Ver vídeo7 minutos
Raid

La carrera de Sam Sunderland hasta la cima del edificio más alto del mundo

El campeón del Rally Dakar 2017 recorre las dunas del desierto, los campos de golf y los centros comerciales de Dubái para llegar a la cima del Burj Khalifa en su nuevo proyecto: Yalla.
Por Joe Caron Dawe
6 minutos de lecturaPublicado el
El camino hacia el Rally Dakar 2022 ha sido bastante espectacular para Sam Sunderland. El ganador de la edición en 2017 del rally más peligroso del mundo lleva al límite el significado del concepto "pilotaje offroad" en su nuevo film, Yalla.
Me dieron total libertad a la hora de elegir los lugares en los que podía pilotar mi moto. Fue como un sueño.
Para Yalla, que significa "prisa" o "vamos" en árabe, Sunderland tuvo libertad en Dubai. Podía pilotar su KTM 450 SX-F de motocross por donde quisiera. No había ningún lugar prohibido.
Una vez que llegó con su moto a la planta 160 del edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa, de 830 metros de altura, Sunderland se bajó y subió los 90 minutos restantes hasta la cima.
Conoce a Sam Sunderland y aprende todo sobre su triunfo en el Rally Dakar 2017 viendo el siguiente vídeo:
Rally · 1 minutos
Conoce a Sam Sunderland

Cómo surgió la idea de Yalla

La semilla de la idea de Yalla se germinar cuando Sunderland acababa de empezar su carrera en el mundo de los rallies. En aquella época, el británico y sus amigos se maravillaban de los numerosos e inmaculados campos de golf de la ciudad y fantaseaban con la idea de salir a rodar con una moto de motocross y arrasar.
Un día, llegaron a un campo a medio terminar que había sido abandonado antes de su finalización, y para Sunderland, esa experiencia "me hizo pensar: ¿te imaginas lo genial que sería pilotar en un campo de golf?".
La imaginación de Sunderland se disparó de nuevo en 2019 cuando vio a Kriss Kyle descolgarse desde un helicóptero en su BMX, aterrizar en el helipuerto de Burj Al Arab y continuar para convertir los monumentos de Dubái en su propio viaje personal.
Sam Sunderland salta un puente en el Emirates Hills Golf Club, en Dubai, durante el rodaje de su edición de 2022, Yalla.
Sam Sunderland salta un puente en el Emirates Hills Golf Club
El campo de golf de Emirates Hills fue solo uno de los muchos lugares exclusivos que Sunderland visitó durante el rodaje y explica cómo la idea del proyecto tomó forma rápidamente.
"Me dieron rienda suelta a estas ideas de ensueño para montar en moto por cualquier lugar: el cielo era el límite.
"Resulta que en todos los lugares que quería montar, podía hacerlo. Y hubo lugares a los que ni siquiera pensé en ir, como la cima del Burj Khalifa. Fue una experiencia absolutamente increíble".
Sinceramente, subir al Burj Khalifa fue alucinante.
Sunderland subió el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa, de 828 metros, en Dubai.
Sunderland subió el edificio más alto del mundo, el Burj Khalifa

Cómo llegó Sam Sunderland a la cima del Burj Khalifa

Como el cielo es el límite, el edificio más alto del mundo tenía que aparecer en la película. Sunderland subió a la cúspide del rascacielos. Aunque el espacio era demasiado estrecho para que subiera su moto hasta allí, fue tan aterrador como cualquier tramo del árido, solitario e inhóspito desierto al que probablemente se enfrente en el Rally Dakar.
Sam subió al Burj Khalifa en Dubai para la toma final de la película.
Llegó a la cima: Sam subió al edificio para la toma final
"¡Sinceramente, subir al Burj Khalifa fue alucinante! Tomamos el ascensor hasta el piso 160, luego subimos las escaleras durante una hora y media, y todavía estaba oscuro cuando llegamos a la cima. Salimos a las dos o tres de la mañana para llegar a tiempo para el amanecer.
"Hay una pequeña escotilla cuando llegas a la cima. La abrieron, miré por el borde, y me dije: 'No, no quiero tener nada que ver con eso'".
Finalmente, Sunderland salió por la diminuta plataforma con todo el equipo de pilotaje y la toma se realizó desde un helicóptero. "Fue una locura. Una auténtica locura", dice sobre el rodaje del primer día.

Sunderland luchó contra una enfermedad durante el rodaje

El rodaje fue muy divertido, pero también muy exigente. Ocho días seguidos de rodaje, con una carga de trabajo que a menudo duraba hasta 14 horas, fue precedido por la incertidumbre en el proyecto de Sunderland.
Sam Sunderland atraviesa una duna en el desierto de Dubai durante el rodaje de su nueva edición, Yalla.
Atravesando una duna en el desierto de Dubai
"Llevaba dos semanas en el Rally de Marruecos, pero me intoxiqué el penúltimo día", explica. "Volé a casa durante un día, luego me fui directamente a Dubai y empezamos el rodaje al día siguiente".
El hecho de que Sunderland pilotara una moto de MX en lugar de su configuración habitual de enduro significó que había que adaptarse un poco el primer día y, por supuesto, estaba la preocupación tácita que acechaba en su mente -y en la de todos los participantes en el rodaje-: el riesgo de lesiones.
Ir en contra de la manada: Sam se cruza con algunos de los camellos locales en Dubai.
Sam Sunderland se cruza con algunos camellos locales
Sin embargo, el mayor reto llegó de la forma menos esperada. No se trataba de encaramarse peligrosamente en lo alto del Burj Khalifa, ni de volar a toda velocidad por la playa de La Mer, ni de lidiar con los búnkers en el campo de golf.
"Sinceramente, lo más pintoresco del rodaje fue el minúsculo salto frente al Burj Al Arab", recuerda. "Queríamos hacer algo allí con el Burj de fondo. Es solo un salto en un puente, pero me di cuenta de que no había ningún sitio donde aterrizar cuando llegamos allí. Nada más aterrizar, había una palmera, un montón de arbustos y un difícil giro de 90 grados a la derecha.
El salto sobre el puente del Burj Al Arab de Dubai fue un duro desafío técnico para Sam Sunderland.
El salto sobre el puente del Burj Al Arab fue un duro desafío técnico
"El salto era tres veces más largo que el espacio que tenía para parar y girar la moto. Ese fue probablemente el salto más pequeño e insignificante del rodaje, ¡pero me asusté de verdad cuando tuve que ejecutarlo!"
La playa de La Mer fue un verdadero punto culminante para Sunderland, una localización que se traduce de forma espectacular en la película.
Sam Sunderland se pasea por el complejo turístico de La Mer, en Dubai, donde tuvo que saltar en un dhow (un barco árabe), para su película de 2022, Yalla.
Sam recorrió el balneario de La Mer, donde tuvo que saltar un barco
"Fue realmente genial. Construyeron un dhow [un barco de vela] para que saltara. Fue una locura y muy divertido porque llegamos allí y estábamos preparados, listos para arrasar esta playa turística y saltar un barco. Entonces alguien me dijo que no podía dañar ninguna de las flores que había donde se suponía que iba a hacer el salto. Así que tuvimos que improvisar un poco e inventar una pista entre algunos arbustos y árboles. Al final todo quedó muy bien".

Esta es la película favorita de Sunderland en su carrera (hasta ahora)

Sunderland ha participado en muchos rodajes antes, pero la carga de expectativas hizo de Yalla su reto más gratificante hasta la fecha.
Todo el peso estaba sobre mis hombros.
Sam Sunderland
"¡Yalla fue otro nivel! He tenido la suerte de participar en algunos rodajes locos antes, como el de los Red Bull Gardians del Dakar con los camiones Kamaz y el coche Peugeot, pero este era tan diferente.
"Todo el peso recaía sobre mis hombros, con el enorme montaje y el gran equipo. Ahora soy yo. Tengo que hacer lo mío. Pero todo encajó y salió muy bien; el equipo tenía mucha experiencia y era un grupo impresionante".
En comparación, el próximo reto de Sunderland es relativamente sencillo: no hay que escalar los edificios más altos del mundo, ni atravesar campos de golf, ni pisar las flores… Solo tiene que ganar el Rally Dakar.
Sigue el progreso de Sam Sunderland en el Dakar - y toda la acción de cada clasificación y etapa de la carrera - en Red Bull TV.