F1

Alonso gana la lotería de Malasia

Por Matt Youson
Alonso se hizo con lo que era una victoria improbable en Malasia el día que nacieron las estrellas,
Fernando Alonso celebra su victoria en el Gran Premio de Malasia de 2012.
Victoria para Alonso
La tormenta llegó al circuito de Sepang para romper con el orden establecido en el Gran Premio de Malasia. En su lugar, dio paso a una tremenda carrera en la que el público permaneció muy atento en el borde de sus asientos empapados. Alonso hizo una carrera brillante en la que se llevó la victoria pero, por primera vez, él y su equipo Ferrari no fueron los protagonistas de la historia. Tampoco lo fue Lewis Hamilton que, a pesar salir desde la pole, tuvo que conformarse con un tercer puesto. La persona de la que ahora habla todo el mundo es Sergio Pérez, de Sauber. A pesar de quedar en segunda posición, el mexicano parecía todo un ganador en la pista.
El encargado de dominar la carrera fue, sin duda, el tiempo. Un chaparrón justo antes de empezar, a las 4 pm, hizo que la mayoría de los equipos se decantara por neumáticos intermedios pero, con la tormenta que estaba prevista nada más empezar la carrera, el pitlane empezó a llenarse de coches que esperaban equiparse con neumáticos de lluvia. En cuanto la tormenta empeoró, vimos salir al safety car a pista y, al final, las banderas rojas señalaron que la carrera se suspendía momentáneamente tras ocho vueltas disputadas.
Bajo el resguardo que les proporcionaban los paraguas y tiendas, la situación de los coches difería bastante de la que habíamos visto en la parrilla de salida. El par de pilotos de McLaren, Hamilton y Button, conservó sus puestos al frente, aunque el que mejor ha salido de este evento algo corto fue Pérez. El piloto de Sauber hizo su parada para cambiar a neumáticos de lluvia pronto y, como resultado, consiguió colocarse en tercera posición. Michael Schumacher, tercero en la parrilla de salida, vio cómo Romain Grosjean le dejaba atrás, en la pista, después de que le tocara con el coche. Grosjean también tuvo alguna que otra dificultad y, tres vueltas más tarde, se salió de la pista y se quedó atrapado en la grava. Mark Webber, Fernando Alonso y Sebastian Vettel se hicieron con el cuarto, quinto y sexto puesto, antes de la pausa.
Sergio Pérez persigue a Fernando Alonso en el Gran Premio de Malasia de 2012.
Batalla real
Con el reinicio de la carrera, todos los pilotos tuvieron que equiparse, de forma obligatoria, con neumáticos de lluvia. Los pilotos de McLaren volvieron a tener una salida limpia pero todo cambió en cuanto hicieron sus paradas. Button hizo su parada pronto, en la vuelta 13; Fernando Alonso y Sebastian Vettel adelantaron a Mar Webber en la pista; Hamilton, Webber y Alonso hicieron todos sus paradas en la vuelta 14; Pérez y Vettel hicieron lo propio una vuelta más tarde; la parada de Hamilton pecó de lenta y, la de Button, probablemente hizo lo mismo por ser demasiado temprana para equiparse los neumáticos intermedios. El McLaren se colocó por detrás de Alonso y Pérez en el momento en que todo dio un giro. Button estaba contento por ir delante de su compañero de equipo pero esa satisfacción no le duró ni una vuelta, ya que su carrera se vio truncada después de que chocara con Narain Karthikeyan, de HRT, que aún no había hecho su parada en boxes y con el que luchaba por mantener su posición. Este incidente hizo que Hamilton se colocara tercero.
Ya no caía agua de las nubes pero la pista seguía muy mojada, por lo que el stint largo se hizo con los neumáticos intermedios. Alonso empezó liderando con ventaja a Pérez pero el mexicano comenzó a perseguirle peligrosamente. A medida que se iba acercando a las 20 vueltas de su stint, Pérez se le acercó mucho a Alonso pero el problema llegó al decidir cuándo hacer la parada. La pista estaba lo suficientemente seca como para equiparse con los lisos pero seguían esperándose más lluvias. Todo el mundo intentó retrasar su decisión pero, al final, tuvieron que parar. Todos ellos optaron por los lisos. Alonso fue el primero e hizo su parada en la vuelta 40, seguido por Pérez, que la hacía una vuelta más tarde, en la 41. Alonso consiguió permanecer al frente.
A Pérez solo le separaba un segundo de su rival pero no pudo encontrar una recta en la que hacer uso del DRS. En vez de eso, lo que hizo fue ir rápido en el sector medio del circuito. Tuvo que conformarse con una segunda posición para su equipo Sauber, el mejor resultado para el equipo desde que son independientes, contentísimos tras pasar la bandera de cuadros. “Siempre se ponían en contacto conmigo en el momento justo, sobre todo cuando hice la primera parada. Era el momento exacto. Lamentablemente, camino del final de la carrera, Fernando hizo su parada una vuelta antes que nosotros cuando la pista ya estaba seca, por lo que consiguió sacarnos ventaja. El ritmo que llevábamos era fantástico, iba rapidísimo. Tengo que darle las gracias al equipo porque ha hecho un trabajo excelente y me alegro mucho por ellos”.
Hamilton completó el tercer puesto del podio, tras realizar una carrera libre de problemas, mientras que Webber aprovechó el pinchazo que tuvo Vettel en las últimas partes de la carrera y que dejaron al campeón del mundo sin puntos.
La hora de la celebración
La hora de la celebración
Tras Webber, Kimi Räikkönen se aseguraba la quinta posición y Bruno Senna se hacía con un milagroso sexto puesto después de verse relegado a la última posición tras la primera vuelta. Paul di Resta terminó séptimo y Jean-Éric Vergne se hizo con sus primeros puntos en la F1 después de pasar de forma increíble desde la 18ª posición en la parrilla de salida hasta el octavo puesto.
Le di como un loco para poder seguir al pelotón
“No ha estado tan mal, ¿no?”, decía Jean-Éric tras la carrera. “Creo que nos ha ido bien. Al principio, la lluvia puso las cosas muy, muy complicadas. Yo seguí con los intermedios cuando casi todo el mundo se había equipados con los neumáticos de lluvia y, cuando íbamos detrás del safety car, le di como un loco para poder seguir al pelotón. ¡Íbamos haciendo aquaplaning incluso en las rectas! Al final, cuando la carrera volvió a su cauce, todo fue bien. Estoy muy contento con el resultado. Es genial”.
A través de la lluvia
A través de la lluvia
Probablemente, Vergne, Pérez y Senna se irán de Malasia más contentos que cualquier otro piloto, aunque el modo de conducir de Alonso en las condiciones que se vivieron es digno de todo un maestro. No hay duda de que siguen trabajando en su Ferrari pero, hoy, este hombre pudo dominar al completo su máquina. “La de hoy ha sido una de esas carreras en las que puedes quedarte fuera por culpa de las condiciones tan duras. Lo que nosotros hicimos fue quedarnos tranquilos y tratamos de hacerlo lo mejor que podíamos. Creo que el equipo ha hecho, una vez más, un trabajo fantástico. No solo hablo de cómo se ha preparado la carrera, sino por el fin de semana en general”, decía. “En la carrera, la salida y las paradas nos salieron perfectas, justo a tiempo. No podemos pedirle más a la carrera de hoy”.
¿Quieres saber más?