Shaka
© Víctor Bilbao
Surf

Tras la cámara: Víctor Bilbao

No le juzgues por su apellido que es más andaluz que Camarón. ¡Júzgale por las maravillas que hace con la carcasa de agua!
Por Jeremías San Martín
Publicado el
Aunque su apellido es Bilbao, de vasco tiene muy poco. Su acento andaluz le delata rápidamente. Igual que sus fotos, en donde es imposible esconder esa característica luz que sólo brinda el color del mar gaditano.
Víctor Bilbao es un crack en lo suyo, ya sea foto o vídeo, pero siempre carcasa en mano. Sumergirse en el mar es lo que más le gusta. Y a nosotrxs ver después el resultado...
¡Charlamos con él para conocerle mejor!
Víctor Bilbao - fotógrafo y filmer
Víctor Bilbao, fotógrafo y bodyboarder
Un poco de bio para ponernos en situación: ¿De dónde eres? ¿Dónde creciste...?
Me apellido Bilbao pero de allí poco tengo (risas). Soy de San Fernando, una pequeña ciudad de Cádiz, de donde era Camarón de la Isla.
Aquí vivo actualmente y es donde he crecido, junto a mi hermano mayor Fran, con el que me llevo 8 años. Su figura ha sido muy importante para mí. De hecho, estoy seguro de que sin él no me habría interesado nunca por la fotografía y el vídeo, ya que él ha sido siempre una fuente de inspiración y conocimiento para mí.
Faro - Víctor Bilbao
Los secretos del faro...
¿Cuándo cayó en tus manos por primera vez una cámara? ¿Y la primera carcasa de agua?
Creo que tenía unos 12 o 13 años cuando, en Reyes, mis padres me regalaron una pequeña cámara digital FujiFilm verde con la que empecé a hacerle fotos a mis amigos haciendo skate. El skate fue uno de los detonantes que hizo que me interesara por la fotografía. Descubrí este deporte también gracias a mi hermano...
Quien me conociera de aquella época, me recordará con el pelo largo, con gafas y con esta pequeña cámara en las manos, porque la llevaba a todos lados...
Poco a poco, esta afición fue atrapándome más hasta el punto de ir avanzando y querer mejorar mis fotos y, por supuesto, el equipo. A los 15 años me compré mi primera cámara Réflex, una Nikon D3100, con la que aprendí mucho sobre fotografía y vídeo, todo gracias a ver vídeos en Youtube.
A los 15 años me compré mi primera cámara Réflex, una Nikon D3100, con la que aprendí mucho sobre fotografía y vídeo, todo gracias a ver vídeos en Youtube.
En la playa de Camposoto, un día haciendo fotos en la orilla al atardecer, conocí a Leo Álvarez que, al verme en la orilla con una cámara, me propuso la idea de hacer algunas fotos juntos y grabar un vídeo. Desde entonces, Leo y yo estamos muy unidos. Aprendí mucho de aquella experiencia. El vídeo nos llevó varias semanas de grabación por la costa de Cádiz y Leo me enseñó muchos spots que para mí eran desconocidos, como el Faro de Trafalgar, El Palmar y algún que otro secret. Además, conocí a mucha gente que hoy son grandes amigos, como Alberto Escanena, Paco Bedoya o Antonio Salas.
Este fue el comienzo de una buena amistad con Leo y de mi vinculación total con la fotografía y el vídeo. A partir de aquel momento, cada vez que iba a la playa, no llevaba mi bodyboard, sino la cámara.
Empecé a entrar al agua con una GoPro. Con ella, aprendí a colocarme para hacer fotos y me dio la experiencia que necesitaba para dar el paso a mi primera carcasa, que se la encargaría Joseba Larri. La siguiente cámara que me compré sería una Nikon D7100 y la mejora fue muy importante.
Desde que probé la fotografía dentro del agua con carcasa me di cuenta de que eso era lo que de verdad me gustaba. Y desde entonces no he parado de viajar por Portugal, Canarias, Indonesia... ¡Todo para poder entrar al agua a hacer fotos (risas)!
Desde que probé la fotografía dentro del agua con carcasa me di cuenta de que eso era lo que de verdad me gustaba...
Verde que te quiero verde
Verde que te quiero verde
¡Háblanos de tu carrera profesional! Has hecho trabajos para un montón de gente. ¿Estudiaste fotografía?
No he estudiado nada relacionado con la fotografía o el vídeo. Sí es cierto que he dado algún curso o workshop de fotografía y vídeo, pero realmente donde más he aprendido ha sido por mi cuenta en la práctica, aprendiendo de mis errores e inspirándome en otros fotógrafos y filmers.
Trabajar con otra gente y participar en proyectos también me ha hecho evolucionar mucho. He colaborado con revistas como Meduxa Mag, 3sesenta, Magicseaweed, entre otras… También he hecho algunas colaboraciones para campeonatos grabando los vídeos de los eventos en el Dream Tour, la Spain Kiteboarding League... ¡Mi último trabajo fue con vosotros en en el Red Bull Tarifa2! También he realizado algunas grabaciones para riders como Amaury Lavherne o Alexandra Rinder. Un honor para mí, pues ambos son campeones mundiales de bodyboard.
Por lo general, me gusta ir un poco a mi aire. Viajar, disfrutar de mi pasión que es la fotografía y conocer gente y hacer amistades, como la de Samuel Cárdenas, fotógrafo de surf y kitesurf con quien trabajo mucho últimamente. Eso es lo bonito de esto...
Tus fotos más espectaculares son desde el agua. ¿Qué tiene la carcasa que no tenga el trípode? ¿Te aburre sacar fotos desde la orilla?
Sinceramente, estar en la orilla no es que me aburra, pero no me da esa chispa que me da la carcasa dentro del agua. Es una sensación algo extraña de explicar, es una adrenalina diferente... Son muchos factores a tener en cuenta: el posicionamiento, que no te lleve la corriente, no quedar en el punto donde rompen las olas y no comer fondo son algunas de las cosas que uno evita estando en al agua haciendo fotos. Sobre todo si el fondo es de roca, el cual prefiero para hacer fotos, ya que la ola cae casi siempre en el mismo sitio y es mucho mas cómodo a la hora de fotografiar o grabar.
Mucha gente me pregunta si no prefiero surfear en vez de estar con la cámara, pero la verdad es que no echo en falta coger olas cuando estoy con mi cámara. Me encanta sentir esa adrenalina y esa tensión por sacar una buena foto y diferente al resto... Supongo que el afán de superación es algo que nos persigue a todos los fotógrafos. ¡No nos conformamos y queremos superar nuestras propias expectativas!
Por lo general, si hay olas buenas y huecas, estoy dentro del agua con la carcasa. Si el baño no está tan definido, entonces me quedo fuera con el teleobjetivo.
Me gusta ir un poco a mi aire. Viajar, disfrutar de mi pasión que es la fotografía y conocer gente y hacer amistades.
Víctor Bilbao
Swell primaveral
¿Qué equipo tienes? ¿Cuál es tu objetivo favorito para fotear desde el agua?
Actualmente, entro al agua con una Nikon D750 y una carcasa LiquidEye, en concreto el modelo C2100 con el Nikon 24-70 f2.8, que se ha convertido en una de mis lentes favoritas, ya que me permite acercarme un poco más si quiero hacer una foto más angular en el boquete, o alejarme si la cosa se pone un poco seria.
También el 10-17mm o el 8mm son unos objetivos que he usado mucho y me han dado unos resultados brutales para fotos de tubos, ya que me permiten acercarme bastante para sacar el mejor momento, aunque este tipo de fotos son algo más complicadas por que te obligan a estar justo en la zona de rompiente luchando contra corriente.
Desde fuera del agua suelo disparar con un 120-400 de Sigma que me da muy buen resultado, aunque últimamente tengo el tele un poco olvidado (risas).
¿Cómo es tu día ideal de trabajo en la playa? ¿En qué condiciones te sientes más a gusto foteando?
El simple hecho de estar en la playa haciendo lo que me gusta para mí ya es ideal pero, si nos ponemos un poco quisquillosos, prefiero los días grandes, con olas huecas y tuberas en las que pueda entrar al agua. Aquí en Cádiz tenemos una luz brutal, lo único que falla un poco son las olas que no tenemos mucha constancia. Por eso me gusta viajar y moverme para probar nuevas olas y nuevas luces con las que jugar.
El simple hecho de estar en la playa haciendo lo que me gusta para mí ya es ideal.
Tubo - Víctor Bilbao
Tubazo
Eres bodyboarder, ¿te gusta más fotear bugueros que surfers?
Como bodyboarder que soy me encanta tirar fotos a los bugueros. Sobre todo en Canarias donde hay un nivel muy potente en este deporte. Pero, es verdad que el surf me parece mucho más estético para las fotos y mucho más bonito de fotografiar. Yo no le hago asco a nada. Si veo que alguien va en una buena ola, ya puede estar haciendo bodysurf que voy a tirar la foto.
¿Hay algún rider/s con el que te sientas más cómodo trabajando?
Sin duda Leo Álvarez. Es como mi hermano mayor y con él he aprendido mucho de lo que sé hoy en día. Él me acompaña en casi todos mis viajes y con él me entiendo a la perfección. Con tan sólo mirarnos ya sabemos cómo actuar (risas)...
También me siento muy cómodo trabajando con Javier Henríquez Cutillas, rider canario que me trata como uno más de su familia y con el que he realizado algún vídeo en el que ha resultado todo muy fácil y cómodo.
Leo Álvarez (bodyboarder) es como mi hermano mayor. Con él he aprendido mucho de lo que sé hoy en día...
Sí, últimamente te vemos haciendo mucho vídeo. ¿Realmente, cuándo empezaste a hacer tus primeros pinitos con la cámara de vídeo?
El vídeo siempre ha estado presente en mi carrera. de hecho, mis primeros pinitos fueron así en el mundo del skate. Nunca he dejado de hacer vídeo, sólo que he tenido momentos en los que me apetecía más hacer fotos o grabar, dependiendo un poco del momento.
¿Cuándo foto y cuándo vídeo? ¿Qué te aporta el uno que no te da el otro?
Como he dicho antes, depende un poco del momento. Hay veces que me apetece contar una historia o transmitir algo que con la foto se me queda un poco corto... Suelo grabar, sobre todo siempre que viajo. En casa suelo grabar bastante poco, la verdad, y hago más fotos.
Hay momentos en los que me apetecía más hacer fotos o grabar, dependiendo un poco del momento.
Shaka - Víctor Bilbao
Shaka
¿Es posible vivir de la fotografía de surfing?
Soy de los que piensan que en esta vida no hay cosas imposibles, pero sí difíciles de conseguir.
En España vivir sólo de la fotografía de surfing es muy difícil, ya que las marcas y la industria no apoyan demasiado a los fotógrafos y, hoy en día con las redes sociales, las revistas se han visto atacadas y el formato papel ha quedado en segundo plano y, compartiendo una foto en redes sociales y mencionando al fotógrafo, no se paga ni el equipo ni el tiempo que invertimos.
La cosa cambia fuera de España en donde las marcas y las revistas apoyan mucho más a los fotógrafos. Ahí sí es más fácil vivir de esto...
¿Tienes algún objetivo concreto o un sueño profesional específico?
Mi sueño es, precisamente, vivir de esto. Para mí la fotografía es una pasión y, cuando trabajo, me lo paso tan bien que no pienso que estoy trabajando. ¡Las horas pasan volando! Me gustaría crear mi propia empresa de fotografía y vídeo centrada, sobre todo, en el mundo del deporte.
En España vivir sólo de la fotografía de surfing es muy difícil...
Ola perfecta - Víctor Bilbao
Perfección gaditana
¿Cuáles son tus próximos trabajos, proyectos, viajes...?
Tengo algunos proyectos en Canarias pendientes de hacer durante esta temporada, más centrados en el vídeo que en la fotografía.
Como próximo viaje me gustaría ir a Marruecos, volver a Indonesia pronto y, sin duda el destino que me quita el sueño es Tahití. Creo que Teahupoo es la meca del surfing y de la fotografía de surf, así que toca ahorrar porque barato no es ir hasta allí (risas)…
Sin duda el destino que me quita el sueño es Tahití. Creo que Teahupoo es la meca del surfing y de la fotografía de surf...
📷 ¡Descubre a muchos más fotógrafos y su trabajo en nuestra sección “Tras la cámara”!