Film

Guía para que sepas qué zombi está por comerse tu cerebro

© AMC
Hay varios tipos de zombis, así que elaboramos esta guía para que sepas qué clase de criatura te está persiguiendo para tomar las medidas necesarias.
Por Wookie Williams / Red Bull MéxicoPublicado el
Los muertos vivientes son una de las figuras más recurrentes en la cultura popular actual, permeando series de televisión, películas, disfraces y hasta bebidas refrescantes (braaaaain freeze!). Hay varios tipos de zombis, así que elaboramos esta guía para que sepas qué clase de criatura te está persiguiendo para tomar las medidas necesarias.

Zombi de Romero

La primera versión del zombi que se popularizó viene de Night of the Living Dead, de George Andrew Romero, pero en realidad este no es el canon que hemos aprendido a identificar como “zombi”. En Night of The Living Dead, en realidad no es necesariamente que los muertos regresen a la vida, sino que los zombis, personas sin conciencia y sin razón, no se mueren, o no se quedan muertos como deberían después de recibir unos cuantos balazos. Pero estos zombis lo que quieren es matarte a ti y a tus seres queridos para comerse tus órganos. A diferencia de otros zombis más modernos, y a pesar de que estos son considerados el estándar del zombi, estos muertos vivientes todavía tenían funciones motoras, como la capacidad de subir escaleras, usar herramientas y le tenían miedo al fuego.
En la primera temporada de The Walking Dead, algunos de los zombis muestran estas capacidades, como la de abrir puertas. La gente reaccionó muy mal a esto, pensando que los zombis sólo pueden ser seres sin ninguna razón ni coordinación, pero en realidad, si tomamos al de Romero como el zombi que creó el canon, esto debería funcionar. Lo vemos también en películas como Let Sleeping Corpses Lie, de 1974.
Romero después fue cambiando un poco a sus zombis en películas como Dawn of The Dead y Day of The Dead. Incluso terminó por hacer zombis pensantes en Land of The Dead. Pero los no-muertos originales de la cultura pop son los de Night of The Living Dead, criaturas muy distintas a las que vemos ahora.

Zombi de Brooks

El canon definitivo del zombi moderno que vemos en prácticamente todas las películas y series de los últimos años viene de Max Brooks. Su Zombie Survival Guide, publicado en 2003, puso los puntos clave de cómo es un zombi y cómo combatirlo. Después, World War Z, la novela de Brooks de 2006, básicamente institucionalizó a los zombis y les dio las características que conocemos. Tomando muchos elementos de Romero, de Lucio Fulci, Sam Raimi y otro montón de directores, Brooks englobó a los muertos vivientes de distintos momentos y formalizó al zombi lento, sin capacidades motrices ni raciocinio, cuyo único instinto es comer para seguir andando, ávido de carne humana o animal, infectado por un virus y que solamente se puede matar destruyendo su cerebro o quemándolo. Es el zombi de The Walking Dead, de Tren a Busán, de los videojuegos de Left 4 Dead (salvo los zombis especiales) y Dead Rising y, curiosamente, no de la versión cinematográfica de World War Z. Cada serie o película tienen alguna variación que hace interesante su historia o trata de darle un giro al concepto, pero las bases del "walker" altamente contagioso y sensible al ruido que te quiere comer están delineadas aquí mejor que en cualquier otro lugar, incluso si estos zombis entran en comedias como Shaun of The Dead o Zombieland. Así que, si no has leído World War Z o Zombie Survival Guide, hazlo pronto. Es una de las mejores experiencias zombis que podrás encontrar.

Zombi corredor

Técnicamente, la única diferencia entre la horda de zombis del canon de Romero y Brooks y estos es su capacidad para correr. Mientras los otros avanzan lentamente, los de la versión cinematográfica de World War Z y la versión de Zack Snyder de Dawn of The Dead pueden correr, lo que los hace más escalofriantes para algunos y menos interesantes para otros. La idea del zombi como una masa de gente sin sentimientos ni razonamiento de la cual parece fácil escapar al principio, pero que a la larga se convierte en algo demasiado abrumador para dejar atrás no sólo es una metáfora de la sociedad moderna. También es lo que hace que los zombis sean especiales. Un zombi que corre puede ser más letal, pero pierde un poco el sentido de lo que significa un muerto viviente.

Zombi voodoo

Este es probablemente el zombi original, que es controlado por alguien más, generalmente un brujo o una sacerdotiza. En varias representaciones en la cultura pop, estos zombis son afrocaribeños, haitianos o de alguna otra isla, y es una especie de magia negra, o voodoo, lo que los controla, por lo que no necesariamente tienen que estar muertos. En películas como White Zombie, de 1932, considerada la primera aparición de zombis en pantalla, una pócima es lo que mata a las personas y las regresa a la vida bajo el control de un tipo siniestro. En otras, como The Serpent and The Rainbow, de Wes Craven, un brujo en Haití resucita a alguien que llevaba 10 años muerto para que haga sus obras malévolas. Estos zombis, aunque también son muertos vivientes, no están infectados por un virus, sino que alguien más está detrás de su comportamiento. Así que aquí cabrían incluso los White Walkers de Game of Thrones.

Infectados

En teoría, los zombis promedio, como los de Brooks, están infectado por un virus, así que esta no debería ser una categoría aparte. La diferencia es que estos infectados no están muertos. Pueden ser personas que se convierten en monstruos sin pasar por una resurrección. Por eso, los “zombis” de 28 Days Later pueden correr. En realidad, esas criaturas son infectadas al principio de la película con el virus de la ira, lo cual los hace, adivinaron, estar muy enojados y querer matar a todos. Pero sus motivaciones son distintas. Estos infectados no quieren comer porque ese es el único instinto que les queda, simplemente quieren matar por furia. Otros ejemplos de infectados son los superzombis de Resident Evil. Ahí, el virus T transforma a personas en aberraciones mutantes. Si bien se pueden considerar zombis, no están en la misma categoría que los de Brooks o Romero. Los zombis vampiro caben también aquí, como los que vemos en The Strain o I Am Legend.

Zombi comecerebros

Cualquiera de los zombis de esta lista podría comerse tu cerebro con gusto. Pero la idea de que los zombis dicen “braaaaains” y solamente están buscando lo que hay dentro de tu cabeza viene de The Return of The Living Dead. Esos zombis rompen todos los esquemas, porque aunque están muertos, pueden hablar, correr, interactuar y prácticamente hacer cualquier cosa que su antigua forma viva podía. La cinta de Dan O’Bannon de 1985 era igual partes comedia punk que horror, donde la zombificación era causada por un gas venenoso que reanimaba cadáveres. Los zombis aquí se parecen estéticamente a los del video de “Thriller”, de Michael Jackson.

Zombi científico

Es la clase de muerto viviente que sucede después de un experimento médico que resucita a un persona. Se podría discutir si Frankenstein es en realidad un zombi de esta clase, pero en realidad se trata de un ser creado a partir de trozos de cadáveres, no de un solo muerto. Sin embargo, la idea de la ciencia volviendo a la vida a alguien la podemos ver en Re-Animator y en sus secuelas, Bride of Re-Animator y Beyond Re-Animator (que en español se llamaba Resurrección Satánica ¯\_(ツ)_/¯).