MTB

5 errores que debes evitar con tu mountain bike

© Leo Francis/Red Bull Content Pool
Mejora en el manejo de tu bici de montaña gracias a estos prácticos consejos.
Por Claire GormleyPublicado el
Cuando empiezas con el mountain bike hay mucho que aprender y, al igual que en cualquier otro deporte, es fácil coger malos hábitos. Pero no te preocupes, aquí tienes cinco errores típicos que suelen cometer los novatos. Identificamos el problema y te enseñamos a rectificarlo.

1. Los dedos de los pies sobre los pedales

Danny Hart en acción durante la Copa del Mundo de MTB.
Elige unos pedales que se adapten a ti
Da igual si usas pedales normales o automáticos, la posición de tus pies en los pedales es fundamental.
Podría parecer que lo más lógico es mantener el equilibrio sobre los dedos de los pies o con la “bola” del pie sobre el eje de los pedales pero esta posición va a forzar los músculos de las piernas.
Intenta poner la “bola” del pie un poco por delante (pero sin pasarte) del eje del pedal. Esta posición ayudará a que los músculos trabajen de forma fuerte y estable.
¿Buscas una bici nueva? Aquí tienes los consejos fundamentales.

2. Pedalear a través de una sección técnica

MTB · 3 minutos
Cómo saltar
Cuando eres un novato y vas a poca velocidad es posible que tengas que pedalear a través de las secciones de rocas y raíces. Lo que aumenta la posibilidad de que el pedal choque con algún obstáculo. Esto es algo que no siempre se puede evitar, pero que es posible paliar en gran medida eligiendo el material adecuado.
Aunque te pueda parecer natural rodar con una cadencia más alta, intenta llevar una marcha un poco más dura antes de entrar en la sección de rocas y raíces. Esto supondrá más esfuerzo para tus músculos pero al bajar la cadencia de pedaleo reducirás la posibilidad de chocar con el pedal contra un obstáculo.

3. No mirar lo suficientemente lejos

La rider de MTB, Veronique Sandler, rueda sobre un peralte en el Black Mountains Cycle Centre de Gales.
Veronique Sandler se apoya en un peralte
En el mountain bike la anticipación lo es todo, sin embargo muchos principiantes miran poco más allá de la rueda delantera.
Esto puede ocasionar algunos problemas (caídas). Si no eres capaz de ver con tiempo el próximo obstáculo en el sendero todo te llegará de sorpresa.
La próxima vez que estés en un sendero conocido acuérdate de mirar a lo lejos, así serás capaz de prepararte para el próximo obstáculo y adaptar la línea y la velocidad en consecuencia.

4. Pasar mucho tiempo sentado

Martin Maes en la zona de Stevie Smith en el Campeonato del Mundo de MSA.
Martin Maes cambió el enduro por el descenso
Puede que pienses que es una buena idea sentarte en tu cómodo sillín cuando el terreno se pone complicado pero vas a desperdiciar los mejores amortiguadores del mundo: tus piernas.
Tus piernas no solo te ayudarán a enjuagar los baches sino que además te permitirán separar el cuerpo de la bici. Así es mucho más fácil moverse y cambiar el peso, lo que te convertirá en un rider más rápido y seguro.
Si ves a los profesionales en acción, da igual que sea una carrera de descenso o enduro, comprobarás que apenas se sientan en el sillín. Así que es una técnica que merece la pena practicar.

5. Apretar demasiado los puños y estar muy tenso encima de la bici

Curtis Keene en California
Curtis Keene en California
Muchos principiantes acaban con dolor de manos, brazos y hombros. Esto se debe a que van tensos encima de la bici y a que aprietan con excesiva fuerza los puños del manillar.
Quizá te sentirás más seguro si agarras los puños del manillar como si fueses una lapa, pero así lo único que vas a conseguir es sentirte demasiado tenso, lo que hará más difícil moverte de forma dinámica encima de la bici.
Repítete este mantra "aprieta, pero no ahogues". Por supuesto, no debes sujetar el manillar de forma tan suave que te arriesgues a soltar las barras; pero si relajas tu agarre un poco, reducirás la rigidez de la parte superior de tu cuerpo y mejorará el control general en las secciones más técnicas.