Caribbean Sport Shop, primera tienda skate España 1975

Tiendas de skate de España: Caribbean Sport Shop

© Cortesía de Caribbean

Así es la primera tienda de skateboarding del país, fundada en 1975; y así ha vivido la evolución del monopatín a lo largo de más de 40 años de venta de skate y surf, esencialmente.

En el barrio de Salamanca de Madrid, más concretamente en el número 110 de la calle de Ayala, cuelga actualmente un letrero que en letras de colores dice ‘Caribbean’.
Tras él está una tienda de 200 metros cuadrados en la que trabajan 3 personas. Es la primera tienda de skate de España, fundada en 1975 por José Antonio Muñoz Cuéllar, más conocido como ‘Doc Caribbean’, con quien hemos realizado la primera entrevista de las muchas que vendrán con tiendas de skate de este país para saber cómo nacieron, qué evolución ha sufrido la industria del monopatín y hacia dónde va.
Doc Caribbean, pionero del monopatín en España
Doc Caribbean, pionero del monopatín en España
Doc, cuéntanos cómo se fundó ‘la primera tienda de skate de España’.
Todo empezó en un viaje que hice a Estados Unidos en 1973. Al volver, tuve la suerte de que coincidió con la llegada de las ruedas de uretano y los rodamientos de precisión. Todo el mundo me preguntaba dónde los podía conseguir, así que tiré de los contactos que había hecho para empezar a importar.
En los inicios vendía los domingos en Nuevos Ministerios, con mi Seat 133Doc Caribbean
¿Y cómo vendías?
En los inicios vendía los domingos, en Nuevos Ministerios, con mi Seat 133 como ‘tienda ambulante’. Como la demanda fue aumentando, busqué un local. Cimarra Sport me alquiló un córner –tipo El Corte Inglés- donde yo tenía mi sección y no podía competir con sus ventas de esquí, golf y tenis. Nos turnábamos con mi novia (ahora mi mujer) y no abríamos todos los días, pero el volumen seguía aumentando y se hacían colas de gente, así que acabamos abriendo cada día.
A los pocos años, Cimarra Sport quebró. No pude quedarme con el local de 400 metros cuadrados, pero me quedé con la zona del taller y empecé ahí, en la calle Cogumela 5. Como tuve que hacer una fuerte inversión y adaptar el local a la normativa, los inicios fueron en el suelo de la tienda, con un escaparate lleno de palmeras, muy californiano. Vendía skate y surf.
Caribbean, la primera tienda de skate de España
Caribbean, la primera tienda de skate de España
¿Cómo acabasteis donde estáis ahora?
El edificio donde estábamos antes era de finales de los 40. Les obligaron a hacerlo de nuevo por dentro. Lo compraron unos inversores y en los bajos hicieron garajes porque en el barrio de Salamanca no había; y encontramos este, en una zona parecida.
Fuimos los primeros que trajimos… ¡la camiseta!Doc Caribbean
Si fuisteis la primera tienda de skate de España, seríais pioneros en muchas cosas… ¿nos cuentas alguna?
Ya te digo, muchísimas. Fuimos los primeros que trajimos… ¡la camiseta! Aunque parezca mentira no se usaban para vestir, solamente existían las interiores, con tirantes; y para el resto se vestía con polos y camisas. Pues nosotros vendíamos camisetas de manga corta con bolsillo y dibujo atrás de flores, de palmeras…
Fuimos también los primeros en traer la mochila. Antes, la gente iba al colegio con cartera de cuero y cuando eras más mayor, llevaba los libros con una cinta.
No quiero olvidarme tampoco del frisbee o los boomerangs, ni del snowboard, con Barfoot primero y Burton después. Teníamos que explicar que aquello era una tabla de surf… para la nieve; y recuerdo que subíamos con botas militares a la bola del mundo, desde donde nos tirábamos con unas tablas que llevaban 2 quillas pequeñitas de aluminio y palonnier. A la segunda piedra ya no había quillas, claro…
Fuimos tan innovadores que en algunas cosas nos pasamos 2 o 3 años sin venderlas. Pasó con los bikinis de neopreno, los bañadores brasileños, los forros polares…
La fachada de Caribbean, en Madrid
La fachada de Caribbean, en Madrid
¿Ahora se pueden tener exclusivas también?
Lo intentamos, pero es muy difícil. En los 75 nosotros creábamos la moda, pero porque solamente encontrabas los productos en la tienda. Ahora, en cambio, venden por Internet productos que no llegan a la tienda hasta al cabo de unos meses. Ya no somos creadores de moda.
Vendo de todo porque para mí, el monopatín es cualquier tabla con 2 ejes y 4 ruedasDoc Caribbean
Entonces, ¿qué vendéis de skate actualmente?
Para mucha gente, el monopatín es lo que empieza en los 90 con el street, las tablas simétricas, cóncavas, ruedas más pequeñas, ejes que giran menos. Para mí no, para mí sigue habiendo muchas más modalidades que incluyen todas las tablas con 2 ejes y 4 ruedas, incluido el longboard. Aquello que empezó en los 50 en Estados Unidos como un juguete y que se asemeja al surf pero en el asfalto. Plena diversión. Libertad absoluta. Lo que sigo practicando con 65 y seguiré haciéndolo hasta que el cuerpo aguante. Por todo ello vendo de todo: cruisers, surfskates, monopatines de street, longboard, etc.
Vista general de la tienda Caribbean
Vista general de la tienda Caribbean
Hablando de la historia del skate, ¿cómo ha vivido la primera tienda de España la evolución del monopatín?
La historia del skate ha sido tradicionalmente de picos. De booms se pasaba a prácticamente desapariciones. El boom de los 70 con el uretano; la desaparición en los inicios de los 80; el resurgir del 85 al 95, cuando se disparó y vendía 30 tablas completas diarias, una barbaridad; el subidón del longboard en 2005, etc.
El textil, el calzado y los complementos están muertosDoc Caribbean
¿Y en qué momento está ahora?
Si hablamos de ventas, ha bajado el long y ha subido el street. La causa te la muestran los números: miras cuántos españoles hay, de qué sexo, edad, cuota de mercado, etc y te sale tu público potencial. Si todos esos ya tienen un patín, no venderás hasta que crezcan los chavales. Pues esos chavales son los que están comprando ahora. Hijos de skaters que tienen entre 30 y 45 años.
Por otro lado, los surfskate también se venden muy bien. El surf está en auge y es lo más parecido que hay de asfalto. En cambio, el textil, el calzado y los complementos están muertos. La gente antes era más marquista. Ahora ya no.
En líneas generales creo que hemos dejado atrás los picos, que ahora hay curvas suaves. Creo que se mantendrá así, estable. Ya no desaparecerá… excepto si se prohibe, claro. Pero en el mismo sentido debo decir que el sector está jodido. No se puede competir contra las zapatillas de cartón que valen 19 euros cuando las de marca valen 40 (y antes valían 80…); y además esas marcas multinacionales ya no quieren tiendas pequeñas. Tienen sus propias tiendas e Internet. Para nosotros es inasumible tener la zapatilla en stock, en algunos color y tallas y esperar a que alguien venga y la compre mientras Nike te la manda gratis, sin los gastos de local o impuestos, te deja elegir los colores y tienes 30 días para devolverla o te devuelven el dinero.
Entrada de la tienda Caribbean
Entrada de la tienda Caribbean
¿Qué otros problemas acechan a las tiendas de skate?
Básicamente están relacionados con Internet. En la red, por ejeplo, hay competencia desleal. Gente que mira a cuánto estás vendiendo algo y pone un precio para machacarte. El consumidor final va demasiado al precio. Incluso vienen a probarse un casco a la tienda y por ahorrarse 5 euros lo compran por Internet. O se compran el monopatín de 200 online por un ahorro de 15 y luego vienen a comprarme el tornillo que vale 3 euros del que no me queda ni un euro.
Me desvivo por el servicio post ventaDoc Caribbean
¿Qué se puede hacer al respecto?
Pues a los del tornillo no les doy servicio. Se enfadan, pero me da igual. Y para las pruebas, como en Estados Unidos: te dejamos probar el casco y si lo compras, lo vendemos a precio normal, pero si no, pagas 10 euros de fianza y nos los quedamos. Sinceramente, es un problema de picaresca española que podría entender si el artículo vale la mitad que en la tienda, pero no por cuatro miserables euros.
Habrá que hacerlo porque muchas tiendas desaparecen por estas prácticas y otras quizás lo hagamos. Y parte de este problema es de los españoles, que tenemos tendencia a no defender lo nuestro. No sabes lo difícil que es venderle algo que no sea francés… a un francés. Pues aquí es al revés. El comercio local puede ser más caro, pero si desaparece, perjudicas a tu comunidad; y eso no lo pensamos. El "buscar quién tiene un producto más barato y me lo sirve antes en casa" nos está matando.
Entonces, ¿intentáis apostar por marcas nacionales?
Siempre que podemos. Procuramos por lo menos que el importador sea nacional, aunque sea más caro. Siempre que nos trate bien, claro.
¿Vendéis online vosotros?
Sí. Solamente aquello que tenemos en stock. Es como si fuera la extensión de la tienda física. Y lo mandamos en un máximo de 72 horas, que normalmente son 24.
En Caribbean no vendemos nada que no hayamos probado antesDoc Caribbean
Si te pregunto “qué sustenta Caribbean”, qué me dirías.
Que se basa en tres pilares. El primero es testearlo todo. En Caribbean no vendemos nada que no hayamos probado antes y nos haya gustado. No vendemos palillos porque ahora se venden palillos y dan margen si son, hablando en plata, una porquería.
El segundo son los consejos. Yo puedo vender muy barato y venderte la moto, encasquetarte algo, pero mi intención es que te guste, que te vayas contento, que vuelvas y que traigas a otro cliente. Encasquetando algo, esa regla no funciona.
Y luego me desvivo por el servicio post venta. Tengo clientes de hace 30 o 40 años que me vienen con patines de los que ya no hay piezas, pero yo se las busco donde sea e incluso si hay que fabricárselas, se las fabrico.
El mágico taller de Doc Caribbean
El mágico taller de Doc Caribbean
Con todo, ¿cómo ves el futuro?
Todo puede pasar. Me encantaría saberlo, pero ni idea. Yo prefiero pagar algo más teniendo la certeza de que quien me lo vende paga sus impuestos y contribuye a que funcione el sistema, luego me da servicio, etc. Yo voy a seguir siendo siendo así, totalmente honesto con el cliente. Nadie roba a nadie aquí.
¿Dónde se puede seguir a Caribbean?