Videojuegos

¿Cuáles han sido los videojuegos más innovadores de todos los tiempos?

© Teddy Guerrier on Unsplash
Estos son los videojuegos que revolucionaron todo lo que vino después.
Por Chris HigginsPublicado el
Los juegos siempre han ido en busca de los límites de lo posible; tanto en creatividad, tecnología y, en ocasiones, nuestra paciencia. Con la emoción de una nueva generación de consolas en el horizonte, los jugadores están ansiosos por ver qué tipo de nuevas experiencias van a vivir en la PlayStation 5 y la Xbox Series X. Pero sin los innovadores juegos de las últimas cuatro décadas no tendríamos tantos recuerdos increíbles para recordar. Aquí están los videojuegos que consideramos más innovadores jamás creados.

Half-Life

Hoy en día puede que conozcamos más a Valve como propietario de una de las mayores plataformas de distribución de juegos para PC, pero antes de que se ocuparan de Steam y de un negocio basado enteramente en sombreros (hablaremos sobre eso más adelante) hicieron juegos que definieron el género. Cuando Half-Life se lanzó en 1998, los shooters todavía seguían el ejemplo de Doom de cinco años antes, entregando historias en páginas de texto o en secuencias cinemáticas ocasionales.
Half-Life rompió el molde usando secuencias de comandos para que la acción ocurriera justo en frente del jugador. Junto con algunas físicas básicas, echando mano de la IA, y una jugabilidad que rompió moldes gracias a la resolución de rompecabezas y plataformas, Half-Life estableció una nueva fórmula para las siguientes dos décadas de juegos FPS. También dio lugar a Counter-Strike y sentó las bases para los shooters tácticos multijugador. Y como se evidencia en Counter-Strike: Global Offensive y el reciente lanzamiento de Black Mesa, un remake del Half Life original, la fórmula aún engancha.

Metal Gear Solid

La franquicia de acción sigilosa de Kojima puede ser recordada con cariño (o de forma exasperante) más por la longitud cinematográfica de sus escenas y su desconcertante línea de tiempo; pero su dedicación para crear un juego de espías ha dado como resultado muchas de las características que, a día de hoy, consideramos estándar. Guardias atraídos por el ruido, el sistema de alerta, conos de visión, todo original de Metal Gear Solid. Pero son los pequeños detalles, casi insignificantes, los que hacen que los juegos de MGS destaquen, como descubrir huellas en el interior de las instalaciones después de andar por la nieve o como los NPC reaccionan ante ti si los miras fijamente durante mucho tiempo. Y, una verdadera innovación, en el camión cisterna en Metal Gear Solid 2 hay un cubo de hielo que puedes derribar disparándolo.
Kojima hizo que alguien programara un código para que los cubitos de hielo se derritan más o menos rápido dependiendo de lo cerca que estaban de otros cubitos de hielo. Esta es la única vez que se utilizó. Eso es lo que llamamos progreso.

Assassin’s Creed

De un juego de sigilo a otro. Mientras que Assassin's Creed hace uso de las mismas mecánicas de detección y sigilo, es la tecnología de movimiento del juego la que cambió la siguiente generación de acción en un mundo abierto. En los emocionantes días de 2007 el Parkour se extendía por todo el mundo. La tendencia a correr libremente hizo que las escenas de persecución fueran mucho más emocionantes, al tiempo que nos dio una libertad suficiente para movernos por las ciudades a nuestro antojo.
Muchos juegos trataron de capturar la emoción de saltar sobre los obstáculos con fluidez, pero no fue hasta que saltamos y rodamos por el tejado del Souk al-Silaah en Damasco cuando vimos el futuro del movimiento. Desde Assassin's Creed, muchos otros juegos han añadido el salto y la escalada a las habilidades de sus héroes, incluyendo Mirror's Edge, Prince of Persia, Watch Dogs y Titanfall. Esa fluidez también brilló en el combate, con grandes peleas que solo requieren unos pocos toques de botón para contrarrestar, bloquear o atacar a cualquier enemigo que te rodee. Este sistema de combate simplificado se abrió camino en otros juegos que lo han perfeccionado desde entonces, incluyendo los juegos de Batman Arkham.

Dota

Es difícil saber por dónde empezar con las innovaciones de Dota. El juego original fue un mod para Warcraft 3, basado en un mapa de StarCraft, y dio origen al género Multiplayer Online Battle Arena (MOBA). Este giro en los juegos RPG de acción y RTS de la época se ha convertido en la base de algunos de los mayores esports del planeta. Riot's League of Legends y Dota 2, la secuela del mod propiedad de Valve, atraen regularmente a multitudes a eventos deportivos. Pero se puede decir que la versión de Valve ha tenido algunas de las incorporaciones más influyentes.
Con la plataforma Steam, Valve tuvo la forma de vender complementos para los personajes, y para que los fans presentaran sus propios diseños y vendieran sus propios accesorios en el mercado. Esto creó toda una economía, basada en el valor de algunos sombreros brillantes. Valve también incorporó el modelo Battle Pass para que los jugadores apoyaran sus torneos y jugadores favoritos, aumentando el valor de los premios de The International a decenas de millones de dólares. Casi todos los juegos en curso ahora tienen un pase de batalla estacional basado en este modelo, y si hablamos de las controvertidas microtransacciones, Dota es uno de los grandes culpables de que existan.

Grand Theft Auto 3

Ningún juego de mundo abierto estaría donde está hoy sin la influencia del Grand Theft Auto 3 de Rockstar. El primero título de la serie bajó la cámara del cielo y nos la puso sobre el hombro para ofrecernos una ciudad entera en 3D. A los que jugaban en ese momento, en 2001, les pareció mágico el modo en que los habitantes de Liberty City parecían tener vida propia, conduciendo y caminando y gritándote por si querías atropellarlos con un tanque.
La estructura de la misión y la capacidad de coger cualquier vehículo ahora es básico en los juegos de acción, pero antes, si querías conducir, tenías un juego de conducción, y si querías disparar, tenías un FPS. Todo junto en un sandbox que te permitía saltar de acantilados y volar en helicóptero a tu gusto era algo inaudito, y aún hoy te divierte durante una tarde de domingo. Con mucha influencia cinematográfica de los clásicos de las películas de la mafia, es difícil no quedar atrapado en su fantasía. Si no es el juego más innovador de todos los tiempos, ciertamente sigue siendo uno de los mejores.

Minecraft

Los juegos no tienen que tener un presupuesto de mil millones de dólares para empezar algo especial. A pesar de que ahora vale más de 2.500 millones de dólares para Microsoft, cuando este pequeño y fresco juego indie llegó a la escena entre 2009 y su lanzamiento oficial en 2011, inspiró una inmensa creatividad. Un sandbox abierto para construir estructuras, paisajes o artilugios complejos con tus amigos fue toda una revolución en su momento, y sigue siendo popular hoy en día. Incluso hay juegos derivados como Minecraft Dungeons, que expanden el mundo del juego para sus legiones de fans. Ser el juego más popular en la tierra no hace que Minecraft sea innovador. Dar a los aficionados el poder de construir el mundo y la comunidad que quieren, sí.