Cico, Pelezinho, y Taisuke antes del Red Bull BC One.
© Dimitri Crusz/Red Bull Content Pool
Baile

Únete a un equipo y multiplica la diversión: 5 razones para hacerlo

Bailar es algo maravilloso, pero lo es todavía más si tienes a personas a tu lado para compartir esa experiencia. Aquí tienes 5 razones por las que deberías unirte a un equipo.
Por FraGue Moser-Kindler
3 minutos de lecturaPublicado el

1. Tu equipo es una familia

“Tu equipo es una familia”, una frase que parece un tópico pero que tiene mucho de verdad. Un equipo comparte la misma pasión, en este caso el baile. Los equipos van evolucionando con lentitud. Suelen empezar siendo simplemente un grupo de amigos que practican juntos. Con el tiempo otras personas con la misma mentalidad y estilo de vida se van uniendo al proyecto.
Las amistades que han evolucionado de esta manera suelen ser muy profundas y van más allá del baile. Puedes contar con los miembros de tu equipo cuando necesites ayuda.

2. Conocimiento colectivo

El grupo se enriquece con el conocimiento y la experiencia de cada miembro. Puede haber un experto en acrobacias, mientras que otro podría entender mejor que nadie la música y la fluidez. Ambos pueden aprender el uno del otro, lo que hará que el grupo mejore. Si hay personas de diferentes edades, esto también supondrá una riqueza extra.
Un miembro del equipo podría necesitar ayuda, por ejemplo, después de una separación. Seguro que habrá alguien que haya pasado por esa experiencia y pueda aconsejarle. ¿No eres capaz de que una determinada app funcione en el smartphone de tu hija? Pregúntale al miembro más joven del grupo. ¿No puedes realizar tal movimiento? Pídele ayuda al más experto.

3. Motivación

Mejorar el nivel del baile hasta convertirlo en arte es algo que puede llevar toda la vida. Habrá momentos en los que no notemos ningún progreso, pero ello no hará que dejemos de entrenar.
En un equipo siempre hay alguien con una motivación extra que arrastrará a todos los demás. Si estás solo puede que no entrenes, pero junto con tus compañeros no podrás quedarte parado. El trabajo en equipo hará que enseguida vuelvas a sentir esa motivación interior.
El B-Boy Lilou en el cypher.

B-Boy Lilou en el cypher

© Nika Kramer/Red Bull Content Pool

4. Compañeros en las batallas y en las competiciones

En una competición nunca estás solo, tienes a tus compañeros de equipo. Has practicado con ellos en muchas ocasiones por lo que conoces los puntos fuertes y débiles de cada uno. Esta información permite al equipo elegir la mejor estrategia en la pista de baile.
Has hecho con los miembros del equipo multitud de entrenamientos y diferentes coreografías, lo que servirá para mejorar el nivel de tu freestyle. El trabajo en equipo servirá también para hacer crecer la potencialidad de cada individuo.

5. Inspiración

La gente con la que practicas tiene un gran impacto en la manera en la que bailas. La manera que tienen tus compañeros de moverse, su energía y su forma de enfrentarse al baile te servirá de ayuda para desarrollar tu propia creatividad y tu propio estilo.
Si practicas con alguien que tiene más energía que tú, con el tiempo tus movimientos se volverán más enérgicos. Si ves que tus compañeros realizan movimientos más complicados ello te servirá de reto para mejorar tu nivel de baile.
Poco a poco va naciendo lo que podemos denominar el estilo del equipo. Esto no quiere decir que todos los miembros vayan a bailar de la misma manera, pero sí que comparten una misma filosofía sobre cómo enfrentarse a la danza.
El Red Bull BC One All Stars

El Red Bull BC One All Stars

© Nika Kramer/Red Bull Content Pool