Assassin’s Creed Odyssey
© Assassin’s Creed Odyssey
Games

¿Vale la pena entrarle a Assassin's Creed Odyssey?

¿Sigues indeciso sobre si esta gran aventura griega es para ti? No te preocupes, nosotros te ayudamos a decidir.
Por Humberto Cervera
6 minutos de lecturaPublicado el
Assassin's Creed Odyssey llega en una temporada saturada de estrenos, y decidir en qué invertir nuestro presupuesto para videojuegos puede ser todo un reto. 
Después de pasar varias horas con Assassin's Creed Odyssey preparamos esta guía rápida que te ayudará a decidir si este nuevo título es para ti. 

Todas las razones para entrarle

Este no es el Assassin's Creed que recuerdas, así como en su momento Assassin's Creed II se sintió como la ejecución perfecta de todo lo que el original propuso, Odyssey se siente como la versión definitiva de todo lo que Origins quiso lograr. 
Assassin's Creed: Odyssey
Assassin's Creed: Odyssey
El juego es ahora un RPG ligero, todo está gobernado por sistemas y eso lo hace mucho más interesante. En realidad Assassin's Creed Odyssey se siente como un mundo en el que cohabitan al menos cuatro juegos diferentes y tu decides en cuales invertir tu tiempo. 
La experiencia más tradicional de Assassin's Creed es el sistema de "cultistas", los miembros del culto de Kosmos son tus objetivos de asesinato. A diferencia de títulos anteriores de la serie, ahora no sigues una historia lineal para matarlos uno por uno, todos los miembros del culto están por toda Grecia y tendrás que investigar sus identidades y ubicaciones. En cuanto las tengas ya podrás intentar asesinarlos, así de sencillo. 
Esta manera de enfrentar a tus objetivos de asesinato es en verdad refrescante y te hace sentir por primera vez lo que es ser un asesino. Aquí no se trata de hacer misiones lineales hasta desbloquear al siguiente objetivo, tu tendrás que investigar y hacer la talacha para poder encontrar a tus objetivos. 
Luego está el sistema de Guerra. El contexto histórico del juego es el de la Guerra del Peloponeso, Atenas y Esparta están compitiendo por el control de Grecia. Cada región está dominada por una facción, si quieres cambiar la facción que controla la región tendrás que sabotear a la facción dominante hasta desbloquear una batalla de conquista. Esto lo haces asesinando al líder de la región, asesinando soldados de la facción dominante, destruyendo los recursos de la facción, etc. 
En cuanto inicia la batalla de conquista tendrás que eliminar a los soldados, capitanes y héroes de la otra facción más rápido de lo que ellos eliminan a la facción que apoyas. Este sistema es inconsecuente para la narrativa del juego, pero es una experiencia en sí misma. Por mi parte, estoy decidido a lograr que toda Grecia sea dominada por Atenas. Recuerda que los Espartanos pueden parecer muy cool y todo, pero no dejan de ser una dictadura militar.  
Por último, está el sistema de Mercenarios. Según tu comportamiento en el mundo habrá quienes le pongan un precio a tu cabeza, entre más alto sea este más alto será el nivel de los mercenarios que vengan a cazarte. 
Cuando te están cazando tienes de dos, eliminar al mercenario o mercenarios que te buscan o encontrar a la persona que paga la recompensa que hay por ti y asesinarlo. Igual que el sistema de guerra, este sistema es inconsecuente para la narrativa del juego pero si tú así lo decides puedes hacer que tu experiencia se trate de ser el mercenario número uno de Grecia. 
Estos son los sistemas principales de Odyssey y se tocan entre ellos de maneras sutiles. Puede ser que un cultista es un general de una facción y al asesinarlo la debilitarse, puede ser que en medio de una batalla de conquista se aparece un mercenario que te esta buscando, etc. 
Estos sistemas por supuesto habitan un mundo hermoso, no hay otra palabra para describirlo. Ubisoft se voló la barda con su recreación de Grecia, si decides jugar solo como un explorador que quiere conocer el mundo y tomar fotos bonitas, se vale y el juego lo permite. 
Aunque la personalización o la conversación no es tan profunda como en un Fallout o algo así, Assassin's Creed Odyssey es un verdadero RPG ya que te permite jugar en el rol que quieras. Mercenario, guerrero, asesino, explorador, pirata, o todas las anteriores. Genuinamente tu capacidad para definir tu propia experiencia es impresionante. 

Las razones para evitarlo

El mundo del juego es verdaderamente inmenso y si estás fatigado de seguir jugando el mismo juego AAA de mundo abierto que la industria lleva regurgitando desde hace años, deberías de evitarlo. 
Sí, todos los sistemas y opciones que Ubisoft nos da para experimentar el juego son geniales, pero al final del día no son para nada profundas, bien dicen que el que mucho abarca poco aprieta. 
La historia principal esta bastante floja y aunque el juego promete ser un RPG, en el aspecto narrativo se queda corto. La posibilidad de poder conversar y guiar la historia fue algo que se mercadeo bastante agresivamente, pero en realidad el juego está lleno de decisiones falsas en las que tus opciones se reducen a "decir algo amablemente o lo mismo pero sarcásticamente" y el resultado es exactamente el mismo.  
El juego está saturado de contenido y no todo es valioso, para disfrutarlo al máximo vas a tener que aprender a diferenciar entre las misiones divertidas y las que solo son mandados genéricos. 
Otra cosa con la que vas a tener que hacer paz es que si quieres disfrutar el juego nunca vas a tener el equipamiento óptimo. Assassin's Creed Odyssey es muy generoso con las recompensas que te da y si cambiaras de armadura o arma cada que consigues una mejor pasarías más tiempo en los menús que jugando. 

Recomendaciones finales

  • Juega con Kassandra. Su actuación de voz es superior y aunque Alexios tiene exactamente la misma historia, su actor de voz todo el tiempo lo hace sonar como alguien muy pedante. 
  • A menos que pienses invertirle más de cien horas a este juego, aprende a reconocer el contenido que más vale la pena. Ignora los contratos y las misiones marcadas con un reloj de arena, son contenido generado de manera procedural que en general no es tan divertido. Si es una misión "Odyssey" o un quest marcado con un signo de exclamación dorado, generalmente vale la pena. 
  • Si un sistema de juego no te late, se vale ignorarlo. Concéntrate en lo que más te gusta y ya. 
  • Si empiezas a frustrate con un objetivo que no puedes cumplir o una misión que no puedes pasar se vale irte a hacer algo más, subir de nivel e intentar de nuevo. Hay demasiadas cosas que hacer como para clavarte con una que te está robando la paz. 
  • El mundo es inmenso. Usa el fast travel para ahorrar tiempo. 
  • Juega en modo exploración. Hace que todo sea mucho más interesante. 
Básicamente, Assassin's Creed Odyssey es la mejor iteración del mismo juego de mundo abierto que llevamos jugando desde hace años. Si te gustan ese tipo de títulos y no estas cansado de ellos, no dudes en jugarlo. Si ya no aguantas que la industria AAA solo entregue "lo mismo pero mejor" una y otra vez, es mejor que lo evites y busques alguna experiencia mas acotada y más profunda que esté más alineada con tus sensibilidades.