Jamie Sterling en la playa en la Región de los Grandes Lagos, Estados Unidos, el 9 de marzo de 2011.
© Klein / Red Bull Content Pool
Surf

Así se surfea en la Región de los Grandes Lagos

¿Te imaginas ponerte un grueso traje de neopreno y luego recorrer un camino lleno de nieve que te llevará hasta la orilla de un gélido lago?
Por Alastair Spriggs
5 minutos de lecturaPublicado el
Fuertes vientos del noreste y temperaturas de -20 grados centígrados hacen que la tarde sea gélida en Scarborough Bluffs, Canadá.
El hombre del tiempo ha recomendado quedarse en casa, pero Larry Cavero tiene otros planes. Este especialista en la práctica del surf en agua dulce se pone el traje de neopreno y mira con atención la ola de dos metros que rompe cerca de la orilla.
“El mal tiempo trae energía y la energía produce olas. Cuando se dan las circunstancias ideales, en esta gélidas costas aparecen de repente olas extraordinarias… Es un pequeño milagro”, dice Cavero.
Para Cavero y otros especialistas del surf en lagos, encontrar una ola excelente no es ninguna fantasía. Pero para lograrlo son necesarias innumerables horas analizando las mareas, al mismo tiempo que se estudia la costa ayudado por Google Earth. El objetivo es encontrar rincones, calas, donde aparezca esa mágica ola.
Vamos, que surfear en un lago no es nada fácil. Dicho lo cual, aquellos que estén dispuestos a currárselo, podrán coger olas entre septiembre y abril al menos tres veces por semana.
¿Tienes lo que hace falta? Con la ayuda de Cavero hemos realizado una guía para desvelar las dudas más comunes a la hora de practicar el surf en agua dulce. ¿Cómo se forman las olas? ¿Qué equipamiento hace falta? Además de dar algunos consejos para los principiantes.

¿Cómo se produce el swell en un lago?

Al igual que ocurre en el océano, en los lagos es el viento el que crea las olas. Cuando el viento sopla sobre la superficie de un lago en calma crea una textura ondulante. Las moléculas de aire chocan con la superficie del agua y mueven las moléculas de agua en la misma dirección que el viento. Así se forman las olas.
El tamaño de la ola depende de la velocidad del viento, la duración del viento (cuánto tiempo está soplando) y la distancia de agua sobre la que sopla en la misma dirección. Para que las olas tengan un tamaño que permita la práctica del surf se tienen que combinar de manera positiva estos tres elementos.
Por lo general los lagos son pequeños, por lo que la distancia de agua sobre la que sopla el viento no es grande. Sin embargo, la Región de los Grandes Lagos en Canadá, debido a su tamaño, es capaz de producir marejadas de varios metros. La ola más grande (8.7 metros) medida hasta ahora se avistó en las afueras de Marquette, Michigan, en el Lago Superior, por lo que fue en Estados Unidos y no en Canadá.
La mayoría de las tormentas en la Región de los Grandes Lagos se mueven de oeste a este debido a la corriente que viene del polo norte. Por lo tanto, en los lagos Erie, Superior y Ontario, que están orientados en la misma dirección que las tormentas, en la costa oriental el oleaje es mayor porque los vientos pueden soplar durante más distancia.
Cuando se puede utilizar toda la extensión del lago para crear energía, las olas son mucho más grandes.

¿Cómo se sabe cuándo llegan las mejores olas?

“A partir de septiembre las temperaturas empiezan a bajar. Llegan vientos de más de 25 km/h que crean oleaje”, dice Cavero.
Como el viento es esencial para producir oleaje, en los lagos lo mejor es practicar el surf durante los meses más fríos y ventosos. El viento se crea por la diferencia de temperatura de las masas de aire, lo que provoca grandes cambios de presión. La temperatura del aire y del agua juegan un papel clave. El aire más frío y denso choca con el agua más caliente, lo que provoca energía.
“Tienes que ser un poco friki para ser capaz de leer la dirección del viento y encontrar de esta manera las mejores olas”, dice Cavero.
Apps como WindFinder, Windy, WeatherCAN, o NOAA te permitirán conocer con exactitud la velocidad del viento, el tamaño de las olas, la temperatura del aire, etc. WindFinder incluso te da predicciones con 10 días de antelación.

¿Cómo saber dónde están las mejores olas?

Si sabes la dirección de la marejada y el tamaño de la ola, podrás llegar a la costa donde deba estar el mayor swell. Para Cavero parte del encanto a la hora de practicar el surf en agua dulce es buscar las olas. Los Grandes Lagos tienen nada menos que 17.700 km de costa, por lo que ofrecen una gran oportunidad para la exploración.

¿Qué es lo que te vas a encontrar?

“Prepárate para batallar contra los elementos”, dice Cavero.
Por lo general, las mejores olas se dan cuando la climatología está peor. Lo que significa surfear con viento, frío, nieve, granizo o lluvia. Para ello es necesario utilizar un grueso traje de neopreno (5/4 mm o 6/5 mm), además de botas y guantes.
En los lagos las olas suelen durar menos tiempo y las secuencias vienen más espaciadas. “Una vez que te acostumbras a la mala climatología y a que los periodos son más cortos, te diviertes una barbaridad”, dice Cavero.
Jamie Sterling en la Región de los Grandes Lagos.
Vestido para la ocasión ✅