Ver vídeo11 minutos
esports

ocelote, CEO de G2 Esports, nos demuestra que es más que un jefe

En este episodio de Unfold, averiguamos más cosas sobre el fundador de G2, Carlos "ocelote" Rodríguez Santiago, uno de los directores más honestos de los esports.
Por Miri Teixeira
6 minutos de lecturaPublicado el
G2 Esports es uno de los equipos de esports de mayor éxito, con 40 millones de seguidores en todo el mundo y más de 100 victorias en múltiples competiciones nacionales e internacionales. Pero quizá sea tan conocido como el propio equipo su CEO y cofundador, Carlos "ocelote" Rodríguez Santiago.
En el último episodio de Unfold, echamos un vistazo a la ética de ocelote, uno de los personajes más sinceros y vibrantes de los esports, explorando sus métodos para crear lo que él dice que es un "equipo de ganadores".
Tras comenzar como jugador de World of Warcraft, ocelote se pasó a League of Legends durante las fases beta del juego. Tras unas cuantas temporadas jugando para SK Gaming, cofundó Gamers2, que la escena competitiva conoce ahora como G2 Esports, y con este equipo hizo historia.
Carlos 'ocelote' Rodríguez Santiago en la oficina de G2 Esports en Berlín, Alemania, el 6 de octubre de 2021.

Carlos 'ocelote' Rodríguez Santiago es el CEO y cofundador de G2 Esports

© Max Menning Red Bull Content Pool

Impulsado por el deseo de ganar por encima de todo, ocelote ha inculcado sus valores a todos los jugadores que han pasado por su equipo. Popular en la comunidad de gaming en general por su personalidad franca y sin tapujos en las redes sociales y durante el juego, es conocido por su equipo como una especie de visionario motivador. Los miembros de G2 no pueden conformarse con lo mejor de lo mejor, ya que las expectativas de ocelote aumentan según el nivel de habilidad de los jugadores.
"No tengo otra intención en la vida que divertirme mientras gano", comenta. "Lo digo muy en serio. Si estoy vivo, estás jodido".

Una base sólida

Aparte de la competitividad que impregna cada momento de su tiempo como CEO, ocelote define los tres pilares fundamentales de G2 Esports como "Ambición, Diversión y Empatía", tres fundamentos que, en su opinión, "requieren que cualquiera ponga el 100%".
La complacencia no es una opción para el fundador de G2: "Cada vez que estoy satisfecho u orgulloso, la otra parte de mi cerebro dice: 'eres un idiota'". Sus altas expectativas son un rasgo bien conocido, pero se exige a sí mismo el mismo nivel que a sus jugadores, que pueden ver con qué seriedad cree que son ganadores.
Es importante creer que eres el número uno, y al mismo tiempo creer que podrías ser mucho mejor
Carlos 'ocelote' Rodríguez Santiago
La mentalidad que intenta inculcar es sencilla, pero hay que tener agallas para mantenerla. "Es importante creer que eres el número uno, y al mismo tiempo creer que podrías ser mucho mejor", dice ocelote. "No permito la mediocridad". El objetivo es únicamente ganar. Este enfoque puede sonar despiadado, pero podría decirse que ha llevado a G2 Esports a ser el gigante competitivo que es hoy.
Otra característica que define el estilo de liderazgo de Ocelote es el nivel de implicación en la progresión y el desarrollo de su equipo. Supervisa la mayoría de las elecciones personalmente, manteniéndose al día con cada equipo en los chats de grupo e intentando aprovechar la motivación personal de cada jugador. No solo esto, sino que ocelote está siempre muy involucrado en el marketing, la marca, las relaciones públicas, las redes sociales y cualquier contenido publicado por el equipo G2. Una cosa es cierta: ocelote está siempre muy ocupado porque realmente cree que su equipo se merece lo mejor.
Carlos 'ocelote' Rodríguez Santiago dirige a su equipo en la oficina de G2 Esports en Berlín, Alemania, el 6 de octubre de 2021.

Ocelote participa activamente en la formación y la promoción de G2

© Max Menning/Red Bull Content Pool

Ganadores y aprendices

G2 lo es todo para ocelote, que pasa cada minuto que puede formando o interactuando con su equipo. "Nunca soy 100% CEO", dice. "Un porcentaje es su jefe, un porcentaje es un mentor, un porcentaje es su amigo... Soy su mayor hater y su mayor fan".
Su honestidad puede hacer que parezca difícil para los de fuera, pero el equipo de Ocelote dice que aprecia su autenticidad. Desde su punto de vista, cuanto más directo sea, más podrá aprender y mejorar la gente. Cuando se le presiona, lo dice claramente: "Si tengo que elegir entre el éxito de G2 y nuestra relación personal, elegiré el éxito de G2".
En cada discusión con los miembros del equipo, Ocelote se asegura de que todos estén en la misma onda, incluso si eso significa algunas duras verdades. Desde charlas llenas de improperios hasta la creación de equipos prácticos, no se puede negar que sabe cómo sacar lo mejor de sus equipos, dado el historial de G2. El equipo está convencido de que nunca pierde: solo gana o aprende.
¿Y qué pasa si G2 no consigue ganar? Fiel a su carácter, el ocelote también lo tiene claro. "Tratamos nuestra propia miseria con comedia", dice. "Si esperas que digamos: 'sí, el rival ha jugado mejor, nosotros hemos jugado peor'... hermano, si quieres equipos aburridos, hay muchos por ahí". Anima a sus jugadores a expresar su decepción, su ira o su frustración de forma orgánica, permitiéndoles decir palabrotas o insultos hasta la saciedad. "Si quieren hacerlo, no seré yo quien se enfade", dice.

También para entretener

Una gran parte de la filosofía de G2 también proviene de ser una fuente de entretenimiento. Ocelote dice que está ahí para hacer reír y su presencia en las redes sociales está en consonancia con este objetivo. Uno de los clips incluidos en este episodio de Unfold es su infame vídeo "Samurai Workout With Carlos", en el que interpreta el papel de un hiperactivo instructor de fitness de los años 80 que enseña a los fans cómo celebrar correctamente los eventos de G2.
La difusión de la marca G2 viene a raíz de esto, con el objetivo de introducirse en otros espacios de entretenimiento, como la música, el cine y la moda. El equipo está intentando hacer una canción, por ejemplo, y ocelote cree que hay que contratar a varios expertos para crearla, pero siempre teniendo la última palabra. No solo quiere que G2 domine en el ámbito de los esports, sino que quiere que su logotipo sea reconocible para cualquiera que se cruce con él en el lugar menos predecible.
Hay pocos que se tomen sus cargos tan en serio y a la vez tan alegremente como ocelote. Sus años en el G2 han permitido que su personalidad dé forma al equipo y que se convierta en una leyenda entre sus compañeros. Al final de todo, sin embargo, como comenta en el vídeo de esta semana, "es un puto videojuego, relájate".