaña en la dirección opuesta.

Es una labor de equipo

No se trata de una misión en solitario, es una labor de equipo. El capitán del barco es mi héroe. Tiene todo preparado. Cada día veo dónde estoy en el mapa para que me sirva de apoyo moral. Cuando estás en mar abierto es muy fácil perder la perspectiva de dónde estás. Así que es fantástico cuando subes al barco comprobar en el mapa tu progreso.
Cuando estás cansado tienes las funciones cognitivas de un niño de cinco años. En esos momentos me tienen que indicar la dirección en la que tengo que nadar.

Debo alimentarme de manera inteligente

Una lección que aprendí nadando en Santa Lucía es que la mayoría de los geles energéticos solo proporcionan 30 gramos de hidratos de carbono, lo que no es suficiente. Incluso dentro del agua tengo que seguir comiendo.
En el barco tenemos que llevar una gran cantidad de alimentos ricos en hidratos de carbono y que ofrezcan muchas calorías. No hay sitio para tener miles de bolsas de alitas de pollo. Tomo mantequilla de nueces, aceite de coco, etc. Muchos de estos alimentos no tienen sabor. Es vital alimentarme de manera inteligente.

Me dejé la barba para protegerme de las medusas

Ross Edgley con una máscara que lo protege de las medusas.
La mejor protección contra las medusas
Los animales marinos siempre pueden suponer un peligro en el mar. Hay que tener cuidado con las medusas gigantes. Por eso me he dejado la barba. La cara es la zona del cuerpo que está más expuesta. Espero que cuando lleguemos a Escocia ya tenga la barba bastante fuerte. Por el camino también me encontraré con nutrias marinas, delfines y orcas. Lo que me ayudará a romper la rutina y será una experiencia increíble.

Duermo dos veces al día

Ross Edgley come cereales entre sesiones de natación.
Nadar, comer y vuelta a empezar
En estas circunstancias viene bien dormir dos veces cada 24 horas. Nado seis horas y luego duermo seis horas. He hablado con ultrarunners y con gente que ha cruzado el Atlántico a remo y es así como lo hacen. Simplemente te tienes que adaptar a las condiciones. En Santa Lucía el Red Bull me mantuvo con fuerzas.

Mi objetivo es animar a la gente a que se ponga en forma por una razón en concreto

Ross Edgley nada en Escocia durante el Great British Swim el 13 de agosto de 2018.
Ha batido el récord de distancia a nado en el mar
Espero que mi aventura anime a la gente a hacer lo que les gusta y permitir que la naturaleza se encargue de su fisiología. Hay que estar en forma por una razón determinada. Desde el punto de vista estético, ¿acabaré en la portada de un revista de fitness? Probablemente no, pero espero que mi cuerpo sea capaz de nadar alrededor de Gran Bretaña.