Ver video3 minutos
Motorbike Enduro
Riding a Legend: Didier Goirand revive la leyenda del Volcán Paricutín
Conoce todo lo que pasó por la mente de Didier Goirand durante la producción de Riding a Legend, en la que revivió la famosa leyenda del volcán Paricutín.
Por Red Bull
Publicado el
Esta historia es parte de

Didier Goirand

MéxicoMéxico
Riding a Legend es un proyecto en el que Didier Goirand recorrió uno de los paisajes más impresionantes de México, al mismo tiempo que revivía la leyenda del volcán Paricutín. ¿Conoces esta famosa historia?
Motorbike Enduro · 14 minutos
Riding a legend
El Paricutín es el volcán más joven del mundo y está situado en el estado de Michoacán, México. Tras haber aparecido repentinamente en un campo de maíz en el año 1943, hizo erupción. Pero no fue una erupción ordinaria, ya que duró 9 años, 11 días y 10 horas.
La lava recorrió unos 10 kilómetros. No hubo víctimas humanas, pero el volcán dejó sepultado a dos poblados: Paricutín y San Juan Parangaricutiro.
Hoy en día, de ellos solo quedan los restos de una iglesia, completamente sepultada por la lava con excepción de su torre izquierda, única evidencia de la leyenda de Paricutín.
Didier Goirand realizó un recorrido lleno de acción sobre las formaciones de lava petrificada en San Juan Viejo, logrando unas tomas de gran impacto visual.
El encontrarme en un mar de lava y saber que estaba arriba de un pueblo sepultado, fue impresionante
Didier Goirand
Este proyecto de motorbike Enduro muestra un gran nivel de acción y habilidad por parte del rider mexicano, quien junto al equipo de Red Bull tuvo que enfrentar un terreno rocoso jamás antes recorrido en moto.
Luego de la hazaña de filmar Riding a Legend, entrevistamos a Didier Goirand para conocer de cerca sus pensamientos y anécdotas de lo que fue subir y bajar el volcán Paricutín en moto por primera vez en la historia.
Lograste con éxito el reto de conquistar el volcán Paricutín, ¿qué fue lo que más te gustó de este proyecto?
Lo que más me gustó de Riding a Legend fue la ubicación. Estar en un lugar tan mágico y con tanta historia, ¡no tiene comparación! Las vistas que teníamos eran increíbles.
Fuiste la primera persona en subir y bajar el volcán Paricutín en moto. ¿Cuál fue el mayor reto de Riding a Legend?
El mayor reto que tuve en este proyecto fue lograr subir el volcán, sin ayuda. Y tener que cuidar la moto durante la semana de grabación, ya que el terreno no perdona y podía frenar todo por algún problema mecánico en cualquier momento.
Dentro del proyecto sabemos que enfrentaste diferentes tipos de superficies, ¿cuál dirías que fue la más exigente?
Sin duda, la que más me costó afrontar fue la piedra volcánica de la iglesia. Era una superficie totalmente irregular, donde no podía agarrar ritmo y tenía que ser muy técnico. También me obligaba a cuidar mucho la moto porque un error ahí podría arruinarla muy fácilmente por lo afilada que estaba la piedra y los hoyos de más de 10 metros que había en el terreno.
¿Tuviste que preparar tu moto de alguna manera especial para este reto?
Sí, Riding a Legend comenzó planificando modificaciones en la moto. Tuve que hacer algunos cambios como ponerle otro tipo de llanta, ajustar el carburador para la altura correcta y que la potencia fuera óptima y, finalmente, cambiar la relación de los sprockets para lograr tener mejor tracción.
Sabemos que la historia del volcán Paricutín fue una catástrofe natural para los dos poblados de Paricutín y San Juan Parangaricutiro, ¿cómo describirías el sentimiento de andar sobre un pueblo sepultado por lava petrificada?
Fue algo totalmente mágico. El encontrarme en un mar de lava y saber que estaba arriba de un pueblo sepultado, fue impresionante. Simplemente con estar parado en ese lugar me sentía estupefacto.
Tuviste un gran equipo de producción para este proyecto, ¿tienes alguna anécdota divertida de cuándo estaban realizando el proyecto?
Fue una producción muy divertida y pasaron muchas cosas durante el proyecto. Fueron más experiencias de aventura y una que realmente me gustó fue ir a la cueva de lava de noche.
¿Qué fue lo que más te gustó de Riding a Legend?
Sin duda, el lugar.
Tuviste la oportunidad de interactuar con algunos personajes locales, ¿cómo describirías su admiración y reconocimiento al volcán Paricutín?
Sí, tuvimos oportunidad de conversar con personajes locales y nos dimos cuenta de que para ellos es una parte muy importante de sus vidas, ya que les marcó una nueva trayectoria y tuvieron que dejar atrás su pasado de manera forzosa. Este volcán es algo que estará impregnado en sus corazones para siempre.
Para este proyecto tuviste un gran equipo de producción a tu lado, resultando en unas tomas bastante especiales. ¿Cuál es tu toma favorita de esta producción?
Para mí todas las tomas fueron especiales. Cada una tiene lo suyo, ya que estaban en lugares diferentes del volcán. Pero una muy especial es la toma del dron cuando voy arriba del cráter.
¿Te atreves a resumir Riding a Legend en una frase?
Riding a Legend fue una aventura única, en un lugar mágico y con un gran equipo que recordaré toda mi vida.
Esta historia es parte de

Didier Goirand

MéxicoMéxico